Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LA PLAZA DE SOL, REFERENTE DE LA PROTESTA

15-M, el movimiento ciudadano que va y viene

Miembros del movimiento social 15-M durante la
Miembros del movimiento social 15-M durante la "Cabalgata Social", que ha discurrido desde la Puerta de Alcalá hasta la Puerta del Sol para "reivindicar el papel de la participación cidadana en la política
EFE
  • EFE. MADRID
Actualizada 11/05/2012 a las 06:00
El 15-M cumple en breve un año de vida, un periodo de tiempo en el que ha sufrido los vaivenes propios de la pasión, un sentimiento con el que se echaron a la calle miles de ciudadanos, indignados con la clase política y financiera, pero que poco a poco ha ido perdiendo presencia, una presencia que tratan ahora de reconquistar.

Dentro de dos días, el movimiento volverá a salir a la calle para conmemorar esa fecha, pero son muchos los que vaticinan que ya no irá acompañado de la marea humana que se 'enganchó' a sus proclamas desde los primeros minutos.

El movimiento ha sufrido altibajos y su impulsor, el colectivo Democracia Real, ha padecido hace unos días un conflicto interno después de que un grupo de ellos anunciara que la plataforma se constituiría como asociación, lo que ha desembocado en escisiones y hasta en "expulsiones".

La madrileña Puerta del Sol ha sido su emblema. Allí, el 15 de mayo de 2011, cientos de personas comenzaron a acampar en demanda de un cambio social y político después de una manifestación que terminó con disturbios y varios detenidos.

No fue la única manifestación de ese día, porque decenas de miles de personas, sin ningún tipo de símbolo político o sindical, protestaron también en otras ciudades españolas convocadas por la plataforma Democracia Real.

Así comenzó el movimiento de los indignados del 15-M: Sol se convirtió en el referente de la protesta y la bautizaron como la "Plaza de la Solución".

Fue el lugar donde quisieron mantener viva la protesta, donde numerosos voluntarios, acampados, formaron comisiones para organizar su cotidianeidad, pero también para debatir sobre ese cambio del sistema que consideraban necesario.

Todas esas reivindicaciones las trasladaron a las redes sociales -facebook y twitter-, a las que utilizaron para movilizarse.

Pero además, la web "tomalaplaza.net" aunó los distintos movimientos en las diferentes capitales y se ha convertido en el lugar por excelencia desde el que informan de sus actos.

Hay muchas fechas para recordar, pero hay algunas que no se podrán olvidar y mensajes que aún hoy se siguen escuchando en manifestaciones, como "Que no, que no, que no nos representan" ó "Lo llaman democracia y no lo es".

Los días 21 y 22 de mayo, la jornada de reflexión y el día de las elecciones autonómicas y municipales, las concentraciones se mantuvieron en numerosas ciudades españolas, a pesar de que la Junta Electoral Central las prohibió, una decisión corroborada por el Tribunal Supremo y el Constitucional.

Las plazas se llenaron de "indignados" contra la clase política y las grandes empresas, una imagen que recogieron periódicos como el Washington Post, y las movilizaciones traspasaron las fronteras españolas y se trasladaron a ciudades del resto de Europa y Estados Unidos y Canadá.

Y hasta la revista "Time" llevó a su portada a varios "indignados" españoles en los perfiles que elaboró para su edición especial sobre la "Persona del año", que dedicó en 2011 al manifestante, para homenajear las movilizaciones de la primavera árabe y los movimientos de protestas en países como España o EEUU.

Convocados y unidos a través de las redes sociales por los indignados españoles, los ciudadanos fueron conformando un movimiento heterogéneo en cuanto a formación, edad e ideología, pero con un argumento común, la indignación con el sistema.

Los congregados en el kilómetro cero de Madrid decidieron prolongar al menos una semana su protesta, y prosiguió pese al desgaste diario y pese a la denuncia de los comerciantes de la zona de la caída de ventas por los acampados.

Las acampadas continuaron en varios lugares, pero lo que empezó siendo una protesta de ciudadanos "indignados" comenzó a degenerar, para algunos, en un asentamiento ilegal.

Y comenzaron los desalojos y las operaciones policiales para desmantelarlos: el de la plaza de Cataluña provocó graves disturbios y 121 heridos.

Las asambleas se trasladaron a los barrios y a los municipios de las autonomías en forma de asambleas populares y los acampados en Sol, después de numerosos debates, se retiran de "su plaza".

Sin embargo, su voz se siguió escuchando en días clave, entre tiras y aflojas con la Policía, como en el que se celebró el debate del Estado de la Nación o durante la Jornada Mundial de la Juventud, y sobre todo su apoyo ha sido permanente hacia las numerosas personas desahuciadas casi a diario por no poder hacer frente al pago de sus hipotecas.

En la jornada de reflexión de las elecciones generales del 20-N también se escucharon sus reivindicaciones, como también lo hicieron en la manifestación contra la reforma laboral.

El 12-M, los "indignados" volverán a tomar la calle y muchos no ocultan su intención de volver a acampar en Sol para celebrar el aniversario, a pesar de que lo tienen prohibido. Ese día se volverá a medir la temperatura de la marea.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE