Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

CRISIS EN LIBIA

Los rebeldes libios nombran un presidente de Gobierno interino

 El nuevo presidente provisional tendrá la facultad de nombrar a sus ministros

  • EFE. Argel
Publicado el 23/03/2011 a las 14:21
Los rebeldes libios han designado a Mahmud Yabril como nuevo jefe de Gobierno interino, en lo que parece un cambio en la estrategia seguida hasta ahora por el Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTR), creado el pasado 27 de febrero, informó el canal catarí Al Yazira.

Según la fuente, el nuevo presidente provisional, que estaba al frente del comité de crisis para asuntos militares y exteriores, tendrá la facultad de nombrar a sus ministros.

El nuevo jefe de Gobierno provisional ha desempeñado la representación exterior del CNTR hasta ahora y había viajado a París para encontrarse con el presidente galo, Nicolás Sarkozy, el primero en reconocer oficialmente a los rebeldes.

Considerado un reformista, su designación puede interpretarse como un paso hacia el reconocimiento exterior, aunque hasta ahora los rebeldes habían evitado esa denominación para tratar de aminorar el riesgo de división en el país.

Su elección, con la sede de un Gobierno provisional en Bengasi, la capital rebelde, supone de hecho la existencia de dos gabinetes en el país y la partición de facto del territorio libio.

A la falta de organización de la revuelta y las protestas iniciadas en Bengasi el pasado 16 de febrero que un día después sacudieron el país de este a oeste, se sumó la ausencia de un liderazgo claro, que fue asumido de manera improvisada por Mustafa Abdeljalil, ex ministro de Justicia de Muamar al Gadafi.

Sin embargo, las disonancias se hicieron evidentes desde el primer momento por su particular interpretación de las decisiones del CNTR, cuyo vicepresidente y portavoz oficial, Abdelhafiz Ghoga, tuvo que desmentirle en varias ocasiones.

Especialmente cuando, sin el consenso del resto de los consejeros, abogó por aceptar una salida para Gadafi con garantías de que los rebeldes no perseguirían penalmente al coronel, palabras que desataron una tormenta entre los consejeros y airados desmentidos.

A la ausencia de un liderazgo claro y visible, se había sumado la total descoordinación de los milicianos que han actuado en el plano militar con total falta de estrategia, lo que quedó evidenciado cuando Gadafi lanzó su contraofensiva y alcanzó las inmediaciones de Bengasi, donde sus tropas fueron detenidas por los ataques aéreos de la coalición internacional. 
volver arriba

Activar Notificaciones