Lagarde ganará 381.500 euros al frente del FMI, un 10% mas que su antecesor

  • "Sé que los acontecimientos no han sido agradables para nadie", señaló en una carta a los empleados

Imagen de la noticia

Christine Lagarde saluda a John Lipsky, director gerente en funciones del FMI, en la sede en Washington. REUTERS

Imagen de la noticia

La periodista Tristane Banon y su abogado, David Koubbi. REUTERS

1
Actualizada 06/07/2011 a las 02:00
  • TERESA BOUZA . EFE. WASHINGTON

La francesa Christine Lagarde asumió ayer las riendas del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el compromiso de seguir "los más altos estándares de conducta ética" y una repleta agenda de trabajo en la que Europa ocupa un lugar destacado.

Por los quebraderos de cabeza a los que se tendrá que enfrentar, Lagarde recibirá unos emolumentos de 381.500 euros, que incluyen un salario de 323.500 euros más un complemento de 58.000 euros, según su contrato difundido ayer por el Fondo. Por tanto, cobrará un 10% más que su predecesor, Dominique Strauss-Kahn.

Además, en el contrato se especifica que Lagarde deberá seguir "los más altos estándares de conducta ética", con "integridad, imparcialidad y discreción", y que deberá evitar cualquier "apariencia de conducta inapropiada".

Reunión con la plantilla

Ninguna de estas exigencias aparecían en el contrato que firmó Strauss-Kahn, a quien se le exigía como única condición "seguir los estándares de conducta aplicables al personal del FMI".

A Lagarde también se le hace esta recomendación, pero además se le insta a participar "de vez en cuando en los programas de entrenamiento ético" que son obligatorios para el personal.

Salvo estas adiciones, los términos de este contrato son prácticamente idénticos al que su predecesor firmó en septiembre de 2007 salvo en lo que respecta al salario, que, según establece, se ajustará a la evolución de los precios en el área de Washington.

Strauss-Kahn firmó con un salario anual de 292.00 euros, al que se sumaba un complemento de 51.800 euros.

La exministra de Finanzas fue recibida a su llegada a la sede del FMI por el hasta ahora director gerente en funciones, el estadounidense John Lipsky, y el decano del consejo ejecutivo del organismo multilateral, el egipcio Shakour Shaalan.

Lagarde, de 55 años, se reunió ayer con los empleados del Fondo, a quienes prometió trabajar duro para superar el difícil momento por el que atraviesa el organismo tras la dimisión del exdirector gerente Dominique Strauss-Kahn, acusado de intento de violación en Nueva York.

"Sé que los recientes acontecimientos no han sido particularmente agradables para ninguno de vosotros ni para la institución en su conjunto", afirmó Lagarde en un correo electrónico enviado a los empleados.

"Trabajaré realmente duro para superar ese mal trago y asegurarnos de que concentramos nuestros esfuerzos en la dirección correcta, que consiste en generar un trabajo excelente con un buen esfuerzo colectivo", añadió Lagarde.

Su agenda incluye también un encuentro con los 24 miembros del consejo ejecutivo y con los directivos de la asociación de empleados del organismo.

La primera mujer que dirigirá el Fondo asume el cargo en medio de una gran incertidumbre en Europa por la crisis en Grecia, la inestabilidad en Oriente Medio, las señales inflacionarias en los países emergentes y un fuerte repunte en los precios de las materias primas.

Los riesgos de Grecia

La agencia de calificación de riesgo estadounidense S&P alertó el lunes de que la propuesta franco-alemana para que el sector financiero privado participe en el segundo plan de rescate de Grecia podría suponer un impago por parte de Atenas.

S&P agregó que las consecuencias de un impago griego se dejarían sentir en todo el mundo, y dudó de la capacidad de Grecia para cumplir los requisitos impuestos por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI.

"El Fondo tiene muchas cosas con las que lidiar con una recuperación global desigual, el resurgir de desequilibrios, unos flujos de capital potencialmente desestabilizadores, alto desempleo, creciente inflación y situaciones difíciles en distintos países", dijo Lagarde durante su entrevista para el puesto el 23 de junio.

La Fiscalía podría retirar los siete cargos contra Strauss-Kahn

El culebrón judicial que protagoniza Dominique Strauss-Kahn a ambos lados del Atlántico se complica. Los diarios Wall street Journal y The New York Postpublicaban ayer que la Fiscalía de Manhattan podría retirar pronto los siete cargos contra el exdirector general del FMI tras haber examinado las "mentiras" de la presunta víctima, una camarera de origen guineano.

El abogado de la empleada del hotel Sofitel anunció una demanda contra el diario neoyorquino por difamación. En los últimos días, varios reportajes relataban que esta mujer ejercía la prostitución en su puesto de trabajo.

El caso no ha parado de dar giros imprevistos desde la pasada semana. El pasado jueves se conoció que los fiscales tenían serias dudas sobre la "credibilidad" de la presunta víctima, quien mintió no sólo sobre su petición de asilo hace nueve años sino, al parecer, también en torno a las circunstancias de la agresión.

Las mayores dudas surgieron sobre todo en torno a sus declaraciones en cuanto a cuándo realizó la mujer la primera denuncia. "Nadie va a creer lo que salga de su boca", dijo una fuente cercana.

Denuncia en París

Mientras, la periodista francesa Tristane Banon interpuso ayer su anunciada denuncia contra Strauss-Kahn por intento de violación. La joven, de 32 años y cuya familia es cercana a la de Strauss-Kahn, aseguró que en 2007 que el político había tratado de violarla en 2003, cuando le entrevistó para preparar un libro, pero que no denuncio los hechos en el momento por consejo de su madre. Banon y su abogado son conscientes de los problemas, según dijeron ellos mismos. "Sé muy bien que me cree la mitad de la gente y la otra no", dijo la mujer.

Después de "ocho años de infierno" sabe, sin embargo, que un proceso judicial es la única posibilidad de dejar atrás los acontecimientos: "No puedo seguir escuchando que soy una mentirosa porque no presenté una demanda". Su abogado, David Koubbi, afirmó que la demanda es "extremadamente sólida y fundada".

Por ahora es un misterio cuáles son esos indicios o pruebas. Koubbi sólo dijo que hay testigos que calmaron a su cliente después del intento de violación cuando esta tenía 23 años.

En caso de ser hallado culpable por la ley francesa, Strauss-Kahn podría ser condenado a 15 años de cárcel. Sin embargo, Banon debe demostrar que no fue "sólo" víctima de un ataque sexual simple, ya que en ese caso, a diferencia de un intento de violación, el caso ya habría prescrito.

Selección DN+


  • pues bien empezamos
    (06/07/11 09:55)
    #1

    O sea recomiendan bajadas de salarios etc etc etc y de entrada se sube el sueldo un 10% . Como para hacerles caso.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra