Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TAWAKUL KARMAN ACTIVISTA YEMENÍ

Contra el régimen de Saleh desde 2007

  • EFE. SANÁ
Actualizada 08/10/2011 a las 01:02

La yemení Tawakul Karman se ha convertido en un icono de la oposición contra el régimen. Desde su tienda de campaña en la plaza de Al Taguir (Cambio) en Saná, a Karman no le sobra tiempo en su protesta diaria contra el presidente del Yemen, Ali Abdalá Saleh, ya que no deja de contestar las llamadas telefónicas, y saludar a los transeúntes y jefes tribales que se le acercan.

Antes de que la oposición a Saleh iniciase la revuelta en la que el Yemen se halla inmerso desde el pasado 29 de enero, esta mujer nacida en 1979 ya era conocida por organizar manifestaciones y acampadas contra el gobierno desde 2007.

Casada y con tres hijos, Karman coordina el llamado Consejo de los Jóvenes de la Revolución Árabe y es presidenta de Mujeres periodistas sin cadenas, que creó en 2005.

"Soy una ciudadana del mundo, la tierra es mi patria y la humanidad es mi nación", escribe Karman en el perfil de su página de Facebook.

Cabeza visible del movimiento opositor, fue arrestada incluso antes de que estallaran las protestas, pero poco después fue liberada y en seguida volvió a la carga contra el régimen. Karman, que se define ideológicamente como moderada, pertenece al Partido de Reforma Islámica (Al Islah), brazo político del grupo conservador Hermanos Musulmanes y principal fuerza política opositora.

ELLE JOHNSON SIRLEAF PRESIDENTA DE LIBERIA

La "Dama de Hierro" y pacificadora de su país

Ellen Johnson Sirleaf es presidenta de Liberia desde 2006, cuando se convirtió en la primera mujer en ocupar una jefatura de Estado en África.

Johnson Sirleaf también es conocida por haber contribuido a poner fin al conflicto armado en Liberia y a la caída del anterior presidente, Charles Taylor, al que un tribunal internacional juzga por crímenes contra la Humanidad.

Apodada en su país la Dama de Hierro, Johnson Sirleaf, de 72 años, opta a un segundo mandato en las elecciones presidenciales previstas para el próximo martes.

Nacida el 29 de octubre de 1938 en Monrovia, estudió economía en la Universidad estadounidense de Harvard y a comienzos de la década de 1970 ocupó el cargo de secretaria de Estado de Finanzas.

En 1979 fue nombrada ministra de Finanzas en el Gobierno del presidente William Tolbert, cuyo derrocamiento y posterior asesinato, en 1980 por el sargento Samuel K. Doe, le obligaron a abandonar el país.

Regresó a su país en 1985 para presentar su candidatura al Senado. Un discurso público, en el que criticó el régimen militar, le valió una condena de diez años de cárcel.

De 1992 a 1997 dirigió la oficina para África del Programa Regional para el Desarrollo de Naciones Unidas y también trabajó para el Banco Mundial.

ROBERTA GBOWEE ACTIVISTA LIBERIANA

La mujer que envió "al diablo al infierno"

La activista liberiana Leymah Roberta Gbowee lideró un movimiento pacifista integrado por mujeres que logró el anhelado sueño de poner fin a la guerra civil que devastó Liberia entre 1989 y 2003.

Tras 14 años de un conflicto en el que murieron más de 200.000 personas, Gbowee, que es cristiana, unió a mujeres de distintas religiones para exigir el fin de la guerra, indica el documental producido recientemente sobre su vida Reza para que el diablo vuelva al infierno.

Miles de mujeres liberianas se trasladaron a Ghana en junio de 2003 para llevar a cabo una manifestación pacífica frente al lugar donde se llevaban a cabo las negociaciones entre los implicados en el conflicto, que habían llegado a un punto muerto.

Las activistas, ataviadas con una camiseta blanca, formaron un cordón alrededor del edificio y aseguraron que no se moverían de ahí hasta que se llegara a un acuerdo ni mantendría relaciones sexuales con sus maridos.

Las fuerzas de seguridad amenazaron con dispersar la concentración, a lo que ellas respondieron que de ser así, se desprenderían de su ropa y se quedarían desnudas en la calle, lo que disuadió a los militares de cualquier actuación.

Sus manifestaciones culminaron en el exilio de Charles Taylor, el hasta entonces presidente del país, y en la elección en 2006 de Ellen Johnson Sirleaf, coganadora del Nobel, como nueva presidenta de Liberia.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE