Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NAUFRAGIO

El buque encallado ante la costa de Nueva Zelanda se parte en dos

Fotografía cedida que muestra al barco de cargamento Rena encallado luego de que su casco se partiera en dos debido al fuerte oleaje, el viento y la lluvia que se registró en Mt Maunganui, Nueva Zelanda

Fotografía cedida que muestra al barco de cargamento Rena encallado luego de que su casco se partiera en dos debido al fuerte oleaje, el viento y la lluvia que se registró en Mt Maunganui, Nueva Zelanda

EFE
0
08/01/2012 a las 09:16
  • EFE. SÍDNEY (AUSTRALIA)
El buque carguero liberiano Rena se partió en dos a causa del fuerte oleaje y después de permanecer encallado cerca de la costa de Nueva Zelanda durante tres meses, indicaron las autoridades marítimas neozelandesas.

La parte de la popa del barco de 47.000 toneladas se separó unos 30 metros de la proa, que continúa sobre los arrecifes a pesar del constante impacto de las olas que han alcanzado los seis metros de altura, señaló el Centro Marítimo de Nueva Zelanda.

La rotura del casco del Rena ha causado la caída al agua de unos 300 contenedores, troncos de madera y otra carga que transportaba cuando el pasado 5 de octubre encalló en el arrecife de Astrolabe, a unos 12 kilómetros de la ciudad portuaria de Tauranga, en la Isla Norte.

Las autoridades se preparan ante la posibilidad de que haya un nuevo vertido de combustible, a pesar de que se desconoce la cantidad que queda todavía en el buque.

"Aunque de momento no se ha registrado ningún vertido significativo de combustible, con el actual estado de fragilidad del Rena es probable que haya nuevas pérdidas", dijo el jefe de zona de la agencia de rescate marítimo, Alex van Wijngaarden.

Desde que el Rena encalló, los equipos del servicio de emergencias marítimas han extraído de sus depósitos más de 1.000 toneladas de combustible, de las 1.300 que guardaba.

El barco vertió tras encallar unas 350 toneladas que causaron una marea negra que llegó hasta las costas de Tauranga, donde durante semanas se llevaron a cabo tareas de limpieza y rescate de aves y otros animales.

"Los riesgos para el medio ambiente son solo una fracción de lo que eran en octubre", dijo en rueda de prensa el Ministro de Medio Ambiente, Nick Smith.

De los 837 contenedores que anoche había a bordo del barco, entre 200 y 300 cayeron al agua, de los cuales, un tercio han sido recuperados o atados a boyas.

Otros fueron vistos flotando a la deriva junto a grandes cantidades de escombros lo que obligó a las autoridades a emitir una nueva alerta sobre los riesgos para la navegación por la zona.

Las autoridades han imputado al capitán del Rena y el segundo oficial, quienes supuestamente provocaron el naufragio al realizar una maniobra brusca para acortar la ruta.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra