Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Berlusconi se juega hoy el cargo en la votación de la moción de confianza

  • El empate del martes a 290 votos en las cuentas del año ha colocado al Gobierno italiano contra las cuerdas

Imagen de la noticia
Aspecto de la Cámara después de que los diputados de los partidos de la oposición abandonaran sus escaños al intervenir Berlusconi. AFP
Imagen de la noticia
Horas bajas para Berlusconi. AFP
  • EFE. ROMA
Actualizada 14/10/2011 a las 00:03

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, pidió ayer ser respaldado en la cuestión de confianza que se votará hoy, viernes, en la Cámara de los Diputados, amparándose en la crisis económica y afirmó que su Gobierno es el único capaz de sacar el país adelante.

Berlusconi acudió a las 11.00 horas a la Cámara de Diputados donde pronunció un discurso de más de veinte minutos y solicitó la renovación de la confianza, porque su Gobierno "es el único democráticamente habilitado para defender el interés nacional y sobre todo, ahora con la urgencia impuesta por la crisis", ante la falta de "una alternativa creíble para defender al país de la crisis".

El primer ministro alejó la hipótesis de un Gobierno técnico al asegurar que "solo si falla la cuestión de confianza, se debe ir a las elecciones como indican las bases de la democracia. No hay alternativa".

Berlusconi dirigió su discurso prácticamente a sus correligionarios, pues los partidos de la oposición italiana decidieron conjuntamente ausentarse del hemiciclo y no escucharle, a excepción de los "radicales" que acudieron "por respeto a la institución. Il Cavaliere hizo referencia al empate a 290 votos a favor y 290 en contra del pasado martes, que impidió la aprobación del texto sobre las cuentas del Estado de 2010, una derrota que le obligó a pedir la cuestión de confianza a su Gobierno.

"Situación anómala"

"Un incidente parlamentario -agregó- en el que la mayoría tiene la responsabilidad y por el que me excuso personalmente porque generó el martes pasado una situación anómala que debemos solucionar con un voto de confianza".

El primer ministro apeló en su alocución a la crisis económica: "El Gobierno pide que le sea confirmada la confianza porque es perfectamente consciente de los riesgos que corre el país y lo pide porque está convencido de que los tiempos impuestos por los mercados no son mínimamente compatibles con aquellos de ciertas liturgias políticas".

Y arremetió contra sus adversarios: "La oposición está dividida y fraccionada e incluso ha desaparecido", dijo irónicamente en referencia a los partidos opositores ausentes del hemiciclo.

"Si sube al poder (la oposición) lo primero que hará es devolver al remitente la carta que nos envió el Banco Central Europeo", señaló en referencia a la carta enviada por el Banco Central Europeo en la que indicaba al Gobierno italiano las medidas que debía adoptar para su plan de ajuste.

Silvio Berlusconi hizo mención al último plan de ajuste aprobado por el Parlamento por un valor de 54.500 millones de euros del que sostuvo "requiere un gran esfuerzo y es muy doloroso" y también al llamado "plan de desarrollo" que el Gobierno quiere presentar el próximo 20 de octubre.

CLAVES

La oposición califica de "penoso" el discurso. En una situación que no se veía desde 1924, la oposición abandonó la Cámara. Después, los diputados de Unión de Centro, Partido Democrático, Futuro y Libertad, Alianza para Italia e Italia de los Valores, calificaron de "penoso" el discurso de Berlusconi.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE