Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

POLÍTICA DE MEDIO AMBIENTE

Obama lanza su plan de choque contra el cambio climático

  • retende reducir un 32% las emisiones energéticas antes de 2030 y forzar una migración rápida del carbón a las renovables en todo Estados Unidos

Obama lanza su plan de choque contra el cambio climático
Un momento de la presentación del plan de Barack Obama.
AFP
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 04/08/2015 a las 06:00
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó este lunes 3 de agosto un plan legislativo que comprometerá a su país, por primera vez, en la lucha global contra el cambio climático. Si logra superar los obstáculos legales que ya le ha anunciado la oposición republicana, las nuevas normas obligarán a reducir un 32% las emisiones de gases de efecto invernadero de las centrales eléctricas antes de 2030. El segundo mayor emisor del mundo, tras China, se suma así a la Unión Europea en su compromiso por evitar que la temperatura media del planeta aumente dos grados antes que acabe el siglo.

"El cambio climático es la principal amenaza a la que se enfrenta el mundo", aseguró  Obama durante la presentación del plan. Estados Unidos no se sumó al Protocolo de Kyoto, de 1992, pero todo apunta a que impulsará con fuerza que se logre un acuerdo global a finales de 2015 en la cumbre de París. Hasta ahora, la Unión Europea -que ha prometido una reducción del 40% en 2030- lidiaba casi en solitario con esta labor, que requerirá que se sumen todas las grandes economías de mundo. Según la comunidad científica, o se llega a un pacto global muy ambicioso o las consecuencias para el planeta -y para los seres humanos- serán dramáticas.

El plan de Obama va un poco más allá de lo previsto, ya que está inspirado en una propuesta de la Agencia de Protección del Medio Ambiente estadounidense que reclamaba una reducción del 30% en quince años. Su Plan de Energía Limpia aumenta hasta el 32% el recorte de emisiones que deberán acometer las plantas energéticas del país antes de 2030. Si entra en vigor, supondrá el cierre definitivo de cientos de plantas eléctricas de carbón y una migración rápida a otras fuentes de energía limpia como la solar y la eólica. De este cambio vendrá buena parte de la oposición al plan, que el Partido Republicano ya ha anunciado que será virulenta, más aún con las próximas elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina. Dos de los aspirantes a candidato republicano a la presidencia del Gobierno de Estados Unidos, Jeb Bush y Marco Rubio, ya han anunciado su total oposición al plan de Obama. La han calificado de catastrófica para la economía, y aseguran que supondrá que aumenten el paro y la factura de la luz en todo el país. Según el actual presidente, sin embargo, la estrategia creará nuevos puestos de trabajo y reducirá en más de 70 euros anuales el gasto en electricidad de sus ciudadanos.

CANDIDATURAS ELECTORALES

La batalla se prevé enorme, porque también han entrado en ella algunos de los multimillonarios más activos dentro de la política estadounidense. Los hermanos Koch, propietarios de una de las compañías más grandes del país -precisamente de tratamiento de carbón, petróleo y otros derivados- han anunciado que destinarán todo el dinero que haga falta para apoyar a un candidato que se oponga activamente a cualquier medida a favor de las renovables o contra el cambio climático. De momento ya han dedicado más de 100 millones de dólares -unos 90 millones de euros-. Por su parte, el multimillonario ambientalista Tom Steyer, gestor de hedge funds e inversor, ha prometido jugosas sumas de dinero al candidato que apueste con vigor por políticas que prevengan el calentamiento global.

Como los acuerdos de Naciones Unidas primero se firman y después se ratifican -y solo esto último los hace vinculantes y les da validez-, puede que los cambios que propone el plan legislativo que propone Obama se queden en meras intenciones si un candidato republicano llega a la Casa Blanca y comienza a gobernar a partir de 2017. Muchos de los mandatarios más destacados del partido conservador estadounidense ni siquiera aceptan la existencia de un cambio climático causado por el hombre, pese a las abrumadoras evidencias al respecto y los recurrentes avisos de los científicos especializados en el tema. Durante la presentación del plan, Obama, por su parte, ha justificado su plan en los datos y las advertencias de los científicos. "Podemos llegar demasiado tarde a tratar de resolver el problema del cambio climático", aseguró. Y explicó que, si el mundo no actúa con decisión, puede que los efectos para la humanidad sean irreversibles.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE