Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Inmigración

Italia improvisa campos de asilo ante el cierre de las fronteras europeas

  • El país da cobijo y ayuda a a los cientos de inmigrantes que se han quedado bloqueados en el país

Inmigrantes en la frontera entre Italia y Francia.

Inmigrantes en la frontera entre Italia y Francia.

EFE
0
15/06/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • EFE. Roma
Tiendas de campaña, espacios comerciales y hasta túneles, son los "campos de refugiados" improvisados que Italia ha instalado para dar cobijo y ayuda a los cientos de inmigrantes que se han quedado bloqueados en el país tras el cierre de las fronteras de los Estados vecinos.

Son centenares de inmigrantes, en su mayorías eritreos y sudaneses, llegados en pateras desde Libia y atrapados en una Italia en la que no se quieren quedar y con destino a una Europa que nos les quiere.

Se supone que esta situación se ha creado ante el cierre del espacio europeo de Schengen hasta este lunes, 15 de junio, debido a la ya finalizada cumbre del Grupo de los Siete (G7) celebrada en Alemania y por lo que los países limítrofes Francia, Austria y Alemania impiden el paso a los inmigrantes.

Por eso, desde hace días vagan por las estaciones de las principales ciudades italianas en la espera de coger el tren que les lleve a Suecia, Alemania o Francia, donde encontrar a sus familiares, y cuyo billete han pagado con un enorme esfuerzo económico que les ha dejado sin dinero.

Otro centenar de ellos pasó la noche como protesta en equilibrio sobre los escollera del puerto de Ventimiglia, la localidad de la región italiana de Liguria que linda con Francia, después de que la Gendarmería francesa les haya impedido el paso.

Aunque con retraso, tras días de polémica, las autoridades italianas se han movilizado para crear improvisados campos de refugiados en Ventimiglia y en las proximidades de las estaciones Tiburtina de Roma y la Central de Milán.

Desde esta noche, los llamados "cubos" en plexiglás, que se alquilan fuera de la estación Central de Milán como espacios comerciales, han sido destinados a dar cobijo a los cientos de inmigrantes que, hasta ahora, pasaban el día en el interior de la estación o en la plaza y jardines aledaños.

No todos se fían y han preferido seguir durmiendo a la intemperie, explicó uno de los voluntarios que asiste y lleva comida a estas personas, pues explicó que cree que se trata de una "estratagema" para identificarles.

Al menos, en estos espacios, las organizaciones humanitarias y los voluntarios han podido organizarse para dar tres comidas a estos inmigrantes, que hasta ahora tenían que comer tirados en la calle.

"Sé que no son lugares idóneos, pero la Estación nos ha puesto a disposición estos espacios y estas personas necesitan una solución", explicó el concejal de Políticas Sociales del ayuntamiento de Milán, Pierfrancesco Majorino.

En Roma, el ayuntamiento y la Cruz Roja han instalado un campamento con una gran tienda de campaña con capacidad de hasta 150 personas y servicios higiénicos, donde ya han pasado la noche inmigrantes varones, mientras las mujeres y niños han sido destinados a un centro de acogida de la zona.

Pero la última y representativa imagen de la repercusión de cerrar las fronteras es la de Ventimiglia, donde cerca de un centenar de inmigrantes fueron rechazados a la frontera con Niza y esperan que se les deje pasar.

Algunos de ellos se han tenido que buscar cobijo en el interior de un túnel ante la lluvia que cayó el sábado, mientras que un grupo de unas cuarenta personas como gesto de protesta pasaron la noche en la escollera del puerto cubiertos por mantas isotérmicas.

Aunque el ayuntamiento de Ventimiglia ha instalado duchas y servicios higiénicos y organizaciones y los mismos vecinos de la localidad llevan comida y ropa a los inmigrantes, afirman que la situación, aunque bajo control, empieza a ser preocupante ya que siguen llegando más inmigrantes cuyo destino es Francia.

Esta situación llevó al primer ministro del Interior a amenazar este domingo en una entrevista televisiva con que Italia "cambiará de comportamiento" si "Europa no es solidaria" pues no se aceptará "una Europa egoísta".

Por su parte, el presidente del Gobierno italiano, Matteo Renzi, consideró "insuficiente" y "casi una provocación" la propuesta de la Comisión Europea de repartir solo a 24.000 demandantes de asilo sirios y eritreos entre los Estados miembros, y a la que además se oponen muchos de ellos.

Tanto Renzi como Alfano explicaron que si Europa no ayuda se está preparando "un plan B" sobre inmigración, pero no quisieron adelantar los detalles.

Desde este lunes, se supone que se abrirán las fronteras y se entenderá entonces si estas personas pueden llegar a los países europeos donde viven sus familias o quedarán "atrapados" en Italia.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra