Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

reino unido

Los partidos inician la campaña para los comicios británicos del 7 de mayo

  • Las elecciones en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte se presentan muy reñidas y su resultado es, de momento, impredecible

El primer ministro británico, David Cameron, habla a la nación a las puertas del Nº10 de Downing Street tras acudir a una audiencia con la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham para tratar la disolución del Parlamento.
El primer ministro británico, David Cameron, habla a la nación a las puertas del Nº10 de Downing Street tras acudir a una audiencia con la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham para tratar la disolución del Parlamento.
EFE
  • efe. londres (reino unido)
Actualizada 30/03/2015 a las 17:17
Los partidos del Reino Unido empezaron este lunes la campaña para los comicios generales del 7 de mayo, tras la disolución del Parlamento y la última audiencia celebrada en esta legislatura por el primer ministro británico, David Cameron, con la reina Isabel II.

En los próximos 38 días de campaña, las formaciones estarán en las cuatro regiones del país -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- para convencer a los electores, en unos comicios muy reñidos y cuyo resultado se presenta de momento impredecible.

El Parlamento de Westminster quedó disuelto automáticamente la pasada medianoche en virtud de una ley de 2011 que fijó las legislaturas en periodos de cinco años, por lo que no fue necesario el permiso de la soberana, como ha ocurrido en el pasado.

No obstante, en una visita de cortesía, el primer ministro acudió este mediodía al palacio de Buckingham, residencia de la familia real, para informar a Isabel II de la disolución del palacio de Westminster y recomendarle la firma de la proclamación real con la que convoca una nueva legislatura el próximo 18 de mayo.

Cameron ha sido el duodécimo primer ministro con el que Isabel II le ha tocado despachar desde que llegó al trono en 1952, siendo el primero el conservador Winston Churchill.

A partir de este lunes, los diputados dejan de serlo y no están autorizados a acudir a sus oficinas del Parlamento, ni contestar correos electrónicos en calidad de parlamentarios ni usar sus cuentas de la red social Twitter.

En las próximas cinco semanas, los candidatos harán campaña para elegir a los 650 miembros que componen la Cámara de los Comunes (baja) y que representan a 533 circunscripciones en Inglaterra, 59 en Escocia, 40 en Gales y 18 en Irlanda del Norte.

Tras una reunión de 25 minutos con Isabel II, David Cameron pidió ante la residencia oficial de Downing Street continuar con la recuperación económica iniciada por su Gobierno y consideró que votar por los laboristas sería caer en el "caos" económico.

"El Reino Unido va por el buen camino. Esta elección significa seguir adelante (con el actual programa económico) y eso es lo que yo haré como primer ministro", dijo el líder "tory".

El líder laborista, Ed Miliband, pidió hoy la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE) y prometió defender los servicios públicos, como el Servicio Nacional de Salud (NHS), que aparece como caballo de batalla de estos comicios.

Los sondeos sobre intención de voto publicados en los últimos meses sitúan a las dos principales formaciones en igualdad de apoyo, lo que hace difícil predecir el resultado de las elecciones, que se celebran por el sistema simple a una sola vuelta.

Según las encuestas, ninguno de los dos líderes -Cameron y Miliband- obtendrá el 7 de mayo la mayoría necesaria para gobernar en solitario, por lo que se verán obligados a negociar alguna coalición o pactos con formaciones más pequeñas.
Algo parecido ocurrió en las elecciones de 2010, cuando ningún partido obtuvo la mayoría, por lo que los conservadores de Cameron negociaron la coalición con los liberal demócratas de Nick Clegg.

Para obtener la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, un partido necesita sacar 326 escaños.

Así, los candidatos harán un esfuerzo por convencer a los indecisos, especialmente en las circunscripciones marginales, en las que unos pocos votos pueden decidir el resultado.

El líder del eurófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, dijo hoy que las formaciones pequeñas tendrán gran influencia en esta batalla electoral.

"Soy una persona directa, soy honrado. El UKIP no ganará las elecciones generales, pero, ¿Sabes qué?, nadie va a ganar la elección general. Nadie tendrá una mayoría clara", declaró el líder del partido antiinmigración, que aspira a entrar en los Comunes.

"La pregunta es: ¿Qué partidos tendrán suficiente poder para juntarse con otros?", añadió Farage.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE