Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Violencia

Los judíos alemanes, preocupados ante el nuevo antisemitismo

  • La discriminación está marcada por el conflicto de Oriente Medio y cuenta con casos como los atentados de París y Copenhague

  • EFE. Berlín
Actualizada 08/03/2015 a las 06:00
Los judíos alemanes no tienen miedo, pero sí están preocupados ante las nuevas formas de antisemitismo que detectan en el país marcadas en muchas ocasiones por el conflicto de Oriente Medio y con ejemplos en distintas partes de Europa, como los recientes atentados de París y Copenhague.

En Alemania el tema toca un nervio muy sensible, pues la defensa de la vida judía en el país es prácticamente un asunto de estado que, al igual que el parlamentarismo y la democracia, sirve para marcar distancias frente al pasado nazi.

El presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Joseph Schuster, considera que, si bien no se puede hablar de una nueva ola de antisemitismo, el fenómeno ha adquirido "una nueva dimensión".

"La amenaza que representan los terroristas islamistas ha crecido. Los atentados de París y Copenhague nos han dejado claro, no solo a los judíos sino a toda la gente en Alemania, lo cerca que está la amenaza terrorista", agregó.

La crítica a Israel comenzó a ser utilizada para canalizar sentimientos antisemitas el pasado verano, en algunas de las manifestaciones convocadas en protesta contra los bombardeos sobre Gaza.

Uno de los casos más radicales se registró en una mezquita del barrio berlinés de Neukölln, con gran porcentaje de población musulmana, donde hubo llamamientos al asesinato de judíos.

Los atentados de París y Copenhague han llevado a muchos judíos y también a los medios de comunicación alemanes a repasar los incidentes antisemitas en el país en los últimos meses, desde ataques a personas individuales, hasta la profanación de tumbas en cementerios judíos.

Solo en Berlín, según estadísticas de la policía, se registraron en 2014 192 incidentes antisemitas.

Schuster admitió que los judíos están preocupados y, aunque dijo que no hay miedo ni pánico, recomendó prescindir del uso de la 'kipá' en determinadas zonas con gran porcentaje de población musulmana.

El alcalde de Berlín, Michael Müller, trató de calmar los ánimos diciendo que un judío se puede mover por todas las zonas de Berlín sin temor alguno.

"No puedo confirmar esa impresión", sostuvo Schuster, confrontado con esa declaración.

"Lamentablemente, setenta años después de la Shoa hay barrios en ciudades alemanas en los que llevar la 'kipá' o una estrella de David se ve como una provocación y puede desencadenar ataques", explicó.

Otra medida de seguridad del Consejo Central de los Judíos es enviar la correspondencia a sus miembros y simpatizantes en sobres neutrales y sin membretes, para evitar susceptibilidades.

Estas sencillas iniciativas reflejan un ambiente que ha llevado al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a invitar a los judíos europeos a emigrar a Israel, un ofrecimiento que ha renovado en Alemania el embajador israelí en Berlín, Jakov Hadas-Handelsmann.

"No envidio a los judíos que ahora viven en Europa", dijo Hadas-Handelsmann recientemente.

Sin embargo, pese a esas invitaciones -que también han formulado otros gobiernos israelíes en el pasado-, Schuster no cree que vaya a darse una ola de emigración hacia Israel.

"No cuento con ello. Entiendo plenamente las razones de quienes quieran emigrar a Israel. En Alemania puede que algunos lo hagan, pero las razones suelen ser de otro tipo, con frecuencia son motivos religiosos", dijo Schuster

La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Justicia, Heiko Maas, han garantizado en las últimas semanas en varias comparecencias públicas que los organismos del estado harán todo lo posible para proteger a los judíos en Alemania de posibles ataques.

Sin embargo, Maas admitió también que "mientras las sinagogas y las escuelas judías tengan que recibir protección policial seguiremos todavía muy lejos de una convivencia normal".

Solo en Berlín, donde la comunidad judía está compuesta por alrededor de 11.000 miembros, hay cerca de sesenta edificios con protección policial las veinticuatro horas del día y 350 agentes dedicados a esa labor.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE