Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Estado Islámico

El verdugo de los vídeos del Estado Islámico pierde el anonimato

  • 'John el yihadista' es el londinense de origen kuwaití Mohamed Emwazi que protagoniza los vídeos de los asesinatos

Imagen del denominado 'John el yihadista' en uno de los vídeos del EI.
Imagen del denominado 'John el yihadista' en uno de los vídeos del EI.
AFP
  • COLPISA. LONDRES
Actualizada 27/02/2015 a las 13:10
'John el yihadista' fue bautizado como tal el 19 de agosto de 2014, cuando asociados al Estado Islámico (EI) en Siria subieron a YouTube una película que aparentemente presentaba el degollamiento del periodista James Folley, colaborador de Global Post, con sede en Boston, y de la agencia France Presse.

Junto a él comparecía un hombre joven que denunciaba a Barack Obama y a Occidente con acento de Londres.

En las semanas siguientes, el mismo hombre apareció en otros cinco vídeos de degollamientos. Los medios especularon sobre su identidad. Se ofrecieron varias. Pero hace unos días miembros de los servicios antiterroristas británicos llamaron a la puerta de una casa en Queen's Park e informaron a los padres de Mohamed Emwazi de que su hijo iba a ser identificado públicamente como el verdugo más famoso del EI.

Los vecinos de Leeve House, una casa de pisos en un barrio cualquiera del oeste de Londres, no habían visto a la familia en los últimos días. Ayer, nadie contestaba en la puerta de la vivienda de los kuwaitíes, cuyo único signo distintivo es una rejilla de madera pintada de blanco que evoca las celosías de la arquitectura mediterránea y árabe.

Allí vivió Mohamed Emwazi en los últimos años de su estancia en Londres, a donde llegó con su familia cuando tenía seis años. Tiene ahora 26. Y el misterio del hombre del que sólo se conocían la voz, los ojos, su estampa erguida cubierta con túnica negra, un pantalón recogido con calcetines también negros y unos zapatos camperos del color de la arena del desierto se va diluyendo con los datos de una esquemática biografía.

El nombre de 'John el yihadista' se lo pusieron inicialmente un grupo de secuestrados que bautizaron al comando que los retenía como 'The Beatles', porque parecían proceder de Inglaterra -también había un 'George' entre los captores-. Aunque no queda claro en los vídeos que Emwazi sea el autor de los asesinatos, medios británicos aseguran que ejerció como negociador de rescates.

Se formó profesionalmente como informático en la Universidad de Westminster. Antes había estudiado en un colegio de un barrio no muy distante del suyo pero más rico, St. John's Wood. Y al terminar sus estudios se quebró su vida por el acoso de los servicios británicos de Inteligencia, según el relato que ofreció a sus ahora defensores, la organización no gubernamental Cage.

Este grupo adquirió notoriedad con la defensa de algunos detenidos sin cargos en Guantánamo y su director de documentación, Asim Qureshi, avaló ayer su retrato de Emwazi como un "hombre encantador" que fue "radicalizado por el hostigamiento de los servicios británicos de seguridad" con la carta autobiográfica que le envió 'John el yihadista'. Oculta esta narración dos datos que lo ponen en duda.


Emwazi eligió el Centro Islámico de Greenwich, en el sudeste de la ciudad y a más de una hora de su casa en transporte público, como su lugar de oración y de escucha de la prédica cuando corría a cargo de Usman Ali, que fue expulsado de la mezquita por su radicalismo. Michael Adebolajo, el asesino que degolló al soldado Lee Rigby en las calles vecinas de Woolwich el 22 de mayo de 2013, era otro asistente al centro de culto.


SAFARI EN TANZANIA

Y el ahora identificado Mohamed Emwazi ya lo fue en documentos judiciales como un allegado de dos yihadistas británicos que fueron juzgados por su participación en actos de terrorismo en Somalia. Su relato señala, sin embargo, que después de viajar con dos amigos a Tanzania para celebrar con un safari el fin de sus estudios universitarios en 2009, su vida se torció, porque no le dejaron entrar en el país.


El relato posterior ofrece alguna credibilidad. Fue trasladado de Tanzania a Holanda. En Amsterdam le esperaban un agente de la Intelegencia holandesa y otro de la británica. Este funcionario habría insistido en que la intención de Emwazi era llegar a Somalia e intentó convertirlo en un colaborador.

Como el ahora identificado como 'John el yihadista' no aceptó, fue retenido en la frontera británica. Su familia y su novia kuwaití, interrogados. Así, asegura él, fracasó su primer intento de matrimonio.

Decidió volver a Kuwait, pero en dos visitas a Londres, una de ellas para informar a sus padres de su inminente casamiento, fue de nuevo retenido e incitado a colaborar. Kuwait le prohibió entonces regresar. Su padre le aconsejó cambiar de nombre. No sirvió de nada. A principios de 2013 desapareció. Es posible que a los servicios británicos les hubiera gustado que no se le identificase públicamente. Ya sabían quién era 'John el yihadista' desde hace tiempo y el silencio les permitía seguir vigilando a la gente de su entorno con más discreción.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE