Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Crisis en Ucrania

Ucrania corta el gas a los separatistas y provoca la ira del presidente Putin

  • Kiev denuncia que el país no recibe de Gazprom el suministro acordado porque la empresa rusa lo desvía a las regiones rebeldes del este

En Mariupol
En Mariupol
EFE
  • COLPISA.MADRID
Actualizada 27/02/2015 a las 16:01
Después de que el martes el gigante energético ruso amenazó a Ucrania con un nuevo corte de gas si no abona por adelantado la factura correspondiente a marzo, este miércoles fue el presidente, Vladímir Putin, quien reiteró la advertencia. Putin deploró además el hecho de que Kiev decidiera recientemente suspender el suministro de carburante a las regiones rebeldes del este de Ucrania.

"Según los acuerdos de Minsk, las autoridades ucranianas están obligadas a garantizar el abastecimiento energético de Donetsk y Lugansk", afirmó el primer mandatario ruso tras entrevistarse con su homólogo chipriota, Nikos Anastasiadis. Putin añadió que cerrar el grifo a estas dos autoproclamadas repúblicas en el actual contexto de "catástrofe humanitaria" que padecen sus habitantes "huele a genocidio".

Según declaró junto a Anastasiadis, "esperamos no tener que aplicar medidas extraordinarias y que Ucrania avance ya la suma" correspondiente a los suministros del mes que viene. "Lo que ya ha abonado la parte ucraniana da para tres o cuatro días. Si no hay prepago, Gazprom cortará el fluido", subrayó el jefe del Kremlin, quien dijo temer que tal decisión "puede crear cierta amenaza para el tránsito a Europa" del gas ruso.

El problema consiste en que la compañía ucraniana Naftogaz recalca que en su última transferencia pagó por 114 millones de metros cúbicos de gas y recibió solo 47 millones. El resto lo ha desviado Gazprom unilateralmente a Donetsk y Lugansk, territorio que Moscú dice seguir considerando ucraniano y que, según lo firmado en Minsk el pasado día 12, Kiev debe abastecer.

Pero el Gobierno ucraniano se niega a reanudar los suministros a las zonas rebeldes porque dice no tener ningún control ni sobre los volúmenes ni sobre el uso que los insurgentes hacen del gas. El pasado día 19, cuando Rusia empezó a bombear carburante a Donetsk y Lugansk, ya advirtió que descontaría su importe del prepago correspondiente al mes de febrero.

REUNIÓN BILATERAL

Este tira y afloja, precisamente ahora que los enfrentamientos armados en el este de Ucrania empiezan a disminuir por el alto el fuego, preocupa en Bruselas, desde donde han pedido a Moscú que cumpla el contrato firmado el año pasado con Kiev y deje aparte el asunto de los suministros de gas a Donetsk y Lugansk. La Comisión Europea busca organizar en breve una reunión trilateral (UE-Rusia-Ucrania) para impedir que estas tensiones degeneren en una nueva guerra del gas como las de 2006 y 2009, que dejaron sin hidrocarburo a la mayor parte de los países de la UE.

Gazprom cortó el fluido a Ucrania en junio del año pasado debido a la acumulación de la deuda y adoptó el actual sistema de prepago. Tras meses de duras negociaciones con la mediación de Bruselas, a finales de octubre de 2014 se acordó reanudar el abastecimiento con un descuento a cambio de liquidar paulatinamente la deuda. El acuerdo vence el próximo 31 de marzo.

 


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE