Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
terrorismo

Un policía muerto en Copenhague tras un debate sobre el islam

  • Otros dos agentes han resultado heridos
  • Al debate asistía un artista famoso por retratar a Mahoma como un perro en 2007

Exterior del centro donde se produjo el tiroteo en Copenhague.

Exterior del centro donde se produjo el tiroteo en Copenhague.

AFP
2
Actualizada 15/02/2015 a las 08:33
Etiquetas
  • EFE. Copenhague
Un tiroteo contra un centro cultural en Copenhague, donde se celebraba un debate sobre blasfemia y libertad de expresión, causó este sábado un muerto y tres heridos en un incidente calificado por las autoridades de atentado terrorista.

"Todo indica que el ataque fue planeado y las circunstancias en torno al tiroteo apuntan a que se trata de un atentado terrorista", informaron los servicios de inteligencia daneses (PET), que buscan al autor del tiroteo.

La Policía no ha podido confirmar aún si el objetivo era el artista sueco Lars Vilks, amenazado por grupos islamistas por retratar en 2007 a Mahoma como un perro y que estaba presente en el lugar, al igual que el embajador francés en Dinamarca. Ambos resultaron ilesos en el suceso.

El atentado se produjo mientras se celebraba en el interior del local, situado en la zona este de la capital y cerca del estadio nacional Parken, un seminario organizado por el comité de apoyo a Vilks, que cuenta con protección policial desde hace años.

La Policía pensaba inicialmente en dos sospechosos pero, tras completar los primeros interrogatorios, cree ahora que todo indica que se trata de una sola persona, un hombre "de rasgos árabes" de entre veinticinco y treinta años, que llevaba cubierta la parte inferior de la cara con un pañuelo y portaba un arma automática.

Fue difundida una imagen borrosa del sospechoso captada por una cámara de seguridad próxima al lugar mientras se desplegaba en el centro de Copenhague un fuerte dispositivo de seguridad.

En el atentado, en el que se dispararon según testimonios presenciales entre treinta y cuarenta tiros, resultó muerto un civil de unos cuarenta años y heridos de levedad tres agentes, dos de ellos miembros del PET, en el hombro, la pierna y en el pubis, respectivamente.

El coche usado en la huida fue encontrado a unos tres kilómetros del centro cultural, aunque no han sido localizadas las armas usadas en el tiroteo.

El Gobierno ha elevado al máximo el nivel de alerta en la capital y el Ministerio de Defensa ha puesto a disposición de la policía personal para ayudar en la captura del sospechoso, la "principal prioridad" ahora mismo, como dijo la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.

Thorning-Schmidt calificó lo ocurrido de "acto cínico de violencia" por el que siente "profunda ira", una línea similar a la que han seguido otros líderes políticos daneses.

"Estoy aquí esta noche para decir que no queremos una Dinamarca así. Nos llena de ira y desprecio, y todos los daneses condenamos lo ocurrido", dijo la líder socialdemócrata en una rueda de prensa en el lugar del atentado.

El seminario, con el título 'Arte, blasfemia y libertad de expresión', había sido organizado por el Comité Lars Vilks.

Vilks, de 68 años, ha recibido amenazas de varios grupos fundamentalistas islámicos desde que en agosto de 2007 publicó un retrato de Mahoma como un perro en el periódico sueco 'Nerikes Allehanda'.

Los tribunales de Suecia condenaron en 2010 a dos y tres años de cárcel a dos hermanos por incendiar la casa del artista en el sur de este país nórdico.

Dinamarca ha sufrido varios intentos de atentado en los últimos años tras su intervención en las guerras de Irak y Afganistán, y la publicación en 2005 de una famosa serie de caricaturas de Mahoma por el diario conservador 'Jyllands-Posten', que provocó un conflicto internacional con varios países musulmanes.

La sede de 'Jyllands-Posten' y el caricaturista Kurt Westergaard, autor de un dibujo de Mahoma con un turbante-bomba, han sido el blanco preferido, aunque los servicios de inteligencia daneses habían abortado hasta ahora todos los intentos.
Etiquetas
Selección DN+


  • Brumario
    (16/02/15 08:06)
    #2

    ¿Llegará el día en que la humanidad se de cuenta del sinsentido de las religiones y de matar en su nombre?.......

    Responder

  • MARIO LABAT RESANO
    (14/02/15 23:57)
    #1

    El fascismo islámico ataca de nuevo;en realidad todos los días.Insultando si ven una pequeña cruz,la revista Charlie Hebdo por las calles de París,queriendo imponer mezquitas por todo,como en la Plaza de Toros de Barcelona...En definitiva la lógica islámica como decía alguien consiste en estar ofendida por las caricaturas, pero en absoluto ofendida por: la lapidación,la violación,el terrorismo,la mutilación genital,los atentados suicidas,la toma de rehenes, quemar coches,atacar las libertades en general....Y qué decir cuando se les oye "una mujer o está en la cocina o en un ataúd". Animo al caricaturista Lars Vilks,a Charlie Hebdo(próxima salida el 25 de Febrero), y a todos los que luchan por nuestra civilización libre.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra