Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Operación antiterrorista

Bélgica evita otra masacre yihadista en Europa

  • La Policía mata a dos terroristas que pretendían cometer un atentado "de envergadura y de forma inminente"
  • Una tercera persona resultó herida grave y un cuarto hombre fue detenido cuando mostró un arma en la parada de un metro

Operación a gran escala contra el yihadismo en Bélgica

Operación contra el yihadismo en Bélgica. Hay al menos dos muertos, dos jóvenes que habían regresado de Siria y que estarían relacionados con uno de los terroristas de París

ATLAS
0
Actualizada 16/01/2015 a las 08:33
Etiquetas
  • Colpisa. Bruselas
La psicosis yihadista que recorre Europa aterrizó el jueves en Bélgica dejando tras de sí una espectacular operación policial que provocó la muerte de dos jóvenes terroristas procedentes de Siria que pretendían cometer "de forma inminente" un atentado "de envergadura" en el país. Así lo confirmó la Fiscalía Federal, que informó de que una tercera persona resultó herida muy grave en la operación policial desarrollada a media tarde en Verviers, una localidad situada en la provincia de Lieja (este del país), próximo a la frontera con Alemania. No hubo heridos entre los agentes, que en su operación fueron 'recibidos' por los terroristas con "armas semiautomáticas".

Por otra parte, un cuarto hombre fue detenido en torno a las 17 horas cuando mostró un arma en la parada de metro de Ribaucourt (a las fueras de la capital) al grito de "Allahu Akbar" ("Alá es grande"). A última hora del día, la operación policial seguía abierta en diferentes puntos del país (Zaventen o Vilvoorde), aunque con especial atención en Bruselas, como en el barrio de Moleenbek. En total, se habría desarrollado "una decena" de actuaciones coordinadas que salieron a la luz tras la aparatosa intervención en Verviers. "No se descartan nuevas detenciones", precisaron fuentes oficiales del nuevo Gobierno federal presidido por Charles Michel, que decidió elevar de dos a tres el nivel del alerta antiterrorista en el país (el máximo es cuatro).

La confusión fue la nota predominante de una jornada de nerviosismo en lo social -las sirenas no dejaron de sonar en Bruselas durante toda la noche- e incluso en lo policial, porque la sede principal del cuerpo, situada en el centro de la capital, fue desalojada tras recibir una amenaza bomba. Y es que como explicó el portavoz del Ministerio Público, Eric Van der Sypt, todo apuntaba a que el objetivo de los terroristas era la policía.

Se desconocen numerosos datos de la operación desarrollada en Verviers ya que la Fiscalía eludió ofrecer información detallada para evitar interferir en otras operaciones. Pero, según el testimonio de diferentes vecinos de la zona, "vieron a dos jóvenes de entre veinticinco y treinta años intentar escapar corriendo y se escucharon varios tiroteos y explosiones durante unos diez minutos".

Lo que sí quisieron recalcar diferentes fuentes de la investigación es que lo ocurrido no es una consecuencia de los atentados de París, ya que las indagaciones y seguimientos a las cédulas desactivas el jueves comenzaron "semanas antes" de los ataques a la revista 'Charlie Hebdo' por parte de los hermanos Chérif y Said Kouachi, así como del asalto al supermercado judío a manos de Amedy Coulibaly. Atentados que se cobraron la vida de diecisiete personas.

CONEXIÓN CON COULIBALY

Sin embargo, hace días que se viene hablando de la 'conexión belga' de Coulibaly. El jueves, el juez ordeno el ingreso en prisión de un supuesto traficante de armas que el martes se entregó ante la Policía de Charleroi y confesó que había mantenido contactos clandestinos con el terrorista. El miedo tras lo visto en París parece ser el detonante que empujó a Neetin Karasular a entregarse. Este "viejo conocido de la policía por diversas causas relacionadas con el tráfico de mercancías" aseguró en su declaración que Coulibaly "intentó comprarle un vehículo engañándole durante la operación". Según la Fiscalía, el coche pertenecía a Hayat Boumeddiene, la compañera de Coulibaly que se encuentra en Siria. Sin embargo, en el registro de su domicilio se encontraron documentos que mencionaban la negociación sobre las armas, "así como una pistola Tokarev". "El tema de las armas está siendo investigado", confirmó el portavoz de la Fiscalía.

La operación antiterrorista del jueves es la mayor impulsada en Bélgica desde 2008, cuando fueron detenidos en Bruselas catorce presuntos miembros de Al Qaeda que supuestamente planeaban un atentado suicida. Y es que no hay que olvidar que el pequeño país que alberga las instituciones comunitarias es uno de los principales nichos del terrorismo yihadista. La policía tiene contabilizadas al menos a trescientas jóvenes que habrían viajado a Siria e Irak para enrolarse en las filas del Estado Islámico. En España, por ejemplo, no llegan al centenar pese a tener cuatro veces más población que Bélgica. Sabedores de su 'fragilidad', el nuevo Gobierno de Michel ultima el impulso de nuevas medidas para combatir el yihadismo.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra