Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ELECCIONES GENERALES

Sirisena, presidente de Sri Lanka tras derrotar al "diablo conocido"

El candidato de unidad de la oposición venció en los comicios al presidente Mahinda Rajapaska.

Sirisena, presidente de Sri Lanka tras derrotar al

Maithripala Sirisena saluda a simpatizantes tras conocer la victoria en las elecciones generales de Sri Lanka

EFE
0
Actualizada 09/01/2015 a las 18:53
  • EFE. COLOMBO
El candidato de unidad de la oposición, Maithripala Sirisena, se proclamó vencedor de las elecciones presidenciales de Sri Lanka derrotando al "diablo conocido", como se denominó a sí mismo el presidente, Mahinda Rajapaksa, en un resultado que hace apenas dos meses no entraba en ningún pronóstico.

Apenas un mes y medio después de renunciar a su cartera como ministro de Salud y a sus funciones como secretario general del Partido de la Libertad (SLFP), el de Rajapaksa, Sirisena se convierte en el séptimo presidente del país, cargo que asumirá este viernes 9 de enero, según indicaron fuentes de la oposición.

Rajapaksa, el "diablo conocido" como se presentó durante la campaña electoral para tratar de disuadir a quienes pensaban votar por el "ángel desconocido" de Sirisena, fue desbancado del poder después de una década y tras adelantar dos años las elecciones convencido de que tenía suficiente capital político como para aspirar a un tercer mandato.

No ha sido así. El "recuento total" ofrecido por la Comisión Electoral reflejó que Sirisena recibió el apoyo de 6.217.162 de sus compatriotas, un 51,3 % del total, frente a los 5.768.090 (47,6 %) que alcanzó Rajapaksa.

La comisión no oficializó el porcentaje final de participación, aunque de acuerdo a las cifras facilitadas cerca de un 80 % de los alrededor de 15 millones de sinaleses llamados a las urnas acudió a votar el jueves.

Tras un mes de campaña violenta y crispada que ha dejado un muerto y varios heridos, el anuncio de la victoria de Sirisena se ha producido en medio de una total calma y tranquilidad.

El propio Rajapaksa no dejó lugar a la duda y tras una noche de tensión a la espera de los datos de la votación, a primera hora del día reconoció que las urnas le habían dado la espalda y que la tendencia del escrutinio marcaba una ventaja insalvable a favor de su contendiente.

El presidente "admite la derrota y asegurará una transición de poder tranquila como desea el pueblo", indicó Wijayananda Herath, uno de los portavoces del presidente a medios locales.
"Mi agradecimiento especial para el anterior presidente Mahinda Rajapaksa por permitirme ser elegido como nuevo presidente", saludó Sirisena durante el acto de proclamación, en alusión a la aceptación de la derrota del gobernante.

Las primeras palabras del por unas horas presidente electo también fueron para llamar a la tranquilidad de sus propios seguidores.

"Me gustaría pedirle a todos que celebren la victoria de manera pacífica, no participen en enfrentamientos y trabajen en paz y de manera compasiva", indicó Sirisena, que llamó a su programa político electoral "Gobierno compasivo, un país estable".

Convertido en imprevisto aglutinador candidato de la oposición, Sirisena ha sido capaz de reunir el respaldo mayoritario de los sinaleses denunciando el nepotismo en un país en el que "toda la economía y cada aspecto de la sociedad están controlados por una familia" y asegurando que Sri Lanka iba camino a una dictadura.

Rajapaksa, que ha tenido una economía creciendo por encima del 7 % de manera estable, tomó decisiones controvertidas y denunciadas como autoritarias por sus detractores como la creación de una Presidencia Ejecutiva con más poderes de los previstos y atribuciones para controlar órganos independientes.

El ganador de los comicios prometió durante la campaña la eliminación de esa figura así como dar pasos para la reposición de la expresidenta del Tribunal Supremo Shirani Bandaranayake, sacada del cargo por el partido de Rajapaksa en una decisión tildada por la Relatoría de la ONU para la independencia de los jueces como "punto culminante en la serie de ataques contra la judicatura" en el país.

Queda por saber qué ocurrirá con el espinoso problema de las violaciones de los derechos humanos durante la guerra que finalizó en 2009 tras 26 años de conflicto y que dejó según datos de una comisión de la ONU más de 40.000 civiles muertos.

El dirigente opositor Ranil Vickramasinghe, probable primer ministro de Sirisena, indicó hoy en rueda de prensa que Rajapaksa "fue el presidente de este país que acabó la guerra y debe obtener el reconocimiento por acabar la guerra".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra