Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Atentado terrorista en París

Chérif y Said Kouachi, los hermanos de la muerte

  • Pasaron de la delincuencia juvenil a la yihad por influencia de un emir fundamentalista

Imágenes facilitadas por la Policía francesa de Cherif Kouachi y su hermano, Said.

Imágenes facilitadas por la Policía francesa de Cherif Kouachi y su hermano, Said.

AFP
0
Actualizada 09/01/2015 a las 15:40
  • COLPISA. PARÍS
Los hermanos Kouachi son franceses, nacidos en París hace 32 y 34 años, huérfanos de padres argelinos y criados en orfanatos. Delincuentes juveniles, sus primeros encontronazos con la Policía obedecieron a robos, trapicheos y delitos de poca monta en el barrio del nordeste de la capital francesa donde residían.

Chérif, el pequeño, tiene antecedentes penales y ha pasado por la cárcel. Said, el mayor, se había visto hasta ahora exculpado de las implicaciones yihadistas por las que estaba fichado su benjamín.

Chérif Kouachi fue condenado el 14 de mayo de 2008 por el Tribunal Correccional de París a tres años de prisión. Fue declarado culpable de haber participado en una de las primeras tramas francesas para exfiltrar combatientes yihadistas a Irak vía Siria.

Pero quien se hacía llamar 'Abú Issen' no llegó a salir del país pues fue detenido el 25 de enero de 2005, la víspera de despegar en un vuelo a Damasco para el que ya tenía el billete.

Los abogados de aquel juicio recuerdan a un joven fumador y bebedor, sin barba y que tenía relaciones prematrimoniales con su novia. Aquel huérfano, educado en un internado de Rennes (Bretaña) y que se diplomó como monitor deportivo antes de llegar a París a trabajar como repartidor de pizzas, tenía "más el perfil de un fumador de porros que de un islamista", apunta su antiguo defensor, Vincent Ollivier. "Formaba parte de un grupo de jóvenes perdidos y débiles psicológicamente, no fanáticos en sentido propio", añade.

Aquel musulmán ocasional, que había dejado el alcohol en el último ramadán, se interesó por la guerra santa a partir de marzo de 2003 impactado por las imágenes de la intervención estadounidense en Irak y las torturas en el penal de Abu Ghraib.

Junto a su hermano, comenzó a frecuentar la mezquita Adda'wa, cercana a la plaza de Estalingrado en París, donde conoció al emir autoproclamado Farid Benyettou, futuro jefe de la red pionera en el envío de yihadistas franceses al frente iraquí.

Se entrenaba corriendo por el parque de Buttes Chaumont y recibió adiestramiento teórico sobre el manejo del Kalashnikov, el fusil de asalto empleado para vengar a Mahoma con el baño de sangre en 'Charlie-Hebdo'.

Un reportaje emitido por la cadena de televisión France 3 en 2005 y rodado un año antes le mostraba como "un fan del rap, más dispuesto a disfrutar de la vida y de las chicas guapas que de ir a la mezquita". Pero subrayaba el giro radical efectuado en cuestión de meses por influencia del 'emir' Benyettou quien, según su propio testimonio, le había convencido a prepararse para la guerra y enseñado que "está bien morir como mártir".

Chérif se radicalizó a su paso por la cárcel entre enero de 2005 a octubre de 2006. Incluso cambió su apariencia física, mucho más musculosa a fuerza de meter horas en el gimnasio. En prisión conoció a su nuevo mentor, Yamel Beghal, condenado por un proyecto contra la Embajada de Estados Unidos en París planeado en 2001.

Tras recobrar la libertad, trabajó en la pescadería de unos supermercados en los arrabales de París y retomó los contactos con miembros de los movimientos fundamentalistas.

En mayo de 2010 fue encarcelado de nuevo por sospecharse su implicación en un plan de evasión para Smain Ait Ali Belkacem, condenado a cadena perpetua por el atentado que en octubre de 1995 causó una treintena de heridos en el metro de París. Pero fue liberado el 11 de octubre del mismo año por falta de pruebas.

En el registro de su domicilio se encontraron libros a favor de la yihad y en contra de un islam democrático. En el ordenador se descubrieron vídeos radicales y discursos de Al-Qaida además de imágenes pornográficas. La Fiscalía se resignó a retirarle la acusación de complicidad en el proyecto de fuga "a pesar de su arraigo probado en un islám radical y de su interés por las tesis que defienden la legitimidad de la yihad armada", razonaba un auto fechado el 26 de julio de 2013.

En el marco de este sumario, la policía tomó declaración a su compañera, monitora en una guardería. La mujer justificó vestir el velo integral desde una peregrinación a La Meca en 2008. Chérif Koauchi se había casado con ella el 1 de marzo de aquel año. El único testigo de la boda fue su hermano Said, su compañero de comando en el sangriento asalto a la redacción de 'Charlie-Hebdo' y toda su familia desde la muerte durante su infancia de sus padres, inmigrados de Argelia.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra