Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Epidemia de ébola

Una vacuna contra el virus del ébola pasa con éxito su primera prueba

Se ha desarrollado en EE UU y, aunque todavía no existen datos sobre su eficacia real, ya está lista para ser usada en la zona

  • Colpisa. Madrid
Publicado el 28/11/2014 a las 06:00
Una de las vacunas candidatas a inmunizar a la población contra el virus del ébola ha superado su primera prueba. Todavía no se conoce su eficacia real, pero un ensayo clínico de fase I llevado a cabo en EE UU ha demostrado que se puede inocular con seguridad en personas, y que estas desarrollan anticuerpos. Está lista para entrar en la denominada fase II, y saltar del laboratorio al mundo real, donde intentará demostrar que es capaz de evitar infecciones.

La vacuna, denominada cAd3-EBO, es un cultivo de virus de chimpancés modificado genéticamente para parecerse al ébola y que, además, no pueda infectar ni replicarse pero logre desencadenar una respuesta del sistema inmunitario. Así, el cuerpo aprende a identificar al ébola y cómo atacarlo, sin necesidad de sufrir un contagio real.

Para lograrlo han alterado estos virus -que en realidad son de un catarro común para los chimpancés- para que se identifiquen con una proteína presente en las dos cepas más habituales del ébola, la Zaire -responsable de la epidemia actual en África occidental- y la Sudán. Esta estrategia ha demostrado una eficacia total cuando se ha probado en primates no humanos. Ahora falta saber si también sirve cuando se aplica a personas.

Los investigadores responsables del trabajo seleccionaron a veinte personas sanas de entre dieciocho y cincuenta años, las separaron en dos grupos y les inocularon la vacuna por vía intramuscular. Uno de los grupos recibió una dosis diez veces más elevada que el otro. El objetivo era determinar tanto la respuesta del cuerpo como la seguridad en las cantidades. "En este pequeño estudio no identificamos ningún tipo de problemas; sin embargo, dos de los participantes que recibieron la dosis más alta desarrollaron una fiebre transitoria un día después de recibir la vacuna", explica el artículo. Con las pertinentes reservas, esto garantiza que el cóctel preparado por los científicos no es peligroso para la salud, y que tiene sentido preparar los siguientes ensayos clínicos.

Además, a todos los participantes se les hicieron pruebas para comprobar si su sistema inmunitario había reaccionado adecuadamente a la vacuna. Es decir, si habían desarrollado anticuerpos específicos contra la proteína presente en las dos cepas del ébola. "Los veinte participantes desarrollaron anticuerpos específicos contra dicha glicoproteína", explicaron los científicos. "Aunque los efectos fueron más claros en el grupo que recibió la dosis más alta".

ENSAYO EN FASE II

Aunque los resultados son preliminares, y de momento no dicen nada sobre la eficacia real de la vacuna, los investigadores se muestran esperanzados. "En la dosis alta cantidad de anticuerpos generados por los sujetos se mantuvo en el rango que normalmente se asocia a la protección inmunitaria de una vacuna en primates no humanos", aclara el artículo, publicado en la revista científica 'New England Journal of Medicine'. Falta saber si esta respuesta del cuerpo humano es la adecuada para prevenir contagios por ébola, incluso para aumentar la tasa de supervivencia en infectados que aún no han desarrollado síntomas, pero abren la puerta a una solución.

La próxima etapa de ensayos clínicos -que analizará la eficacia de la vacuna contra el virus- se llevará a cabo, probablemente, en África occidental. Según datos de la OMS, la actual epidemia ha provocado más de 15.000 infecciones y casi 5.500 muertos.

Además de esta vacuna, desarrollada por la farmacéutica GlaxoSmithKline, hay otras candidatas que también se encuentran en pruebas. La agencia de salud pública de Canadá está llevando a cabo ensayos fase I en Suiza, y Johnson&Johnson prevé producir un millón de dosis de la suya a lo largo de 2015. "Probablemente no sabremos antes de mediados de 2015 si se desarrollará alguna", afirmó Michael Kurilla, del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU a Afp.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones