Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Finanzas

Bruselas perfila un nuevo índice para sustituir al euríbor actual

  • Desde este mes está operativo un canal de denuncias anónimas para comunicar posibles manipulaciones de los bancos

  • Colpisa. Madrid
Actualizada 24/11/2014 a las 06:00
Millones de familias hipotecadas dependen del euríbor para la determinación de lo que van a pagar cada mes por sus préstamos. Por eso ha causado tanta alarma social descubrir que varias entidades lo manipularon durante años en su propio beneficio. Con el fin de restaurar la confianza en los índices de referencia, la Comisión Europea ha decidido cortar de raíz el pecado original del euríbor y quiere crear un índice nuevo: el euríbor plus. Desde hace meses está en periodo de consulta a las entidades financieras para encontrar la fórmula que refleje mejor el tipo de interés.

El problema del euríbor actual es que se calcula sobre cotizaciones teóricas o ficticias (no hay operaciones reales detrás) que proporcionan 25 grandes bancos europeos. Cada banco dice a qué tipo de interés estaría dispuesto a prestar dinero a otro banco. Se elimina el 15 por ciento más bajo y el 15 por ciento más alto -lo que se denominan colas- y con el resto se hace la media. Un sistema así permite que los bancos se confabulen para dar las respuestas que más les interesen.

El euríbor plus se elaborará con operaciones reales, que se puedan demostrar, lo que le dotará de transparencia y resultará más difícil de manipular. Pero no está exento de problemas. Bruselas quería que el nuevo índice estuviera en vigor en enero del año que viene, pero el proceso se está revelando más complicado y el calendario previsto se ha retrasado a junio de 2015, y aun así algunos de los participantes vaticinan que tampoco se cumplirá esa fecha.

El problema fundamental es que actualmente no hay prácticamente operaciones interbancarias (bancos que se prestan dinero entre ellos) y mucho menos a doce meses, que es el plazo de referencia que se utiliza para las hipotecas. De hecho, por eso se optó en un principio por la encuesta, porque apenas se realizan operaciones a un periodo superior a tres meses. Cada plazo tiene su propio índice: hay un euríbor a un día -llamado eonía-, euríbor a un mes, a 12 meses.

Ante la dificultad de la escasez de la muestra, se baraja introducir otras operaciones reales como los préstamos a las grandes empresas. En este caso, el inconveniente es que el euríbor plus resultante sería más elevado que el actual y, por tanto, perjudicaría a los hipotecados y otros prestatarios. Se podría solucionar, según expertos consultados, afinando mucho en el sistema de elaboración del índice y que no fuera una simple media aritmética.

Mientras culminan los trabajos técnicos que se están llevando a cabo, el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI por sus siglas en inglés), con sede en Bruselas y encargado del euríbor, avanza por otras vías para mejorar la credibilidad de las referencias hipotecarias y otros índices. Por un lado, se quiere incorporar nuevas entidades al club de los 25, entre ellas algún banco mediano español. En España actualmente participan el Santander, BBVA, Caixabank y Cecabank. Por otro lado, el Banco de España les ha reclamado que revisen y extremen el control en sus procedimientos internos, en virtud del Reglamento de la Comisión Europea de 2013. Además se han incluido en los procesos habituales de inspección las actividades relacionadas con la participación de entidades en el panel del euríbor.

Y se acaba de poner en marcha una política de denuncia de irregularidades de manera que cualquier individuo pueda alertar, incluso de forma anónima, al EMMI de una actividad potencialmente sospechosa o manipuladora, o de otros problemas que pueden afectar la integridad del índice de referencia Euríbor. Ese canal de quejas está operativo desde este mes.

José Luis Estella, director de auditoría de riesgos del Banco Santander; e Ignacio Monreal, auditor manager de la misma entidad, explicaron en unas jornadas organizadas por el Instituto de Auditores Internos que "aunque parezca increíble, el euríbor era una actividad no regulada" hasta hace relativamente poco tiempo. En 2013, la autoridad bancaria europea dictó sus recomendaciones y en octubre del año pasado el regulador del euríbor emitió un Código de Conducta para los bancos que participan en él.

Pero a eso se ha llegado tras múltiples escándalos. A finales del año pasado, la Comisión Europea impuso una multa histórica de 1.700 millones de euros a seis grandes bancos por haber manipulado el Euribor y otros índices. Eran Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland y Société Générale, que formaban parte del cártel del Euríbor que actuó entre 2005 y 2008; JPMorgan, Citigroup y RPMartin estaban en el que manejó otros índices. Barclays y UBS también se confabularon en los acuerdos ilegales, pero se salvaron de la multa por ser los primeros en denunciarlo. Hace apenas unos días, Citigroup, JPMorgan Chase, UBS, HSBC, Royal Bank of Scotland y Bank of America fueron sancionados con 3.450 millones de euros en Estados Unidos, Reino Unido y Suiza por conspirar durante seis años para adulterar el tipo de cambio de las divisas. Bruselas está ahora investigando a HSBC, JPMorgan y Crédit Agricole por sospechas de posibles intenciones de manipulación del Euríbor. Suma y sigue de entidades que aparecen una y otra vez en las denuncias.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE