Foro Asia-Europa

La UE y Asia piden más cooperación económica ante crisis internacionales

  • La cumbre celebrada se centró también en cuestiones como el impulso del empleo, el cambio climático o la gestión de desastres

Los presidentes de Mongolia y de Francia, en la cumbre

Los presidentes de Mongolia y de Francia, en la cumbre

AFP
0
Actualizada 16/10/2014 a las 19:32
Etiquetas
  • EFE. Milán
El refuerzo del comercio exterior, las inversiones y la cooperación entre el Viejo Continente y Asia centraron este jueves la cumbre de los 53 países del foro Asia-Europa (ASEM) en Milán (norte de Italia), en la que además se habló de crisis que suscitan preocupación internacional, como las de Ucrania y el ébola. 

"Nunca ha sido tan importante unir fuerzas", declaró el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en su discurso de apertura de la X cumbre ASEM, antes de destacar la estrecha relación entre las economías de los dos continentes e insistir en que incluso la seguridad de ambos "está entrelazada". 

"Más inversiones son claves para más empleos y crecimiento", enfatizó. 

La importancia de reafirmar el apoyo de la UE con sus socios asiáticos para apuntalar el impulso de crecimiento de su economía tras la crisis económica estuvo en el centro de las conversaciones. 

Así, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, afirmó este jueves, en una cumbre empresarial celebrada en los márgenes del foro ASEM, que la recuperación de la UE "sigue siendo frágil" y que el impulso de su crecimiento "necesita ser respaldado y revitalizado". 

El presidente de la CE también destacó que Asia se ha convertido en el principal "socio comercial" del Viejo Continente e indicó que representa el 36,6 por ciento del comercio total extrarregional de bienes de la UE, que ascendió a 1,25 billones de euros en 2013. 

Quien también aludió al papel fundamental que desempeña Asia para la UE fue el presidente francés, François Hollande, quien subrayó a su llegada al foro que es necesario que "Asia tire del crecimiento europeo con la condición de que Europa, ella misma, sepa organizar su política económica para que sea más favorable al crecimiento". 

Las sesiones de trabajo de los líderes estuvieron centradas en la promoción de la cooperación financiera y económica, el comercio multilateral y el impulso del crecimiento y el empleo, además de en asuntos globales como el cambio climático, los derechos humanos, la gestión de desastres o la seguridad energética. 

Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, que ostenta este semestre la presidencia de turno de la Unión, afirmó que la UE "debe ser capaz de dar una respuesta económica para fomentar el crecimiento y no solo centrarse en la austeridad", e insistió en la necesidad de "propiciar la inversión" para lograr la recuperación. 

La crisis en Ucrania también estuvo presente en la cumbre a la espera de que el viernes se reúnan, en los márgenes de la misma, el presidente ruso- Vladímir Putin- y el ucraniano -Petró Poroshenko-, mientras la tensión continúa en el este de ese país. 

Los dos mandatarios participarán en un desayuno organizado por el Gobierno italiano, al que asistirán también Barroso y Van Rompuy y los líderes de Francia, Alemania, el Reino Unido e Italia. 

Este encuentro se producirá después de que Rusia haya ordenado retirar las tropas concentradas en la frontera ucraniana y de que Putin haya amenazado este jueves desde Belgrado con reducir el suministro de gas natural a Europa si Ucrania desvía el flujo para su consumo interno desde gasoductos de tránsito por su territorio. 

A su llegada a la cumbre, la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró que en esa reunión se tratará "principalmente de dejar claro a Rusia que se mantenga el plan de Minsk", en el que las partes pactaron un alto el fuego en el este ucraniano. 

"Sin embargo, en este aspecto hay grandes déficits. Pero se trata de eso, de intentar el diálogo", agregó. 

De cara al encuentro del viernes habrá reuniones bilaterales preparatorias, según fuentes europeas, entre ellas un encuentro entre el presidente italiano -Giorgio Napolitano- y Poroshenko y otro con Putin, antes y después respectivamente de la cena que ofrecerá a los invitados a la cumbre. 

La crisis del ébola también estuvo presente en la reunión y tanto Merkel como Renzi pidieron hacer más para atajarla. 

Se trata de "una verdadera tragedia para la humanidad y estamos todos afectados por ella", dijo Renzi, quien instó a los países europeos y asiáticos a hacer su parte y afrontar esta crisis, algo que "solo es posible cooperando juntos, estrechando lazos". 

Merkel mostró su confianza en tratar en esta cumbre la cooperación en "grandes catástrofes como es el caso del ébola", un asunto que "interesa a África y en el que podemos ayudar". 
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE