Unión Europea (UE)

La designación de Juncker para dirigir la CE profundiza el distanciamiento con Londres

  • "Este es un mal día para Europa", dijo el primer ministro británico, David Cameron, al término de la cumbre

Jean-Claude Juncker.

Jean-Claude Juncker.

ARCHIVO
1
Actualizada 27/06/2014 a las 20:32
  • EFE. BRUSELAS
La designación de Jean-Claude Juncker para presidir la próxima Comisión Europea (CE) por parte de los líderes de veintiséis países de la UE, con la oposición del Reino Unido y Hungría, ha profundizado el distanciamiento entre Londres y el resto del club comunitario.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE fueron incapaces de lograr la unanimidad y votaron a mano alzada para nominar al candidato que presentarán a la Eurocámara para dirigir la CE, pero también quisieron no aislar a un Reino Unido que insiste en que se necesitan reformas y que ya ha planteado una eventual salida de la Unión a través de un referéndum en 2017.

"Este es un mal día para Europa", dijo el primer ministro británico, David Cameron, al término de la cumbre, al tiempo que subrayó que "ha sido un grave error de los líderes" designar a Juncker ya que "trabajando juntos hubiéramos encontrado un candidato alternativo".

No obstante, Cameron aceptó el resultado y su derrota diplomática, pero señaló a sus colegas que se reafirma en su convicción de que "Europa tiene que cambiar... Europa necesita líderes que luchen por el cambio, con independencia de los obstáculos, de las frustraciones y de los costes a corto plazo".

Los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, felicitaron a Juncker, exprimer ministro luxemburgués y expresidente del Eurogrupo por esa nominación.

"Lo conozco desde hace más de 20 años, hemos trabajado juntos y verdaderamente creo que es un europeo comprometido y un líder político con una experiencia excepcional", enfatizó Barroso.

Precisamente esa extensa experiencia comunitaria del exprimer ministro luxemburgués y expresidente del Eurogrupo, el haber estado "en el corazón del proyecto", le hace a ojos de Cameron la persona "equivocada", pues considera que puede "aumentar el poder de Bruselas y reducir los poderes de los Estados".

Barroso, que concluirá su mandato al frente de la CE en el último trimestre del año y que como Juncker pertenece al Partido Popular Europeo (PPE), señaló que "en los próximos meses esperamos una transición suave entre esta Comisión Europea y la siguiente".

La canciller de Alemania, Angela Merkel, se mostró conciliadora con Cameron y explicó que le han prometido que "tendrán en cuenta" sus inquietudes y que puede haber diferentes ritmos en la integración europea.

En este sentido, subrayó que en las conclusiones aprobadas de esta cumbre, se han incluido elementos que "importaban particularmente a David Cameron", en cuanto a la evolución futura de la UE.

"He votado por Juncker porque hay un documento, no lo habría hecho en ausencia del documento o de un acuerdo político", afirmó por su parte el primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien consideró que el texto es "muy bueno, porque por primera vez pone el foco en el crecimiento".

Además, recordó que el político conservador es el candidato del partido más votado a nivel comunitario, por lo que respaldarle era "una elección política" para avanzar "hacia una democracia en Europa".

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, señaló que Juncker tiene una gran experiencia, es un "europeísta convencido" y "un gran amigo de España".

Para el presidente de Francia, François Hollande, que ya ha adelantado que su país quiere una de las vicepresidencias del futuro Ejecutivo comunitario, no se ha tratado de designar a "un candidato, una opción sobre una persona concreta. Es una lógica, que empezó con las elecciones europeas" del pasado mayo.

Ahora el luxemburgués, de 59 años, tendrá que obtener la luz verde del Parlamento Europeo (PE) por una mayoría de 376 votos a favor, de los 751 escaños que tiene el hemiciclo europeo, lo que ocurrirá el próximo 16 de julio en una sesión del pleno que se celebrará en Estrasburgo (Francia).

Ese mismo día los Veintiocho se reunirán en una cena informal en Bruselas con el candidato que han designado para presidir la Comisión Europea e iniciar las consultas sobre otras nominaciones para otras altas instancias de la UE, confirmó Van Rompuy.

Los líderes abordarán, ya con Juncker, las prioridades de la UE para los próximos cinco años e iniciarán nuevas consultas sobre quienes ocuparán otros altos cargos, como la presidencia permanente del Consejo Europeo y el Alto Representante de la Unión para la Política Exterior y de Seguridad Común, entre otros.

Por decidir está también el del futuro presidente permanente del Eurogrupo, un puesto sobre el que solo se debatirá y al que aspiran varios ministros de Economía, entre ellos el español Luis De Guindos o el francés Pierre Moscovici, entre otros.

Rajoy consideró hoy prematuro hablar de la posibilidad de que su ministro de Economía presida el Eurogrupo en 2015, pero elogió su labor y dijo que le gustaría que "tuviera responsabilidades importantes".
Selección DN+


  • RG
    (27/06/14 17:10)
    #1

    Cameron no está nada contento porque es el único que le puede plantar cara a sus numerosos descontentos: Si Uds no están contentos con la UE: "à la rue"; De Gaule dará un salto de alegría allí donde todavía esté!.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE