Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Obama intenta relajarse y Romney no descansa en busca de más votos

Ciudadanos esperando para votar en Bristow, Virginia.

Ciudadanos esperando para votar en Bristow, Virginia.

AFP
0
Actualizada 06/11/2012 a las 23:38
  • EFE. WASHINGTON
El presidente de EEUU, Barack Obama, jugó este martes al baloncesto, una rutina que le ha traído suerte en elecciones anteriores, mientras el aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, prefirió seguir en campaña hasta el último minuto para que no todo dependa "de unos pocos votos". 

El presidente pasó la jornada en un ambiente distendido e intentando relajarse junto a su familia y amigos, y el exgobernador la pasó montado en su avión para visitar Ohio, un estado crucial, y Pensilvania, de tradición demócrata pero donde han ganado terreno los republicanos.

Obama ha adoptado como talismán jugar al baloncesto antes de una votación crucial, después de haberse saltado un partido en una primaria de 2008 en Nuevo Hampshire en la que perdió frente a su entonces rival para la candidatura presidencial demócrata, Hillary Clinton.

Esta tarde, el presidente se reunió en una cancha de Chicago, donde esperará esta noche los resultados electorales, con miembros de su campaña, amigos y el exChicago Bulls Scottie Pippen, que acabó en su equipo.

Antes grabó varias entrevistas para medios locales y animó a los estadounidense a votar en la jornada de hoy. "Hay algo especial en ver la manera en que nuestra democracia se supone que debe de funcionar", aseguró en una de ellas.

También lamentó que en estos últimos cuatro años el Congreso haya estado más interesado "en marcar puntos políticos" que en "sacar cosas adelante", en referencia a las constantes pugnas entre republicanos y demócratas, lo que ha bloqueado la actividad legislativa desde 2010.

Confió, además, en adjudicarse en estas elecciones el estado clave de Florida, "aunque será muy apretado", según matizó.

La campaña por la reelección de Obama mantiene el optimismo ante la reñida cita de este martes con las urnas y dice que la fiesta será en Chicago y no Boston, cuartel general de los republicanos.

En Belmont, a las afueras de Boston, votó a primera hora Romney antes de viajar a Cleveland (Ohio) y Pittsburgh (Pensilvania) para agradecer a los voluntarios republicanos el esfuerzo que están haciendo para animar a los ciudadanos a votar.

Romney reveló que ha seguido con su campaña hasta en la jornada de votación porque no podría imaginarse haber pasado el día "sentado" y que las elecciones se definan finalmente "por unos pocos cientos de votos".

"No puedo imaginar ganar o perder la elección por unos pocos cientos de votos y haber pasado el día sentado", afirmó Romney en una entrevista con una emisora local de Richmond, la capital del estado clave de Virginia.

"Quiero decir, te dices a ti mismo: ¿Por qué no seguir trabajando?", agregó el exgobernador.

La idea "es hacer campaña hasta el final, hasta el último momento", señaló por su parte a Efe Ed Gillespie, uno de los asesores principales de Romney.

Gillespie se mostró "contento" con la participación por el momento y expresó su "optimismo" respecto a que por fin llegará la hora del "cambio real" con la victoria del aspirante republicano.

Tanto si gana Obama como si lo hace Romney, una vez pasada la contienda electoral cualquiera de los dos gobernará con pragmatismo y moderación.

"Obama lo ha demostrado en el primer mandato y Romney lo demostró durante sus años de gobernador de Massachusetts, los dos son mucho más adaptables que las bases de su partido", aseguró a Efe José María de Areilza, profesor de la Escuela de negocios ESADE y profesor invitado en la Universidad de Virginia.

La última palabra sobre el nombre del próximo presidente de EEUU la pueden tener los ciudadanos de Ohio, un estado que, con sus 18 votos electorales, es una pieza clave en las estrategias y cálculos de los dos candidatos para obtener los 270 votos necesarios para ganar.

Lo apretado que se prevé que sea el resultado en Ohio podría obligar a contar los llamados "votos provisionales", circunstancia que demoraría durante semanas la proclamación de un ganador.

Esos votos no se cuentan hasta que no se haya comprobado la identidad de la persona que ha rellenado la papeleta y se hayan resuelto todas las demás dudas, lo que en el caso de Ohio puede hacerse en un plazo de 10 días.

Los analistas recuerdan lo ocurrido en 2000, cuando el resultado de la elección presidencial estuvo en suspenso durante más de un mes hasta que el Tribunal Supremo confirmó la victoria del republicano George W. Bush frente al demócrata Al Gore.

En todo el país más de 5,85 millones de ciudadanos están privados de su derecho al voto porque fueron condenados por delitos.

Aunque hayan cumplido sus sentencias continúan privados del derecho que hoy pueden ejercer más de 160 millones de ciudadanos.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra