Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ELECCIONES EN EE UU

Barack Obama quiere "cuatro años más" para seguir haciendo historia

Barack Obama (izda.) y Mitt Romney (dcha.) sonríen durante la cena benéfica entre candidatos de ambos partidos en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.
Barack Obama (izda.) y Mitt Romney (dcha.) sonríen durante la cena benéfica entre candidatos de ambos partidos en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.
AFP
Tercer debate presidencial en EE UU
Tercer debate presidencial en EE UU
EFE
  • DPA. WASHINGTON
Actualizada 02/11/2012 a las 14:08
 Con sólo ganar las elecciones presidenciales de 2008, Barack Obama hizo historia al convertirse en el primer afroamericano que llegaba a la Casa Blanca. Cuatro años más tarde, el demócrata aspira a ampliar su capítulo en los libros de historia repitendo mandato para completar, dice, una tarea a la que él mismo reconoce que aún le quedan muchos flecos por cerrar.

No lo tendrá fácil sin embargo. Porque así como "esperanza" y "cambio" fueron los mantras de su campaña en 2008, la palabra "decepción" parece ser una de las más extendidas -muy a su pesar- entre buena parte del electorado que lo aupó a lo más alto de la política estadounidense la primera vez.

Poco queda de aquel presidente "cool" que le regaló un iPod a la estirada reina de Inglaterra, Isabel II, o que buscaba dirimir diferencias con unas cervezas en el jardín de la Casa Blanca.

A veces cuesta también reconcer en él al cautivante orador que recibió un Premio Nobel de la Paz cuando no llevaba ni un año de mandato... ni había hecho mucho para merecerlo. Según admitió en una reciente entrevista con "Vanity Fair", el otorgamiento constituye "una de las cosas más chocantes" que jamás le hayan ocurrido, y además supo desde el principio que le iba a "causar problemas".

Los casi cuatro años de economía aún renqueante, de constantes choques con una oposición republicana que se ha cerrado en pleno ante casi todas sus políticas, apuestas arriesgadas como gastar casi todo su capital político en una reforma sanitaria que pone de garras a muchos o decisiones difíciles como la de lanzar una operación para acabar con el enemigo número uno de Estados Unidos, el líder de Al Qaida Osama bin Laden, le han cobrado factura.

Las canas se han apoderado de su hasta hace poco tiempo negra cabellera y de su semblante ha desaparecido buena parte de la frescura que destilaba cuando, vitoreado por millones dentro y fuera del país, hizo su primera entrada triunfal en la Casa Blanca.

Con todo, el hombre que cumplió el medio siglo en pleno mandato sigue cautivando a muchos con la imagen de ciudadano de a pie que consiguió realizar su propio "sueño americano". Una faceta que combina con la de fanático de los deportes, sobre todo del golf y del baloncesto, que juega siempre que tiene un espacio libre, haciendo a la par una vida de familia lo más normal posible dentro de las posibilidades que tiene quien habita la residencia presidencial más famosa del mundo.

Además, a sus 51 años, a Barack Obama le siguen gustando los retos, sobre todo el que culminaría su carrea política. Y, hasta ahora, al mandatario no se le han resisitido los desafíos, pese a que no siempre lo tuvo fácil.

Barack Hussein Obama nació el 4 de agosto de 1961 en Hawaii, fruto de una relación nada usual en aquellos años: la de su madre blanca y oriunda de Kansas, Ann Dunham, y su padre Barack Obama, un estudiante de intercambio negro procedente de Kenia al que apenas volvería a ver tras la separación de sus progenitores, cuando él aún era casi un bebé.

Su madre volvería a casarse, esta vez con un un indonesio, lo que llevó al pequeño Obama a vivir durante cuatro años en el país asiático con la principal mayoría musulmana del mundo.

Su semi-exótico origen y sus primeros años en el extranjero han alentado los últimos años todo tipo de teorías por parte de sus detractores.

Hasta tal punto, que la Casa Blanca se vio obligada en 2011 a hacer pública su partida de nacimiento para demostrar que nació en territorio estadounidense -y que por lo tanto es legítimo que sea presidente, según las leyes del país-, además de reiterar en varias ocasiones que el mandatario es "cristiano" y no musulmán, como según las encuestas llegaron a creer uno de cada cinco estadounidenses.

Aun así, justo antes de las elecciones el controvertido empresario inmobiliario Donald Trump volvió a poner en duda su origen estadounidense.

Obama sólo volvió a Hawaii para cursar secundaria, tiempo durante el cual vivió con sus abuelos. Su madre murió en 1995.

Sus estudios de derecho lo llevaron a Nueva York y Harvard antes de hacerlo recaer en Chicago, ciudad que se convertiría a partir de entonces en su hogar adoptivo. Algo que en buena parte se debe a que allí conoció a la también abogada Michelle Robinson, el "amor de su vida" y "amiga" con la que acaba de celebrar su 20 aniversario de casados y con quien tiene dos hijas, Sasha y Malia, quienes de repetir mandato su padre tendrán la poco envidiable experiencia de pasar su adolescencia en la residencia presidencial más vigilada del mundo.

Obama se jacta de conocer la calle y tiene base para ello: mucho antes de que despertaran sus ambiciones políticas, se pateó las duras calles de Chicago como asistente social.

El paso desde las bases ciudadanas hacia la política no tardó sin embargo: en 1996 entró en el Parlamento de Illinois.

Sólo ocho años más tarde dió un salto más grande aún, logrando un escaño de senador en el Capitolio de Washington, a un tiro de piedra de la Casa Blanca, que ocupó en 2009, después de una fulgurante carrera que lo llevó de ser un novato desconocido en los entresijos políticos de la capital a derrotar a veteranos como su ahora secretaria de Estado Hillary Clinton, para hacerse con una presidencia que quiere prolongar otros cuatro años más.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE