Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ENERGÍA NUCLEAR

La Cumbre de Seúl da un paso más en seguridad nuclear

El presiente surcoreano, Lee Myung-bak, se dispone a comparecer en una rueda de prensa durante la II Cumbre sobre Seguridad Nuclear en Seúl, Corea del Sur
El presiente surcoreano, Lee Myung-bak, se dispone a comparecer en una rueda de prensa durante la II Cumbre sobre Seguridad Nuclear en Seúl, Corea del Sur
EFE
  • EFE. SEÚL (COREA DEL SUR)
Actualizada 27/03/2012 a las 17:01
La II Cumbre de Seguridad Nuclear ha logrado algunos avances que consolidan el compromiso internacional de proteger los materiales atómicos, en una cita en la que el programa nuclear de Corea del Norte ha sido una de las cuestiones más tratadas entre bambalinas.

La reunión congregó a 53 líderes mundiales, entre ellos los de potencias con armamento nuclear como EEUU, China o Rusia, que coincidieron en que la amenaza de que materiales peligrosos como uranio altamente enriquecido o plutonio caigan en manos de grupos hostiles es "muy real".

Con esta premisa, en Seúl se han logrado algunos acuerdos concretos para reducir el uso de uranio de alto grado o reforzar la lucha contra el tráfico ilícito de este tipo de materiales, en lo que los mandatarios consideran un "gran paso" adelante en los esfuerzos contra el terrorismo nuclear.

Sin embargo, todavía hay muchos puntos en los que trabajar antes de la próxima cita, que tendrá lugar en Holanda en 2014, entre ellos hacer que el régimen actual en materia de seguridad se convierta en algo universal.

En este sentido, los participantes en la Cumbre de Seúl han dejado claro que todos los compromisos adoptados son de cumplimiento voluntario, puesto que la seguridad en este terreno, aunque fundamental, es una responsabilidad de cada país.

Por eso, fortalecer la cultura de seguridad nuclear y promover la cooperación internacional es uno de los objetivos declarados de los países participantes, que también han recalcado el papel fundamental del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

En la declaración final no hay ninguna mención específica a cuestiones de no proliferación de armamento nuclear, ya que este asunto está fuera de la agenda desde la primera cumbre, celebrada en Washington en 2010 a instancias de Barack Obama.

Ello no ha impedido que en Seúl quedara muy patente la preocupación internacional por el programa atómico de Corea del Norte, país con el que Corea del Sur está técnicamente en guerra desde 1953, cuando el conflicto que las enfrentó terminó sin un tratado de paz.

Diez días antes de la cita de Seúl, el régimen comunista de Pyongyang anunció su intención de lanzar un satélite en un cohete de largo alcance en abril, coincidiendo con las celebraciones por el centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung.

Aunque Corea del Norte sostiene que tiene fines científicos, el lanzamiento está ampliamente contemplado como una prueba encubierta para desarrollar misiles de largo alcance con capacidad nuclear.

Ya antes de que comenzara la cumbre, Pyongyang, con su habitual retórica bélica, advirtió de que cualquier mención a su programa nuclear en el comunicado final de Seúl sería contemplada como "una declaración de guerra".

En este contexto de tensión, la cuestión norcoreana ha sido protagonista de numerosas reuniones bilaterales, entre ellas las que han mantenido los líderes de China, EEUU, Rusia, Japón y Corea del Sur, los miembros, junto con Corea del Norte, del estancado diálogo a seis bandas para la desnuclearización de ese país.

Japón, Corea del Sur y EEUU han condenado con los términos más enérgicos la actitud norcoreana, e incluso Rusia, normalmente tibia en sus declaraciones hacia el país comunista, y China, principal aliado de Pyongyang, han expresado su inquietud por esta cuestión.

Pero ello no parece haber frenado los controvertidos planes de Corea del Norte, un país del que ha tomado las riendas el joven y aparentemente inexperto Kim Jong-un, el hijo menor y sucesor del fallecido Kim Jong-il.

En un comunicado difundido por la agencia estatal norcoreana, KCNA, el régimen norcoreano aseguró hoy que no tiene intención de renunciar al lanzamiento del satélite e insistió en que constituye su "derecho legítimo" como Estado soberano.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE