Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Los bancos centrales abren el grifo de la liquidez y la bolsa española sube un 3,6%

  • La medida pone remedio a la desconfianza entre las entidades y busca que el crédito fluya a empresas y familias

  • JULIO DÍAZ DE ALDA . COLPISA. MADRID
Actualizada 16/09/2011 a las 01:02

A grandes males, grandes remedios. A la vista de la sequía que reina en el sistema interbancario, en el que nadie se fía de nadie, y del peligro que ello conlleva, los bancos centrales han salido al rescate de las entidades financieras. El Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (Fed) estadounidense y los emisores de Japón, Reino Unido y Suiza unieron fuerzas ayer para inyectar liquidez y prestarles dólares de forma ilimitada mediante créditos baratos a tres meses de plazo hasta final de año.

En definitiva, los reguladores salen al paso para evitar un colapso financiero que empezaba ya a cobrar forma. La reacción no se hizo esperar, y la euforia se adueñó de las bolsas a uno y otro lado del Atlántico. Los bancos, muy castigados en los últimos días ante los graves problemas que atraviesa Grecia, fueron los mayores beneficiados.

El Ibex remontó un 3,63% hasta los 8.337 puntos. BBVA fue líder de la remontada, al avanzar un 5,3%. Santander ganó un 5,1%; Bankinter, un 4,7%; Popular, un 3,2% y Sabadell, un 2%.

La Grecia del euro

Coordinación, actuaciones al unísono y sin discrepancias. Era la petición, casi la súplica, reiterada por los responsables del Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, entre otros, ante los problemas de liquidez surgidos en las últimas semanas.

El primer episodio de ese ¡Todos a una¡ llegó el miércoles, de la mano de Angela Merkel, Nicolás Sarkozy y Yorgos Papandréu: "Grecia no saldrá del euro, no entrará en quiebra y no la dejaremos caer". El segundo, mucho más efectivo, quizá porque los mercados prefieren el dinero contante y sonante a los mensajes políticos, lo protagonizaron Jean Claude Trichet y sus colegas: barra libre de dólares para quien los necesite. Y surtió efecto. Al menos, por el momento.

El BCE explicó que prestará dinero en dólares a través de tres subastas, que se celebrarán los próximos días 12 de octubre, 9 de noviembre y 7 de diciembre, con vencimientos, respectivamente, el 5 de enero, el 2 de febrero y el 1 de marzo. La fórmula elegida para insuflar "billetes verdes" será la de operaciones de recompra de activos contra garantías que avalen de forma suficiente cada inyección.

Aún así, el regulador europeo mantendrá sus habituales y ya anunciadas subastas semanales en moneda estadounidense. El miércoles, sin ir más lejos, adjudicó 575 millones de dólares a un tipo fijo del 1,1% a dos entidades de la zona euro.

Los bancos centrales de Reino Unido, Suiza y Japón se han comprometido también a celebrar sendas subastas a tres meses de aquí a final de año, con lo que se garantizaría la liquidez necesaria.

El precedente de Lehman Brothers

No es la primera vez que los guardianes de las divisas actúan de forma coordinada. Ya lo hicieron hace ahora justo tres años (el 18 de septiembre de 2008), cuando las cenizas de Lehman Brothers aún estaban calientes y la desconfianza entre bancos dejó seco el grifo internacional. Algo parecido a lo que ha sucedido estos días, con las entidades financieras en el punto de mira por los temores a una recesión global y a un impago de la deuda soberana griega. Eso, y el ataque de los especuladores, han hecho que los bancos no se prestaran dinero entre sí, y sólo acudieran a las operaciones a corto plazo que organizaban sus bancos centrales. La prueba es que los bancos españoles pidieron en agosto casi 70.000 millones de euros al BCE, un máximo anual y un 34% más que en 2010. El objetivo de la macro-subasta de dólares es reanimar el mercado y, en la medida de lo posible, permitir que el dinero llegue a la economía real. Esto es, a empresas y particulares. En Francia, donde sus grandes bancos han sido los más perjudicados de toda Europa en los últimos días, la bolsa avanzó un 3,3%. La banca gala, de la que se insinuaba pudiera estar al borde del precipicio por su falta de dólares, se dio un festín. Société ganó un 5,4%; Crédit, un 5,8%, y BNP se disparó un 13,3%. Milán rebotó un 3,6%, mientras Intesa San Paolo y Unicredito se apuntaban un 6,9% y un 10,2%, respectivamente.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE