Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La UE fija las sanciones para los países con déficit excesivo

Las cantidades que se reciban de las multas alimentarán el fondo de rescate para países con problemas financieros

  • IÑAKI CASTRO . COLPISA. BRUSELAS
Actualizado el 07/06/2011 a las 10:40
La UE dio ayer un paso decisivo para completar su arquitectura económica. Los socios comunitarios aprobaron en una cumbre en Bruselas la reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, la columna vertebral de la coordinación financiera a nivel europeo. La gran novedad derivada de esta profunda modificación es que los Veintisiete castigarán a los gobiernos manirrotos que no velen por unas arcas públicas saneadas a medio y largo plazo. Para ello, se prevén medidas tan disuasorias como multas equivalentes al 0,2% del PIB, alrededor 2.000 millones de euros en el caso español.
El fortalecimiento del Pacto de Estabilidad forma parte de la estrategia europea para recuperar la credibilidad de los mercados. Después del desplome de Grecia hace menos de un año y la crisis de la deuda soberana, los Veintisiete concluyeron que la única manera de proteger sus economías y la moneda común pasaba por una mayor coordinación. En este contexto, se decidió articular un ambicioso paquete de medidas que incluye la reforma aprobada ayer, el fondo de rescate para países en apuros y el Pacto del Euro, el acuerdo impuesto por Alemania para impulsar la competitividad.
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, describió la revitalización del Pacto de Estabilidad como una "reforma histórica" que conllevará una "vigilancia sin precedentes" de las economías del continente. Lo cierto es que la UE, criticada siempre por su lentitud, ha alcanzado un acuerdo que afecta a seis paquetes legislativos en un tiempo récord para sus ritmos. La conclusión más importante es que los Veintisiete se han puesto duros con los países derrochadores y poco previsores. A partir de ahora, la austeridad deberá primar en las cuentas públicas para que ningún socio ponga en aprietos al resto.
El objetivo primordial de esta vigilancia europea será controlar al dedillo la evolución del déficit y la deuda. La UE mantiene sus límites tradicionales del 3% y el 60% del PIB para ambos conceptos, pero obliga a los países a grabarse a fuego las dos variables tanto en época de vacas flacas como en ciclos expansionistas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE