Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ECONOMÍA

El presidente del Banco Nacional de Suiza dimite por enriquecerse especulando con divisas

  • Hildebrand ha justificado su dimisión alegando que no tiene cómo probar su "inocencia" y a fin de preservar la "credibilidad" de la institución que ha dirigido hasta ahora

Philipp Hildebrand, durante el anuncio de su dimisión

Philipp Hildebrand, durante el anuncio de su dimisión

EFE
0
09/01/2012 a las 17:46
Etiquetas
  • EFE. GINEBRA
El presidente del Banco Nacional de Suiza (BNS), Philipp Hildebrand, sucumbió este lunes a la presión y dimitió tras haber sido acusado de enriquecerse especulando en el mercado de divisas gracias a la información privilegiada que poseía.

La noticia fue una sorpresa, dado que estaba previsto que esta misma tarde Hildebrand se reuniese con la comisión de Economía del Consejo Nacional (Cámara baja). Un encuentro en el que también iban a participar el presidente del Consejo del BNS, Hansueli Raggenbass, y la presidenta de la Confederación Helvética, Eveline Widmer-Schlumpf.

Hasta la fecha, tanto el Consejo Federal (Gobierno) como el Consejo del BNS lo apoyaban, una condición que Hildebrand había señalado como indispensable para poder seguir en el cargo.

La dirección del BNS se limitó a decir que lamenta la decisión de su hasta ahora presidente, así como las circunstancias que le han empujado a dimitir.

En rueda de prensa, Hildebrand justificó su dimisión afirmando que no tiene cómo probar su inocencia y en aras a preservar la credibilidad de la institución que ha dirigido hasta hoy. "Dejo el banco con gran tristeza, pero de ello depende la credibilidad del Banco Nacional Suizo, que es su bien más preciado", declaró. Hildebrand afirmó que "en vista de que la presión no se reducía", ha decidido "tirar la toalla": "No creo que pueda acallar las sospechas y no creo que lo logre jamás".

La polémica estalló la semana pasada, cuando la prensa publicó que el Consejo Federal había solicitado dos investigaciones (una pública y otra privada) para determinar si Hildebrand o su entorno familiar habían cometido alguna falta al especular y enriquecerse en el mercado de divisas usando información privilegiada.

Ambas investigaciones exculparon al directivo, pero señalaron como dudosa una transacción en que su esposa, Kashya Hildebrand, había comprado 500.000 dólares tres semanas antes de que el BNS estableciera un cambio fijo entre el euro y el franco suizo que revalorizó el dólar, lo que conllevó una cuantiosa ganancia para la pareja.

Precisamente, la dirección del BNS confirmó que, por ahora, se mantiene el tipo de cambio fijo de 1,20 francos suizos por cada euro, y anunció que asumirá la presidencia del banco de forma interina el vicepresidente, Thomas Jordan. Hildebrand ha insistido en que su esposa, "que tiene un carácter fuerte", fue quien decidió realizar la transacción y que él no tuvo conocimiento de la misma hasta la mañana siguiente.

"He llegado a la conclusión de que nunca podré dar la prueba definitiva de que la transacción dudosa fue ordenada por mi esposa. Solo puedo dar mi palabra de honor", se justificó.

No obstante, hoy se supo que la esposa escribió en plural cuando solicitó a su consejero financiero que realizase la transacción de 500.000 dólares, lo que deja la puerta abierta a un eventual conocimiento y connivencia del marido. De hecho, las investigaciones revelaron que sólo en el 2011, la pareja realizó transacciones en el mercado de divisas por valor de 2 millones de francos.

La polémica ha levantado ampollas en Suiza no sólo por el cargo de Hildebrand, y el daño que pueda haber causado a la imagen del BNS, sino porque una vez más, se ha violado el sacrosanto secreto bancario, dado que esta información fue robada por un funcionario del banco privado Sarasin, donde está depositado el dinero de la pareja.

En empleado obtuvo la información fotografiando con su teléfono móvil la pantalla del ordenador, y ha sido imputado por la Fiscalía del cantón de Zúrich por haber violado la ley de bancos.

El informático dio la información a legisladores del partido UDC -una formación ultraderechista y xenófoba, furibunda opositora a Hildebrand y a su política monetaria-, quienes la transmitieron a su vez al Consejo Federal, lo que ha añadido tintes de lucha partidista a la ya espinosa polémica financiera.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra