Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Bruselas sube el listón a la banca, que se enfrenta a una oleada de suspensos

  • Stantard & Poor"s calcula que los activos de la banca española sufren una pérdida de valor de 300.000 millones

  • M.J.A. . COLPISA. MADRID
Actualizada 12/10/2011 a las 01:02

Arrecia la tormenta sobre el sector bancario europeo y también pintan bastos para las entidades españolas. El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, advierte en tonos dramáticos de la necesidad de recapitalizar las entidades. Bruselas ultima las fórmulas que aplicará en las exigencias de la solvencia y el supervisor bancario europeo ya ha dado pistas sobre las nuevas pruebas de resistencia que se propone imponer a las instituciones, que ponen el listón mucho más elevado y podrían exigir refuerzos a la mayoría de la banca española.

Bancos y cajas nacionales lo tienen cada vez más difícil: la agencia de calificación Standard & Poor"s anunció ayer una rebaja de la nota de la deuda a quince bancos y cajas, y del sistema financiero en su conjunto, en este caso por el riesgo económico del país y la turbulencia de los mercados.

Incluidos Santander y BBVA

Los problemas de los sistemas bancarios de unos y otros países son claramente distintos. Mientras los dirigentes del BCE, y también Bruselas, centran ahora las necesidades de capitalización en el impacto de la crisis de deuda en las carteras de las entidades, especialmente alemanas y francesas, los bancos españoles sufren de rebote las consecuencias. Pero su punto flaco es muy diferente y se centra en el riesgo inmobiliario, que les cuesta mucho digerir. Además, las turbulencias causadas por la situación griega, y el cierre de los mercados mayoristas han complicado su actividad y los resultados del negocio en el ámbito nacional.

Buena prueba de ello es la rebaja anunciada por S&P se extiende a los dos gigantes bancarios, Santander y BBVA, a pesar de que buena parte de sus resultados proceden del negocio en el exterior. La lista de los afectados por el descenso abarca también a Sabadell, Bankinter, BBK y Kutxa.

En conjunto, todo el sistema financiero español baja de la consideración de nivel 3 a un rango 4, de un total de diez. La agencia realiza una estimación de las pérdidas imputables a los créditos morosos y fallidos, y a la merma de valor de los activos adjudicados, que eleva a una cuantía en torno a los 300.000 millones a lo largo de la crisis.

Bancos y cajas españoles no verán la luz al final del túnel en un plazo de 15 a 18 meses, añaden los analistas de la agencia.

Por su parte, Fitch decidió degradar la calidad de la deuda de Santander, Banesto, BBVA, Caixabank, Popular y Sabadell con similares argumentos.

En medio de este panorama, las exigencias de recapitalización que se plantea Europa, y los primeros esbozos de las pruebas de solvencia a las que quiere someter a las instituciones, han encendido todas las alarmas. Que por causa de las carteras de deuda nos veamos obligados a la recapitalización no tiene sentido, alertaron, sucesivamente, el presidente del Popular, Ángel Ron, y el consejero delegado de Banesto José García Cantera. "Los bonos son tradicionalmente el activo más seguro y si se ponen en cuestión, ¿quién querrá comprarlos", argumentó Ron.

No parece que la Autoridad Bancaria Europea esté por la diferenciación. El supervisor estudia elevar del 5% al 7% las exigencias de capital mínimo de máxima calidad que se exigirá a las entidades en las nuevas pruebas que se aplicarán al sector financiero. En una primera aproximación, se apunta que casi todas las entidades españolas -17 de 24- podrían necesitar más capital.

TURBULENCIAS

La solvencia de la banca europea, otra vez en entredicho. Tres meses después de aprobar los "test", las autoridades admiten que algunas entidades van a necesitar recapitalizarse debido a su exposición a la deuda soberana de Grecia y otros países.

La paradoja de la deuda pública "de riesgo". La banca considera una paradoja que las entidades vayan a necesitar dinero público como consecuencia de haber comprado deuda pública, un activo "seguro".

La peculiaridad de la banca española. Los bancos españoles no poseen tanta deuda soberana como los franceses o españoles, pero tienen un problema añadido: "el ladrillo".

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE