Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

energía

El repunte del precio de la luz anula la bajada del recibo prevista por Industria

  • Aunque el Gobierno recorte un 1% la factura, no compensará la subida en el coste de la energía del 5,4% este mes por la calma climatológica​

Una factura de la luz.
Una factura de la luz.
DN
  • colpisa. madrid
Actualizada 14/12/2015 a las 06:00
La situación anticiclónica que ha vivido prácticamente toda la Península desde principios de mes está a punto de arruinar una de las promesas que había anunciado el Gobierno para antes de fin de año: la rebaja de la factura de la luz desde el próximo 1 de enero. El ministro de Industria ya había anticipado que ese recorte supondría aproximadamente un 1% del recibo medio. Pero en la primera quincena de diciembre, el coste de la electricidad en el mercado mayorista -el que determina un 35% del total de la factura, según los últimos datos de la CNMC- ha repuntado un 5,5%. Es decir, que el importe mensual de la electricidad subirá en torno a un 4,5% después de las campanadas de Fin de Año, y eso una vez descontada ya la rebaja del Ejecutivo.

La intención del Gobierno es la de incluir una disminución de los peajes -la parte fija del recibo, sobre la que puede actuar directamente- de unos 300 millones de euros, gracias al superávit del sector eléctrico derivado de la liquidación de las cuentas del regulador correspondientes a 2014. Con el incremento de los ingresos y la disminución de los costes del sistema, Industria logró que por primera vez el entramado energético no registrara déficit en un ejercicio. Aunque legalmente no se puede utilizar ese excedente de dinero para rebajar la factura, José Manuel Soria había anticipado que sí podría utilizar otra vía: la rebaja de los pagos por capacidad, es decir, las cuantías que se le abonan a determinadas centrales para que, en cualquier momento que sea necesario, aporten suministro. Esta norma se materializaría en un recorte medio del 1% del recibo, inferior en todo caso al 2,2% que el Ejecutivo aprobó en agosto.

Sin embargo, Industria no contaba con un mes de diciembre tan meteorológicamente agradable para los ciudadanos (contaminación aparte), a la vez que perjudicial para sus facturas eléctricas. Desde el pasado día 1, el coste medio de la electricidad en el mercado mayorista se ha situado en los 59,74 euros por megavatio/hora (Mwh). Supone un incremento del 16,6% con respecto a la media de noviembre. Y si se compara con el último mes de 2014, la subida se aproximaría al 26%, según los datos de OMIE, el operador del mercado energético ibérico.

De confirmarse estos datos, se trataría del mayor precio de energía de todo 2015 en un mes en el que esta referencia suele ser de las más bajas del año, gracias a los temporales que se suelen suceder durante estas semanas. Las inclemencias climatológicas son las que impulsan la producción a través de energía eólica e hidráulica, las más baratas con respecto al carbón, ciclos combinados o nucleares. Sin embargo, la estabilidad de estos días ha provocado que apenas un 23% de la energía provenga de estas fuentes limpias. La media ha caído drásticamente desde el 37,5% de energía que aportaban estas centrales a lo largo de todo 2015. De hecho, las eólicas apenas suman un 10% de la energía consumida en diciembre, la mitad de lo que ha supuesto su producción anual.

El paralelismo entre tipo de producción y precio de la electricidad es casi simétrico. Por ejemplo, en los meses de febrero y marzo, la aportación de las renovables alcanzó el 47% y el 46% del total, respectivamente, y el coste de la energía en el mercado mayorista descendió a mínimos anuales, en el entorno de entre los 42 y los 43 euros por Mwh.

La estabilidad de los precios registrada en verano, gracias al abaratamiento de los productos petrolíferos y a una aportación de las centrales ‘verdes’ mayor de la estimada, permitió al Gobierno que los ciudadanos pudieran comprobar los efectos de la rebaja de la parte fija aprobada desde agosto. Supuso una reducción del recibo del 2,2%. A ese recorte se unió la tendencia bajista del mercado mayorista, cuyo coste cayó un 17% entre agosto y octubre, un 6% en la media del recibo.

UN 2015 AL ALZA

Si se confirma la tendencia actual de los precios de la luz, el mes en el que más caro ha resultado encender el interruptor fue, además de diciembre, el de julio, con un coste medio de 59,5 euros por Mwh. En ambos periodos se incluyen días en los que el coste medio ha repuntado hasta los 66 euros/Mhw, como en las dos primeras jornadas de diciembre. Se trata de una de las referencias más elevadas de todo el año.

Además, en 2015 el recibo de la luz también habrá incrementado su impacto en los presupuestos familiares, pese a que el ministro de Industria anticipó en febrero que no sería así. En los últimos 12 meses el coste de la electricidad se ha incrementado un 20% con respecto al de 2014. Este dato supone que el recibo ha subido un 7%, de media, aunque si se descuenta la rebaja aprobada por Industria en agosto, ese recibo habría subido aproximadamente un 5% a lo largo de todo el año, casi lo mismo que se espera para enero salvo que Industria tire de hucha y baje los peajes más de lo previsto.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE