Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

MACROECONOMÍA

La reforma fiscal beneficia menos a la clase media que a las rentas bajas y más altas

  • La Fundación de Estudios de Economía Aplicada afirma que sólo el 5,2% de los contribuyentes pierde con los cambios tributarios

Oficinas de la Hacienda foral en una campaña del IRPF anterior
Oficinas de la Hacienda foral en una campaña del IRPF anterior.
ARCHIVO
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 11/06/2015 a las 06:00
La medida estrella de la reforma fiscal aprobada por el Gobierno fue la rebaja del IRPF que entró en vigor este año y que continuará el próximo. Con esta iniciativa el Ejecutivo confía en compensar la maltrecha economía de los ciudadanos de los esfuerzos realizados al soportar las anteriores subidas de impuestos y otros recortes. Sin embargo, detrás de las grandes cifras anunciadas por el Ejecutivo se esconde la letra pequeña de los efectos reales de la aplicación. Y es que los beneficios de esta menor presión fiscal no son iguales para todos. De hecho, los más favorecidos son aquellos contribuyentes con rentas bajas pero también los más ricos, mientras que la clase media notará menos la rebaja. Además, también ayudará más a aquellos cuyos principales ingresos provienen de las rentas del ahorro -dividendos, intereses…- y no del trabajo, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) sobre el impacto de esta medida.

El documento presentado este miércoles 10 de junio estima que la mayor parte de los contribuyentes (62%) se verán favorecidos por la reforma fiscal, mientras que solo el 5,2% perderá con estos cambios tributarios. Asimismo, para un 30% el resultado le será indiferente, es decir, que apenas notará una variación. Y es que la rebaja tributaria esconde algunas sorpresas. Par empezar, Fedea calcula que la rebaja media del IRPF será del 10,57% frente a la media del 12,5% que estimó el Gobierno. Además, la reducción de los tipos de IRPF supondrá una devolución a los contribuyentes de 7.100 millones que compensará la subida de impuestos de 2011 que ascendió a 4.700 millones más de carga tributaria. "Con el cambio fiscal de 2015 se neutraliza totalmente el efecto de la subida de 2011 y se va un poco más allá", explicó uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad de Zaragoza, Julio López.

Sin embargo, este experto advirtió que la reforma impide que el beneficio se reparta de forma equitativa para todos los ciudadanos. En su opinión, todos los contribuyentes pagarán menos de media, aunque el cambio fiscal también genera un menor efecto redistributivo del impuesto. De hecho, según el estudio de Fedea, el IRPF antes de la reforma reducía la desigualdad de la renta en un 12,75% y en 2016 lo hará sólo en un 11,89%. Y es que la ganancia de renta que produce la rebaja es mayor en los tramos de renta más bajos, pero luego ese efecto se va diluyendo a medida que aumenta la renta hasta que llega al tramo de contribuyentes más potentados, donde vuelve a crecer. Así, el beneficio de la reforma para el 1% de los contribuyentes que más renta declaran en el IRPF (superior a 94.182 euros) será mayor en términos relativos que para los contribuyentes con rentas superiores a 29.549 euros. Por su parte, los contribuyentes con rentas inferiores a 24.000 euros se benefician de una rebaja de hasta el 23,47% entre 2014 y 2016.

Pero también se verán más favorecidos con la reforma aquellos contribuyentes cuya renta proviene en mayor medida del ahorro, especialmente de las ganancias de patrimonio. El estudio recuerda que se trata de un grupo formado por pocos contribuyentes que, además, se sitúan en la parte más alta de los tramos de renta. "Son pocos y muy ricos", recalcó Laborda tras explicar que su beneficio es mayor por la reducción de los tipos de gravamen del ahorro que incluye la reforma.

PENSIONISTAS

Tampoco los pensionistas serán de los más beneficiados por esta rebaja del IRPF. Tanto su cuota resultante de la autoliquidación como su cuota final disminuyen por debajo de los porcentajes medios para el conjunto de contribuyentes. Frente al 10,57% de reducción de la cuota final media entre 2014 y 2016, la disminución para los pensionistas es del 9,51%. Entre los ganadores de la reforma, el estudio sí que cuenta a las familias numerosas y a quienes tienen a personas dependientes a su cargo.

El estudio recuerda que el IRPF se compone de un tramo autonómico, por lo que el efecto en la rebaja para los contribuyentes también depende de la decisión de los gobiernos regionales de replicar o no la rebaja del tramo estatal. En cualquier caso, el documento estima que en todas las comunidades un 42,9% de los contribuyentes pagará un IRPF menor entre 2014 y 2015 y un 23,6% un impuesto mayor.

Por último, desde Fedea recordaron que la rebaja del impuesto también tendrá una reducción de la recaudación del Estado estimado sobre la cuota final (solo para las declaraciones con cuota positiva), ya que el tipo efectivo cae desde el 14,9% en 2014 al 13,8% en 2015 y 13,4% en 2016. En cualquier caso, el Gobierno siempre ha explicado que esta disminución se compensará con el aumento de ingresos procedentes de la recuperación económica.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE