Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

DIÁLOGO SOCIAL

España, un país marcado por la divergencia salarial

  • Los convenios colectivos ya firmados recogen desde subidas del 5% para este año hasta recortes del 2,5%
  • Sindicatos y patronal negocian un aumento cercano al 1% en el acuerdo marco, que también incluye promover la contratación indefinida

Los sindicatos y la patronal acercan posiciones hacia una subida salarial
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, segundo por la derecha, junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell, segundo por la derecha.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 15/02/2015 a las 11:45
El nuevo Acuerdo marco para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) parece cada vez más cerca. Falta por cerrar el pacto salarial para 2016 y 2017, mientras que para 2015 la cifra estará en torno al 1%.

Los sindicatos quieren que el incremento salarial quede abierto para los próximos años, sin un guarismo concreto, de forma que no existan frenos para alcanzar, en los sectores donde se pueda, aumentos más elevados. Las referencias concretas del anterior AENC pusieron un techo a la negociación sectorial o empresarial, como se refleja en la moderación salarial de los últimos años. El incremento salarial medio pactado en los convenios en 2014 fue del 0,57%; del 0,52% en 2013, y del 1,1% en 2012.

Pero ahora, la situación es distinta y tanto empresarios como sindicatos coinciden en que los salarios deben tener un nuevo protagonismo en la recuperación económica, para estimular el consumo y, por tanto, las ventas de las empresas, y el empleo. "Los sueldos tienen que subir", reconocen en la CEOE. Con un crecimiento del PIB para este año de hasta el 3% como pronostican los grandes empresarios, ven factible pactar un aumento del 1%. De hecho, algunos convenios ya se han adelantado y han pactado subidas de ese tenor o incluso superiores. Por ejemplo, el Real Madrid Club de Fútbol ha firmado un aumento salarial para sus trabajadores (futbolistas aparte) del 3,05%. No obstante, la mayor subida salarial en 2015 firmada hasta ahora la van a disfrutar los 272 trabajadores de la empresa gallega Denso Sistemas Térmicos, cuyos salarios se incrementan este año un 5%.

No tan alto, pero con un significativo aumento del 2% se han firmado los convenios colectivos del sector de la construcción de Bizkaia, el de las empresas de mensajería, o los convenios de empresa de ArcelorMittal Sagunto y EADS-CASA (2,04%), entre otros. Iberia, tras los recortes de los últimos años y la reclasificación profesional, sube los sueldos de sus pilotos un 4% mientras a los tripulantes de cabina se les congela.

El 1% que probablemente se pacte en el AENC ya está incorporado en los convenios de Renault, Mapfre, EON, Endesa, Pamesa Cerámica o en el de los protésicos dentales.

Sin embargo, entre los 348 convenios colectivos ya registrados con efectos económicos para 2015 hay muchos con congelación salarial, según la recopilación facilitada por CCOO. Por ejemplo, Aena -que acaba de privatizar el 49% de su capital al precio más alto previsto-, Vodafone, McDonalds, Isla Mágica, Cruz Roja servicios centrales, Abertis Autopistas, Hero España, Santa Bárbara, Fremap, Alcatel, FCC Vitoria o Cemex. La devaluación salarial no ha acabado. Y si no que se lo digan a los trabajadores de Alcoa Alicante que han visto cómo en su convenio se fijaba un descenso del 2,5% para este ejercicio.

Varios convenios sectoriales han mantenido para este año el incremento del 0,6% recomendado para 2014. Por ejemplo, el del comercio de alimentación (56.500 trabajadores), estaciones de servicio (50.000 empleados), seguros y reaseguros y mutuas de accidentes (70.726) o faenas agrícolas, forestales o ganaderas (125.000 trabajadores).

El incremento salarial medio pactado en los 348 convenios registrados con efectos económicos para este año es el 0,57%. Sin embargo, en los 101 convenios sectoriales, que afectan a 880.542 trabajadores, el aumento salarial pactado es el 0,61%, mientras que en los 247 convenios de empresa, con 186.657 trabajadores, la subida media es del 0,37%. En realidad, existen muchos más convenios vigentes este año, un total de 2.814 que amparan a 4.391.255 trabajadores, pero sin definir -o al menos registrar- cuál será la variación salarial para 2015.

La industria y la construcción son dos de los sectores que sirven de referencia, ya que agrupan a más de tres millones de empresas entre ambos. El secretario general de MCA-UGT, Carlos Romero, explica que uno de los objetivos del acuerdo marco es recuperar el peso de la negociación colectiva: "Con la crisis y tras la reforma laboral, cada vez se estaban negociando menos convenios colectivos y aumentaba el número de trabajadores sin la cobertura de los mismos". Romero insiste en que "para apuntalar el crecimiento económico, los salarios tienen que mejorar y eso sólo se puede lograr pactando". Pero también reclama que, si se alcanza el acuerdo, los empresarios cumplan lo pactado por CEOE y no intenten luego "forzar un acuerdo a la baja en las empresas".

Entre lo pactado ya por los agentes sociales dentro del AENC está el impulso a los convenios sectoriales o estatales, promocionar la contratación indefinida en el acceso al mercado de trabajo y la transformación de contratos temporales en contratos fijos. No obstante, para facilitar los contratos temporales para necesidades coyunturales, los convenios colectivos de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, los sectoriales de ámbito inferior podrán ampliar hasta en doce meses la duración máxima legal de los contratos por obra o servicio determinado.

Control del absentismo
Por otra parte, en el acuerdo se trata expresamente el control de la incapacidad temporal y de absentismo. El nuevo acuerdo de negociación colectiva establece que los convenios colectivos deben adoptar medidas para mejorar la gestión y control de la prestación por Incapacidad Laboral Transitoria e incluir criterios dirigidos a reducir los índices de absentismo en la empresa. Asimismo, recoge vincular los complementos de la prestación pública por incapacidad temporal al mecanismo de control de la salud del trabajador. El Gobierno modificó el año pasado la ley de mutuas, dando más capacidad de control a las mutuas.

El acuerdo señala expresamente que el absentismo injustificado conlleva una pérdida de productividad e incide de manera negativa en los costes laborales, perjudicando la competitividad de las empresas y la posibilidad de mejorar los niveles de empleo y renta de los trabajadores. "La reducción de las ausencias injustificadas debe ser un objetivo compartido por la representación sindical y empresarial". Por ello, dice, los convenios colectivos deberían analizar las causas de ese absentismo injustificado, establecer criterios para reducirlo y medidas correctoras y de control.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE