Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

CONSUMO

La ola de frío eleva un 21% el precio de la luz por el alto consumo

La demanda de energía en hogares y empresas impide que se reduzcan los precios eléctricos a pesar de que aumenta la producción eólica

Ampliar Bono social, un 25% menos en la factura de la luz
Bono social, un 25% menos en la factura de la luz
  • COLPISA. MADRID
Actualizado el 05/02/2015 a las 13:30
Ni el viento ni la lluvia que azotan estos días la mayor parte de la Península pueden sostener, ni siquiera bajar, el precio de la electricidad. Y eso, a pesar de que la producción de las centrales con menor coste para la factura del consumidor, como son las eólicas y las hidráulicas, ha aumentado considerablemente durante los primeros días de febrero. Sólo este miércoles, la mitad de la energía que consumimos provenía del viento o los ríos, un hecho excepcional porque en enero ambas fuentes de energía no llegaron a superar el 33% de la producción total.

La elevada demanda de electricidad en las viviendas, los edificios públicos o las industrias, con temperaturas exteriores que se encuentran bajo cero en decenas de provincias, ha provocado que los precios de la energía aumenten en lo que va de mes un 21% con respecto a los de principios de la semana pasada, con el tiempo más calmado. De los 35 euros que costaba producir un megavatio por hora el pasado lunes 26 de enero, se ha pasado a los 42,65 euros de este miércoles, según los datos de OMIE.

A pesar de que en enero el precio medio de la factura para un hogar acogido al Precio Voluntario de Pequeño Consumidor (PVPC) aumentó, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, achacó ayer esa subida al fuerte consumo y aseguró que "espera una evolución favorable de precios".

Pero febrero no ha empezado con buen pie. La fuerte demanda que registra Red Eléctrica Española (REE) en su contador podría repercutir directamente en la próxima factura de la luz, al menos para el consumo relativo a estos gélidos días.

La demanda de energía del martes día 3 fue casi 1.000 megavatios (Mw) superior a la de una semana antes, lo que supone un incremento del 2%. Ese día se alcanzaron los 39.747 mw, la cota más alta desde el temporal del 24 de enero. En esa ocasión, el consumo llegó a los 40.503 mw, el registro más elevado de todo el invierno.

Las mayores necesidades de electricidad que tienen los ciudadanos estos son el factor que más influye en el precio de la electricidad. Incluso por encima de la producción de energías renovables, que suelen abaratar el precio. "Si el consumo aumenta mucho, las centrales térmicas se tienen que se acoplan a la red, incrementando el precio de la energía, porque producir en ellas es mucho más caro", explica Jorge Fabra, presidente de Economistas Frente a la Crisis.

UN 2 POR CIENTO MÁS CADA 100 MW

En las mismas condiciones de producción (renovables, nucleares, etc.), el precio de la electricidad puede aumentar, de media, un 2,20% por cada 100 megavatios (Mw) adicionales que necesite consumir el país. Esto es, la energía necesaria para abastecer a unos 45.000 hogares españoles, aproximadamente.

Así lo muestran los datos de los dos primeros días laborables de febrero de este año y del anterior. En esas jornadas, las eólicas aportaron aproximadamente un 30% de la energía necesaria y las térmicas, un 7% del total. Sin embargo, este año, en esos dos días se han consumido casi 1.000 mw más que en los dos de 2014. A la vez, el incremento de los precios ha sido del 80%, al pasar de unos 25 a 45 euros por mw/hora.

Alberto Bañón, director de Regulación de Unesa, recuerda que "en épocas de temporal como la actual, hay un hueco de producción en el que tienen que intervenir las centrales térmicas". Y anticipa que si febrero, el mes más frío del año, fuera muy anticlónico (mucho frío pero poco viento y lluvias), "dará lugar a mayores demandas" que impedirían que los precios medios cayeran hasta los 25 euros mw/hora de hace un año, el mes en el que el precio eléctrico fue el más bajo de todo 2014.

Las expectativas de Industria, que pasan por anticipar un mejor comportamiento de los precios energéticos, también se basan en los futuros, un mercado en el que los inversores adquieren energía a un precio determinado a medio o largo plazo. José Manuel Soria explicó ayer que hay "una evolución de los precios favorables para este año".

Esta especie de mercado bursátil anticipa caídas de precios desde marzo a mayo, pero no para febrero, mes en el que el coste medio podría volver a superar los 50 euros por mw/hora. "No dejan de ser una apuesta del mercado con la que se puede acertar o no", explica Alberto Bañón. Habrá que seguir mirando al cielo para comprobar el importe de las facturas de este mes.

Por otra parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha decidido aceptar la renuncia de Graça Foster, la presidenta de Petrobras, por el escándalo de corrupción que afecta a la petrolera, que podría suponer un fraude de 38.000 millones de euros.
volver arriba

Activar Notificaciones