Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Empleo

Los menores de 25 desaparecen de la población ocupada durante la crisis

  • En Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia o País Vasco cuatro de cada cien ocupados son jóvenes por debajo de esa edad

0
30/01/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
Los jóvenes menores de veinticinco años prácticamente han desaparecido de la población ocupada en la crisis. En algunas regiones, como Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla León, Galicia o el País Vasco, solo tres o cuatro de cada cien ocupados son menores de esa edad. La presencia de jóvenes se ha reducido a más de la mitad en todas las regiones españolas, por el gran impacto que la crisis ha tenido en el empleo de los jóvenes, especialmente afectada por contratos temporales, y que trabajaba en sectores como la construcción, el sector de actividad que más trabajadores ha perdido. Por lo que se refiere al último año, se ha producido una disparidad notable entre regiones, dado que en algunas, como Andalucía, Canarias, Extremadura, Galicia, Madrid o Murcia aumenta la presencia relativa de este colectivo; mientras que en otras, entre las que destacan las dos Castillas, Asturias, Aragón y el País Vasco, los menores de veinticinco siguen perdiendo presencia entre el colectivo de ocupados, según refleja el Observatorio Laboral de Fedea..

La industria pierde presencia en la composición del empleo total excepto en Navarra, que mantiene una incidencia del empleo superior al veinticuatro por ciento del total tras estos siete años de recesión. En media, la Industria en el último trimestre de 2014 empleaba a catorce de cada cien ocupados, mientras que en ese mismo trimestre de 2007 tenía un peso del dieciséis por ciento. La incidencia de la industria en el total del empleo es muy dispar en las distintas regiones españolas: en Madrid, Andalucía, Islas Baleares y Canarias, la proporción de trabajadores en la Industria no alcanza el diez por ciento del empleo total, mientras que en Navarra, La Rioja y el País Vasco, esta proporción alcanza e incluso supera en algunos casos el veinte por ciento.

La modalidad de jornada parcial avanza notablemente en estos años de recesión: si bien en 2007 solo diez de cada cien empleados trabajaba a jornada parcial, a finales de 2014 esta proporción aumenta hasta dieciséis de cada cien. Destacan por su mayor incidencia regiones como el País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Andalucía, donde la proporción supera el dieciocho por ciento, mientras que en otras, como Madrid, no se alcanza el quince por ciento. El último año refleja una cierta estabilización en la incidencia de la jornada parcial, aunque las disparidades interregionales siguen siendo apreciables.

La mitad Sur destaca por la enorme proporción de parados sobre la población adulta: en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, de cada cien personas adultas, más de catorce se encuentran paradas (con experiencia laboral previa). Esta situación contrasta con la del País Vasco o Navarra, donde solo ocho de cada cien adultos se encuentra en esta situación. El incremento en la proporción de parados es muy notable en todas las comunidades si comparamos la situación actual con la del mismo trimestre de 2007, lo cual no hace sino confirmar el enorme impacto de la crisis en nuestro mercado laboral. Por otra parte, la situación se presenta más favorable cuando se compara la proporción actual de parados con la que tenía cada región hace exactamente un año, lo cual constata la mejoría en nuestro mercado laboral.

La incidencia del paro de larga duración se dispara tras estos años de recesión, aunque las diferencias regionales son notables: en este trimestre, en el total nacional, seis de cada diez parados lleva más de un año parado. Las regiones en las que el problema alcanza una dimensión más preocupante son Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla-León y País Vasco. Baleares presenta una incidencia menor del paro de larga duración, y aun así, este afecta a la mitad de su población parada. Si bien la incidencia del paro parece ser algo menor en la mayoría de las regiones en este año, sin embargo, la incidencia del paro de larga duración sigue siendo un enorme problema en prácticamente todas las regiones. En este punto, destacan regiones, como Aragón y Baleares, donde la incidencia del paro de larga duración ha disminuido de modo apreciable, mientras que otras, como Cantabria y el País Vasco, destacan por un aumento notable de su incidencia.

También se aprecia una gran disparidad en las transiciones laborales entre distintas regiones: Andalucía o la Comunidad Valenciana muestran tasas de creación de empleo que superan el diez por ciento, mientras que otras, como Asturias, Castilla-León, Madrid o Cataluña no alcanzan el seis por ciento. Gran disparidad también en la destrucción de empleo: Islas Baleares, Extremadura o Andalucía destruyen más del doble de empleo en cada trimestre que el País Vasco.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra