Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Crisis económica

El Gobierno anticipa "el principio del cambio de ciclo", aunque será lento

  • El ministro De Guindos se ha reunido con las agencias de calificación a fin de que mejoren sus perspectivas para España de cara a 2014

  • colpisa. madrid
Actualizada 15/08/2013 a las 06:01
Aunque las grandes economías europeas van a más velocidad en el tren de la recuperación, desde el Ejecutivo español ya se anticipa "el principio del cambio de ciclo". Para ello se basan en un triple análisis: los últimos datos de actividad económica -y, en menor medida, los de paro- correspondientes al segundo trimestre, los indicadores adelantados que manejan y el propio análisis que se hace desde el sector privado, ahora más positivo. El optimismo gubernamental, aunque de forma mucho más moderada, es respaldado incluso por el Banco de España, aunque con la clara advertencia de que hacen falta más reformas estructurales, empezando por la nueva vuelta de tuerca al sistema de pensiones que debería aprobarse este otoño.

Que el Producto Interior Bruto (PIB) cayera sólo una décima en el segundo trimestre, cuando algunas previsiones apuntaban hasta cuatro, junto al mejorado saldo de la balanza comercial -el vigor exportador y la atonía importadora arrojaron un exiguo déficit de 27,5 millones de euros, muy lejos de los casi 1.926 millones de resultado negativo registrados un año atrás-, han llevado a algunos miembros del Ejecutivo a afirmar en privado, según las fuentes consultadas, que el fin de la recesión es "inminente". De hecho, a juicio del servicio de estudios del BBVA, el segundo gran banco español, el país ya habría salido de ella en las últimas semanas con un "débil crecimiento" del 0,1% intertrimestral que habrá que confirmar este otoño.

También suman en positivo algunos datos avanzados que maneja el Ministerio de Economía como, por ejemplo, dos indicadores: el de sentimiento económico -que ya ha recuperado los niveles de 2011 (93,5 puntos sobre 100)- y el sintético de actividad -que ha vuelto a los registros positivos tras crecer una décima en el segundo trimestre-. Lo mismo puede predicarse del ajuste de costes laborales -que vienen cayendo desde 2012 y, pese a las peticiones de la 'troika' de mayor moderación salarial, ya han permitido recuperar un 7% de la productividad perdida desde 2009-, las matriculaciones de vehículos y la disponibilidad de bienes de equipo. Otros, sin embargo, continúan arrojando ciertas dudas, como el caso de la actividad manufacturera que, tras estabilizarse esta primavera, volvió a contraerse en julio.

Las cifras del mercado laboral también estarían emitiendo un doble mensaje. En lo positivo, que el paro ha encadenado cinco meses consecutivos de caídas (en julio registró el segundo mejor dato de la crisis aprovechado la contratación estacional, con cerca de 63.000 desempleados menos), aunque con una tasa de paro aún del 26,3% (según el INE). Pero en lo negativo, el fuerte descenso de la población activa (hay 100.000 personas menos buscando trabajo que a finales de 2011 tras arrojar la toalla por la frustración), unido al aumento de la contratación temporal (sobre todo, a tiempo parcial) en detrimento de los indefinidos (sólo el 6% de los acuerdos firmados el mes pasado tuvieron ese carácter), confirman que seguirá siendo a medio plazo la principal asignatura pendiente del país y, en particular, del Ejecutivo.


DUDAS POR DESPEJAR

En ello inciden también los principales institutos privados, nacionales e internacionales, en sus últimas previsiones. El FMI es, de largo, el que tiene una visión más negativa, advirtiendo de una recuperación española lenta y penosa porque el PIB no crecerá más del 1% hasta 2010 y no se creará empleo neto hasta dentro de tres años. Las otras entidades, sin embargo, estiman un crecimiento económico mayor, aunque pendiente de cómo evolucionen los riesgos internos -la intensidad de las reformas pendientes resolverá si aumenta la incertidumbre o se despeja- y externos -la recuperación de la economía europea es una buena noticia para un país que aún sigue vendiendo buena parte de sus productos a sus principales socios del continente, aunque habrá que ver qué hacen las economías emergentes-.

Con este panorama -y dando por seguro que se cumplirá el objetivo (rebajado) de déficit para este año y el próximo (-6,4% y -5,8 sobre el PIB, respectivamente)-, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha mantenido contactos con responsables de las principales agencias (Moody's, Fitch y Standard&Poor's) para convencerles de que mejoren la calificación de España de cara a finales de año. Su primer objetivo, en una estrategia que no logrará resultados inmediatos -los operadores quieren comprobar que no habrá sorpresas en la ejecución presupuestaria viendo los datos de los próximos meses-, es que modifiquen al alza su perspectiva subjetiva (en la que avanzan sus próximos movimientos), con el fin de que los mercados perciban que su siguiente paso -presumiblemente ya a principios de 2014- sería elevar esa nota, ahora situada a un paso del llamado 'bono basura'.

Con ello lograrían insuflar 'más gasolina' a la confianza en la deuda soberana española pues, aunque ya se ha cubierto la mayor parte de la financiación del Estado para este año (un total de 106.400 millones de euros), en juego está un ahorro anual que puede rondar los 3.500 millones en pago de intereses gracias al éxito de la mayoría de las subastas del Tesoro celebradas y, al tiempo, el descenso de la prima de riesgo (respecto a la deuda alemana) en las últimas semanas. Este martes volvió a bajar más de un 3% hasta el nivel de los 260 puntos, el más bajo de los últimos 25 meses -su siguiente marca a recuperar serían los 235 puntos del 1 de julio de 2011-.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE