Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
consejo europeo del 27 y 28 de junio

Lo que España espera de la 'madre' de las cumbres

  • Los empresarios quieren "imponer" la sustitución de empleos a tiempo completo por parciales y reducir los fondos de formación para los parados

0
Actualizada 23/06/2013 a las 11:52
  • COLPISA. MADRID
Es el argumento preferido de Mariano Rajoy. Siempre que tiene ocasión recuerda que, hace un año, en las instituciones europeas y entre los socios comunitarios solo se hablaba de disciplina y sacrificios. Doce meses después, se ha abierto camino la idea de que las exigencias de estabilidad presupuestaria han de ir acompañadas de acciones de estímulo al crecimiento. Entretanto, España, y buena parte de la UE, atraviesan una etapa de recesión aún más aguda que la provocada por la convulsión que siguió a la quiebra de Lehman Brothers. 

En la cumbre que los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 van a celebrar los días 27 y 28 de junio tiene depositadas el presidente del Ejecutivo muchas esperanzas. No solo Rajoy, porque en esta ocasión se ha dado la inhabitual circunstancia de que el Jefe del Ejecutivo español defenderá en Bruselas una posición respaldada por Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del principal partido de la oposición. También habrá escuchado previamente a los dirigentes de las centrales, citados el próximo lunes en Moncloa. Le van a transmitir las reivindicaciones de la Confederación Europea de Sindicatos, que reclama un urgente golpe de timón que cambie el rumbo de las políticas implantadas en la UE. 

Políticos y agentes sociales españolas cuentan con aliados relevantes. "Europa debería hacer más para facilitar el ajuste de España", plantea la última, que no la menos importante, de las recomendaciones que la misión del Fondo Monetario Internacional ha formulado tras visitar el país durante más de un mes, y entrevistarse con todo tipo de interlocutores. 

Las iniciativas ya adoptadas en el área euro -prosigue el análisis del FMI- no han sido suficientes para revertir la fragmentación financiera, restablecer el dañado mecanismo de transmisión monetaria y lograr mayor crecimiento y empleo, ni para la zona euro ni para España.. 

Es una moción de censura en toda regla, que no excluye al Banco Central Europeo, y que recoge buena parte de las aspiraciones españolas. Avanzar "más rápido" hacia la unión bancaria completa, como aconseja la institución internacional, equivaldrá a crear un escudo protector para la deuda pública, al romper el vínculo con el sector financiero. "Las empresas españolas se podrán financiar -concluye el FMI- con base en sus propios méritos". 

Sobre la unión bancaria, ha pasado justo un año desde que el presidente Van Rompuy puso sobre la mesa de los mandatarios europeos un proyecto de tres patas: el supervisor común, el procedimiento de resolución de crisis y el fondo de garantía de depósitos. Pero Europa se construye a trancas y barrancas. Antes de que la propuesta llegara a cuajar, la crisis de una parte del sistema financiero español requirió echar mano de más de 40.000 millones de una línea de préstamo que se elevó a 100.000 millones de euros. 

Los socios del euro han dotado con 60.000 millones la partida destinada a la recapitalización directa y aceptado que tenga carácter retroactivo "caso por caso". Pero España dice estar "cómoda" con el sistema seguido en la financiación obtenida, pese a tener que computarla como deuda. El principal beneficio que espera obtener de la unión bancaria es que sirva de vacuna frente a problemas en el sector. 

Restablecer la confianza en las entidades de crédito tras el estallido de la burbuja del ladrillo ha pasado una gravosa factura a la economía española en forma de sequía del crédito. Las grandes empresas han logrado poco a poco volver a financiarse en los mercados. A las pymes les resulta más difícil y también les sale mucho más caro. Muchas se han visto condenadas a echar el cierre 

Un estudio del profesor Joaquín Maudos revela que a las pequeñas y medianas empresas españolas el dinero les cuesta un 77% más que a sus equivalentes alemanas de igual tamaño. Están pagando hasta 105 puntos básicos más que la media de la zona euro en préstamos inferiores al millón de euros. En cuantías superiores, el diferencial se reduce y el sobrecoste respecto a las germanas queda en 35 puntos básicos.

Iniciativas para acudir en socorro de las pymes se van a poner sobre la mesa del Consejo Europeo. El Banco Europeo de Inversiones trabaja en un instrumento de garantías conjuntas que, sobre una partida presupuestaria de 10.000 millones, podría movilizar 100.000 millones. 

España teme que la acción del BEI se vea condicionada por su aversión al riesgo. Por eso quiere una mayor implicación del Banco Central Europeo, que podría refinanciar al BEI o actuar directamente. El presidente Draghi avanzó que la institución estaba explorando la posibilidad de comprar productos estructurados -paquetes de créditos- que liberarían recursos para que la banca diera nuevos préstamos. 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra