Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

REGULACIONES DE EMPLEO

De Guindos da por concluidos los despidos en el sector privado

El ministro de Economía, Luis de Guindos, este miércoles en el encuentro del PPE en el Parlamento Europeo en Bruselas
El ministro de Economía, Luis de Guindos, este miércoles en el encuentro del PPE en el Parlamento Europeo en Bruselas
EFE
  • EFE. MADRID
Actualizada 06/11/2012 a las 13:45
El ministro de Economía, Luis de Guindos considera que el proceso de ajuste laboral en el sector privado "prácticamente ha concluido", a diferencia del sector público, donde "aún queda un trecho por recorrer".

Así lo afirma en un artículo de opinión que publica en el diario Wall Street Journal, bajo el título "El Futuro de España es Brillante", y en el que defiende que pese a la situación complicada del país, las reformas "están empezando a dar sus frutos".

El ministro explica en el artículo la determinación con que el Gobierno ha afrontado las reformas, con un programa "importante y valiente" destinado a resolver los problemas más graves, entre ellos el desempleo, con una tasa de paro del 25 %.

"Si no hacemos nada para luchar contra él, nos encontraremos ante la primera generación de la historia reciente condenada a vivir peor que sus padres".

Otras de las medidas que se han adoptado van dirigidas a resolver los problemas generados por "la burbuja crediticia e inmobiliaria que dañó nuestro sistema financiero", así como a hacer frente el problema de déficit público.

"A menudo olvidamos que el actual Gobierno español lleva al frente menos de un año, y que su agenda de reformas no es en absoluto comparable con las reformas anteriormente adoptadas", apunta De Guindos.

"Si los gobiernos anteriores hubieran sido más diligentes -añade- nuestros problemas actuales probablemente serían menos graves".

El ministro de Economía insiste en que "a pesar de las tensiones sociales, los sacrificios y los problemas políticos", el Gobierno ha seguido adelante con las reformas "sin estar forzados a hacerlo por el presunto rescate", y añade que "estas reformas empiezan a dar sus frutos".

Como ejemplo, expone el aumento de las exportaciones españolas, que ha permitido a las empresas "ganar cuota de mercado en un momento de lenta actividad del comercio internacional".

Y ello, pese a que el acceso de las empresas a los mercados de financiación son complicados, a diferencia de lo que le ocurre al Tesoro español, que "ha podido financiarse cómodamente gracias a su buena planificación".

En su artículo, el ministro defiende la reforma laboral aprobada hace unos meses, que permite a las empresas "adaptarse con mayor rapidez a las circunstancias empresariales y ganar productividad".

Para el ministro, los últimos datos del mercado laboral "sugieren que en el sector privado el ajuste del empleo prácticamente ha concluido, pero aún queda un trecho por recorrer en el sector público".

Además, la moderación de los costes laborales está provocando una mejora de la competitividad.

Estas medidas está permitiendo que España atraiga "a los inversores extranjeros gracias a sus esfuerzos de saneamiento y ajuste, que se traducirán en creación de empleo y riqueza".

Como muestra, cita las inversiones en España de las grandes multinacionales del sector del automóvil, "que representa el 18 % de nuestras exportaciones y el 12 % del gasto en investigación y desarrollo".

En cuanto a la consolidación fiscal, asegura que "está muy avanzada, y cuando se haya completado, España habrá alcanzado en un periodo muy breve de tiempo el mayor ajuste logrado por ningún país de la OCDE".
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE