Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SOCIEDAD

Vecinos todo el año, actores por un día

La localidad de Etxarri de Echauri celebró por sexto año consecutivo el estreno de la obra de la compañía de Teatro Popular, "Teletxarri, la televisión de tu vida", protagonizada por 45 vecinos, ante más de un centenar de personas

  • SILVIA AYERRA . ETXARRI DE ECHAURI
Publicado el 07/08/2011 a las 01:03
SEÑORAS, señores, apaguen sus teléfonos móviles que el teatro va a comenzar". De esta forma, y sin necesidad de bajar ningún telón, el personaje de Joaquín Odériz Prat aparecía en el escenario encarnado por Iñaki de Miguel para abrir la obra de teatro titulada Teletxarri, la televisión de tu vida. A su lado, en el escenario dispuesto en el frontón de Etxarri de Echauri, localidad situada entre Ciriza y Arraiza, la copresentadora de la gala, Laurita Mendioroz Valenzuela o, lo que es lo mismo, Asun Abad.
Esa tarde, Etxarri entero estaba revolucionado. Los 70 vecinos que forman el censo de la localidad se habían duplicado gracias a la presencia de vecinos de los pueblos de alrededor. Nadie quería perderse el espectáculo. Por sexto año consecutivo, la compañía de Teatro Popular de la localidad estrenaba función. La de este año, se convertía en un repaso cultural de la televisión del pueblo, Teletxarri(ficticia) remontándose hasta el 6 de agosto de 1961 para celebrar su cincuenta aniversario. El director de Caféconversos, compañía encargada de la obra, Iñaki de Miguel, era uno de los principales protagonistas. "Se trata de lograr un recuerdo de aquellos personajes y series más carismáticas que todos conocemos", reconocía De Miguel momentos antes de colocarse el traje y la corbata roja que le convertiría en el personaje de Joaquín Odériz Prat.
Todos cuentan algo
La primera familia de la localidad, los Odériz, encabezada por el actor Manolo Sanz de casi ochenta años, era llamada a escena para recrear aquella primera vez en que llegó la televisión al pueblo. Tras ellos, llegó la familia Telerín, un grupo de niños entre los que se encontraba Joan, de 4 años, el miembro de menor edad de la obra. Sonó Vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugary el público se arrancó a cantar. Lejos de quererse ir a dormir, aplaudían y animaban a los pequeños que bailaban al ritmo de la conocida canción. Para no perder el ritmo, Joaquín y Laurita anunciaban la llegada de Massiel y su Lalala.El público en pie decidía no volver a sentarse. Y es que la sintonía del 1, 2, 3anunciaba un nuevo cambio de escena. Fidel Mendía entraba haciéndose hueco entre el público de la mano de su compañera. Mientras tanto, los jóvenes Fernando Tirapu, Sergio Gil y Eric Pérez esperaban junto a sus maletas para entrar en la casa de Gran Hermano. Tras ellos, llegaría el teniente Colombo, las chicas de oro, la cuadrilla de Vaya semanita o Encarna, de Martes y 13. Y, entre tanto, el público seguía bailando con ganas de ver más.
El por qué de cada obra
Esta propuesta teatral nació hace once años en el pueblo de Ollo. También se animaron los vecinos de Barbarin y Etxarri. La idea se llevó a cabo gracias a la compañía Caféconversos y a su director, Iñaki de Miguel, que apostó por hacer teatro en pequeños pueblos navarros. "Quería organizar un taller de teatro en 8 o 10 días en el pueblo elegido donde fuera tan importante el proceso creativo del taller como el resultado último de la obra". Como recuerda su director, en toda obra deben existir los ingredientes adecuados. En este caso, era imprescindible un buen ambiente vecinal y un gran esfuerzo por parte de todos. "En cuanto a generosidad y disposición, Etxarri ha sido excepcional", confesaba de Miguel.
Teletxarri y su gran familia está previsto que vuelvan a escena a primeros de septiembre.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora