Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tomas Tranströmer y su poesía esencial dejan el Nobel en Suecia

  • El jurado destaca si obra "austera y concentrada", que ha sido traducida a más de 50 idiomas

Imagen de la noticia
Tomas Tranströmer, acompañado por su esposa Monica, durante la improvisada rueda de prensa que concedió ayer en la puerta de su casa de Estocolmo. AFP/JONATHAN NACKSTRAND
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. MADRID
Actualizada 07/10/2011 a las 01:02

El premio Nobel de Literatura 2011 fue para el veterano poeta sueco Tomas Tranströmer, de 80 años, según anunció en la capital sueca un feliz y sonriente secretario de la Academia, Peter Englund. Eterno candidato al galardón, nominado desde 1973, la poesía esencial de Tranströmer recibía por fin el máximo reconocimiento de la literatura universal. Se le premió por una obra austera y concentrada en la que "a través de imágenes densas, límpidas, nos da un nuevo y fresco acceso a la realidad".

Una obra casi exclusivamente poética, caracterizada "por la concreción y sus metáforas expresivas", según destacó el fallo. Tras premiar a Vargas Llosa en 2010, el Nobel de Literatura se quedaba en Suecia por séptima vez en la historia y por primera vez en cuarenta años. Con él la academia sueca reconocía a uno de los patriarcas de su lengua optando por un candidato mucho menos universal que otros de los aspirantes: los estadounidenses Bob Dylan y Phillip Roth, el japonés Haruki Murakami o el poeta sirio Adonis.

La obra de Tranströmer está, con todo, traducida a más de medio centenar de idiomas y, según los críticos, es junto a Swedenborg y Strindberg, uno de los escritores suecos que más ha influido en la poesía universal en el siglo XX.

Un ictus con secuelas

Tomas Tranströmer sufrió en 1990 un ictus que le afectó el habla y que ha dificultado enormemente la continuación de su obra. Tras sufrir el ataque cerebral que le paralizó el lado derecho y que él mismo había profetizado en un poema de 1974, Bálticos, Tranströmer debió aprender a escribir con la mano izquierda. A pesar de las dificultades aún escribe y toca a diario el piano con su mano izquierda para no renunciar a una de sus grandes pasiones. No en vano, al poeta le sorprendió la noticia del fallo "escuchando música", según contó Englund. Su corta obra ha sido publicada en España con cuentagotas por sellos como Hiperión o Nórdica, que ha publicado su última antología en castellano, Deshielo a mediodía.

La poesía de Tranströmer, el más conocido de los poetas escandinavos vivos, se cimenta en la naturaleza y la música y está muy marcada por su experiencia personal. En sus poemas parte de imágenes que dan pie a juegos psicológicos e interpretaciones metafísicas. En su poética hay también una componente surrealista que bebe de fuentes bíblicas y clásicas y en las que alterna tanto la mística cristiana como la poesía barroca. Tranströmer se dio a conocer como poeta a los 23 años con 17 dikcter (17 poemas,1954). Su antología mas reciente apareció en 2004 bajo el título de Gran Enigma ("Den stora gatan"), una colección de 45 haikus. Considerado como muy poético y poco político, en las muy politizadas décadas de los 60 y los 70 sus colegas suecos más jóvenes lo acusaron de estar de espaldas a las cuestiones más candentes, criticando su lejanía de la realidad social y política.

"Deseaba que el premio fuera para un poeta"

El poeta sueco Tomas Tranströmer calificó ayer de "bonita noticia" el anuncio de que ha sido distinguido con el premio Nobel de Literatura y, con la ayuda de su esposa Monica, declaró que se siente "muy feliz". En una improvisada conferencia de prensa ante su vivienda, en Estocolmo, el octogenario autor señaló que "deseaba que esta vez el premio fuera para un poeta". "Seguro que (el sirio-libanés) Adonis se lo merecía", añadió. Al ser preguntado qué hará con el dinero del premio (1,1 millones de euros), él y Mónica respondieron riendo: "No lo sabemos". Monica Bladh-Tranströmer explicó en nombre de su marido que actualmente el trabajo de éste se reduce a piezas pequeñas.

DOS POEMAS

GÓNDOLA FÚNEBRE Nº2

Dos hombres, suegro y yerno, Liszt y Wagner,

viven junto al Canal Grande

con la inquieta esposa

del rey Midas,

ése que transforma en Wagner

todo lo que toca.

El frío verde del mar atraviesa

los pisos del palacio.

Wagner destaca,

el conocido perfil de títere parece más cansado;

el rostro, una bandera blanca.

La góndola cargada pesadamente con sus vidas;

dos pasajes de ida y vuelta

y otro sólo de ida.

EL REINO DE LA INSEGURIDAD

La jefa de oficina se inclina y traza una cruz y oscilan sus pendientes como espadas de

Damocles.

Así como la frágil mariposa

se hace invisible en el suelo

confluye el demonio

con el diario abierto.

Un casco que nadie lleva ha tomado el poder.

La tortuga madre huye volando bajo el agua.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE