Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sangüesa reedita la Pasión

Unas 500 personas asistieron el sábado a la representación del Auto de la Pasión de Lucas Fernández tras 20 años sin llevarse a escena.

  • ASER VIDONDO . PAMPLONA
Publicado el 18/04/2011 a las 01:05
LA muerte de Jesucristo. Más de medio millar de sangüesinos revivieron el sábado ese momento en primera persona, en la iglesia de los capuchinos, gracias a una nueva representación del Auto de la Pasión de Lucas Fernández. No se llevaba a escena en la ciudad desde hacía 20 años. "Estamos muy satisfechos del resultado, y sobre todo por los buenos comentarios recibidos por parte del público", explicaba ayer Enrique Itoiz Ojer, presidente de la Agrupación Misterio de Reyes, organizadora junto con la Coral Nora.
La obra, cuya autoría pertenece al salmantino Lucas Fernández, se data entre los años 1500 y 1503. Se había representado ya en Sangüesa en 1973, 1980 (también en Mélida y Sada), 1987 y 1991, siempre bajo la dirección del sacerdote Pedro Sola. "Había muchas ganas entre la gente de la asociación de retomarla después de dos décadas. Iniciamos los ensayos a finales de enero. Además, nos parece interesante ofrecer una actividad así en la antesala la Semana Santa", recordó Itoiz.
El Auto narra la muerte de Jesús desde el punto de vista de personas que lo acompañaron. La dirigió Juan Pedro Ventura, y los protagonistas fueron: Luis Sabalza Iriarte (San Pedro), Arturo Iso Cháverri (San Dionisio de Atenas), Juan Miguel Aísa Vives (San Mateo), Reyes Rodrigo Sánchez (María Magdalena), Ana Sola Ozcoidi (María Cleofás), Nora Mendive Jáuregui (María Salomé) y Juan Pedro Ventura Cháverri (profeta Jeremías).
"Es una obra muy dura e intensa. En momentos, podría decirse que tiene casi hasta exceso de tragedia. Está escrita en el siglo XVI, y pretende que el público sea partícipe del sufrimiento de los propios actores", destacó Enrique Itoiz.
50 participantes
Si bien los actores fueron siete, detrás de la representación estuvieron unas 50 personas. Por una parte, los miembros de la Coral Nora, que cantaron dirigidos por Fermín Iriarte y acompañados al órgano por Antonio Guerrero.
Por otra, los responsables de cuestiones más técnicas: Javier Elduayen con la megafonía e iluminación; Patxi Obanos y la empresa Sonishop Electrónica, dando a cada escena visión diferenciada; Ángel Navallas como regidor; Gonzalo Pascual y Juan Ruiz preparando la música grabada; Isabel Rosel con el vestuario; y Jesús Moreo con la infraestructura. También colaboró el Ayuntamiento.
"Agradecemos la colaboración de toda la gente que ha estado detrás. También la de los padres capuchinos, que nos abrieron las puertas de la iglesia de su convento de San Francisco que preside un magnífico Santo Cristo; la de las monjas Comendadoras del Espíritu Santo, que nos cedieron una imagen del Ecce Homo; y la de la parroquia de Santiago, que cedió una Virgen Dolorosa", enumeró Itoiz.
La representación duró una hora y 10 minutos. "En los ensayos duraba algo menos, pero se ve que los actores estuvieron a gusto y tranquilos en el escenario, y conforme avanzaba la obra se fueron creciendo", expresó.
Preguntado respecto de cuándo volverá a representarse, Enrique Itoiz aseveró que "se irá viendo". "Personalmente creo que no es una obra para llevarse a escena cada año por el trabajo que conlleva y porque perdería impacto", sentenció. La Agrupación Misterio de Reyes representa el Auto de Reyes Magos cada 6 de enero, y el Auto de Peregrinos cada Año Jacobeo, como fue 2010.
volver arriba

Activar Notificaciones