Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LITERATURA

"Morir nos sienta fatal", aunque sepamos que es inevitable

  • EFE. MADRID
Actualizada 03/12/2011 a las 13:28
Aunque decirlo pueda parecer duro, advierte la periodista Mª Ángeles López Romero, autora del libro "Morir nos sienta fatal", la vida debería ser un "entrenamiento" para la muerte, sin eufemismos, en el que aprender a encarar tan "inevitable" momento, la única certeza que tiene el ser humano.

"Pero ese entrenamiento -aclara- no significa pensar todo el día en la muerte. No, eso sería algo enfermizo, pero sí ser conscientes de que puede llegar cualquier día, en cualquier momento". En su tierra, Andalucía, lo expresan así de claro: "para morirse sólo hay que estar vivo".

"La vida es un vivir para morir", insiste Mª Ángeles López Romero, redactora jefe de la revista "21", editada por la congregación de los Sagrados Corazones, una publicación que intenta mostrar esa "otra cara" de la Iglesia católica, ajena a la jerarquía y el dogmatismo.

Una Iglesia "muy extendida", dice en conversación con EFE, que "tiende puentes de una espiritualidad abierta y compartida por todos" y que procura el diálogo "entre creyentes y no creyentes".

De ahí que "Morir nos sienta fatal" (Editorial San Pablo) sea un libro al margen de dogmatismos, escrito "desde el sentido común" y con sensibilidad, y dirigido "a todo tipo de público. Ni a creyentes -recalca- ni a no creyentes, ni a quien tiene las ideas claras ni a quien tiene muchas dudas... Para todos, porque todos, al final, nos tenemos que enfrentar a la muerte".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE