Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN

"Mi película no es deudora del libro de Atxaga, es una versión libre"

  • Con sólo 27 años, el cineasta de Arbizu estrena hoy su primer largometraje, "Bi anai", en el Festival de Cine de San Sebastián. Mañana se volverá a proyectar en la Gala del Cine Vasco

Imagen de la noticia
El director Imanol Rayo, en un rincón de la plaza Yamaguchi de Pamplona. CALLEJA
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA
Actualizada 20/09/2011 a las 01:01

Ha pasado de ser el operario que proyecta películas en los cines Golem de Pamplona a ser el protagonista de su propio estreno, que será por todo lo alto, en el Festival de Cine de San Sebastián, en concreto en el Teatro Victoria Eugenia. El primer largometraje de Imanol Rayo, Bi anai, "adaptación libre" de la novela homónima de Bernardo Atxaga, no se limitará a ser proyectada para la prensa, -hoy a las 14.00 horas-, sino que mañana se le dedicará una proyección especial dentro de la Gala del Cine Vasco, a partir de las 20.45 horas. Rodada en euskera y ambientada en Lesaka, Zubieta, Ituren, Artikutza y Zudaire, Bi anai se ha concebido como una película atípica, donde Imanol Rayo ha invertido todo su rigor en crear un mundo genuino. La película llegará a los cines el 4 de noviembre y tendrá un preestreno especial en Pamplona.

Para un cineasta debutante, ¿es una presión añadida estrenar en el Festival de San Sebastián?

Siempre hay un punto de inconsciencia en todo esto. Creo que hay que abstraerse un poco de toda esa maquinaria que rodea al mundo del cine y saber mantener la distancia. Como punto de inicio, San Sebastián marcará el recorrido posterior que tendrá la película por otros festivales, y a nosotros nos gustaría dar a conocer Bi anaipor todo el mundo.

Entre sus espectadores estará Bernardo Atxaga. ¿Se puede considerar que esta película también es una "criatura" suya?

Él ha entrado en la dinámica de la película desde el principio, ha vivido muy de cerca todo el proceso y va a ser un elemento clave en la promoción. Tengo un contacto continuo con él y me va a servir de apoyo a la hora de exponer el concepto de la película.

¿Entonces es imprescindible conocer el mundo de Atxaga para acercarse mejor al filme?

Toda la película bebe de Atxaga, pero yo he adaptado su novela libremente, sin entrar en esa dinámica que a veces se crea entre los autores y sus fans. En ese sentido no hay ninguna deuda, así que el resultado de la película no debería suscitar el ponerse a comparar el libro con la novela.

¿Qué claves personales le ha aportado a la historia?

Desde el inicio del proyecto había unas premisas que se han cumplido casi al cien por cien. Formalmente hablando, Bi anai es una película exigente, que respeta todas esas claves: un elemento naturalista muy marcado, una mirada pausada o distanciada, el valor de la imagen... Hay una sinceridad a la hora de exponer los hechos.

¿Cómo definiría la ambientación de la película, tiene una estética muy marcada?

Se ha comentado que está ambientada en los años 50, pero es muy atemporal. Por ejemplo, he intentado neutralizar lo máximo posible todos los elementos visuales. De cara al futuro, no quería que la película tuviese un aspecto arcaizante.

¿Cómo se ha visto usted como director?

No sé hasta qué punto me puedo considerar director, porque he tratado de verlo todo desde fuera para no perder la perspectiva. El tiempo lo dirá si yo soy director, así que intento mantenerme cauto.

Pero los actores sí que recibieron pautas muy concretas, como mantenerse "lineales" en su interpretación.

Mi idea era que se integraran en todo ese mosaico que es la película Bi anai. Había que lograr una unidad entre todos los elementos, desde la propia naturaleza, los animales que intervienen, la escenografía... A los actores les tuve que pedir que no construyeran personajes en el sentido teatral, así que se han concentrado en el texto más que en otra cosa. En ese sentido, Bi anaies una película atípica. Todo esto puede sonar un poco hierático, pero tampoco es tan radical.

¿Cree que el público conectará con esa visión de la historia?

El lograr atraer al público es una incógnita constante. Yo creo que nunca habría que seguir patrones a la hora de realizar una película. Por ejemplo, un filme como La cinta blanca(2010) de Michael Haneke, no es fácil de ver a priori, pero se convirtió en la película del año y en España también ha funcionado bien.

Hablando de cine atípico, ¿Bi anai podría tener algún paralelismo con La cinta blanca?

Es curioso, porque no es la primera comparación que me hacen con él. Quizá es algo del subconsciente. Me gusta Haneke, pero no sé hasta qué punto puede ser una influencia.

Serán inevitables las comparaciones con Obaba, de Montxo Armendáriz, por el ser precedente más cercano.

Está claro que sí, pero creo que esa comparación va a desaparecer muy pronto, desde el momento en que se vea la película.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE