Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música barroca al compás de la danza contemporánea

La compañía canadiense La La La Human Steps llega hoy al Gayarre con un montaje de corte romántico y clásico

  • CRISTINA ALTUNA . PAMPLONA.
Publicado el 19/03/2011 a las 02:00
La compañía canadiense La La La Human Steps llega al Teatro Gayarre para presentar un montaje en el que las coreografías contemporáneas se fusionan con la música barroca. El espectáculo es una adaptación musical de las obras Dido y Eneas, de Henry Purcell, y Orfeo y Eurídice, deGluck; al tiempo que ofrecerá al público un lenguaje coreográfico, cuando menos, sorprendente, propio del canadiense Edouard Lock. La adaptación de las obras clásicas, la música que acompañará a los bailarines ha sido realizado por Gavin Bryars.
La compañia La La La Human Steps, fundada en 1980 en Montreal (Canadá), cuenta con un importante reconocimiento gracias a sus peculiares, renovadas y y rompedoras coreografías. Prueba de ello es que la compañía ha presentado sus espectáculos en los más prestigiosos escenarios y festivales, además de recibir numerosos galardones.
Velocidad, expresión, ritmo, lirismo, precisión y elegancia. Todo ello podrá verse en una obra romántica, con unos bailarines que se reinventan a sí mismos en cada coreografía y que muestran su dominio del ballet clásico. El espectáculo, estructurado en dos partes, está basado en las coreografías de Edouard Lock, un visionario que no cesa de renovarse en su trabajo y que cada vez propone obras más revolucionarias y arriesgadas.
Un ejemplo de esta "revolución" es el espectáculo del Teatro Gayarre, donde Edouard Lock propone un análisis contemporáneo de dos óperas clásicas. Ante su nueva propuesta creativa, el coreógrafo llevará al escenario un montaje que comenzará con Dido y Eneas y con el que propondrá al público una estructura en la que la danza es protagonista, pero la música también.
La sorpresa será un factor importante. "Aquí está mi intento para ver si la narración de historias y las estructuras de movimiento pueden ser independientes en un esspectáculo. La narrativa en el ballet puede ser peligrosa, porque a veces se sobrecarga la coreografía con el hilo de la historia", explica Edouard Lock en una nota de prensa. Esta independencia entre movimientos, narrativa, hilo argumental y coreografías da como resultado un espectáculo distorsionado y con unos bailarines que incitan a los espectadores a ver el cuerpo en movimiento, en formas nuevas.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora