Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PINTURA

Miró frente al tiempo, en Barcelona

  • La Fundación Miró recibe una muestra histórica de casi 200 obras del artista

Imagen de la noticia
Una mujer contempla la obra de Joan Miro Azul IIque se exhibe desde ayer en la Fundación Miró de Barcelona. EFE
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. BARCELONA
Actualizada 15/10/2011 a las 01:02

El paso del tiempo engrandece la obra de Joan Miró (Barcelona 1893- Palma 1983), construida con un alfabeto innovador, poderoso y único. Queda bien patente en la gran muestra que abre la Fundación Miró en Barcelona, Joan Miró. La escalera de la evasión, la mayor retrospectiva del genio catalán desde el centenario del nacimiento de este "hortelano de las estrellas".

La escalera de la evasión reúne 176 piezas llegadas desde todos los confines del mundo. Recorre toda la producción mironiana a lo largo de seis décadas cruciales para la historia de España y Europa. Desde sus líricas Pinturas de sueño de 1920, permite ver cómo se modifican la sensibilidad de Miró frente a los acontecimientos de un siglo XX jalonado de revoluciones, guerras mundiales y civiles, genocidios, dictaduras y grandes avances técnicos.

La exposición más importante sobre Miró en dos décadas bucea en el compromiso del artista con el tiempo que le tocó vivir, y en especial con su país. Están las piezas clave en la trayectoria de Miró, de La masia a La esperanza del condenado a muerte pasando por la Serie Barcelona o las Telas quemadas, lo que la convierte en una exposición difícilmente repetible.

Le toco vivir a Miró una época turbulenta y la muestra examina momentos clave de su trayectoria vital y creativa, incidiendo en el compromiso de Miró con su tiempo y su país a través de sus obras más significativas y difíciles de reunir. Repasa con una mirada nueva la coherente respuesta a la historia de un creador que no se aísla del todo a través del arte. Sabe que "no hay ninguna torre de marfil" y "que la escalera de la evasión" que permite crear debe estar bien arraigada en la realidad. Que cada peldaño que asciendas hacia la evasión ha de atornillarte los pies a la tierra.

El recorrido explora primero la relación de Miró con Cataluña, en especial con la masía familiar. Luego, la primera gran transformación que supuso su estancia en París y la liberación creativa del surrealismo. La sección central refleja el drama de la Guerra Civil que precipita su nuevo lenguaje plástico. Las tensiones de la guerra provocan las protestas más explícitas de Miró en obras como sus Pinturas salvajes(1934-1936), o Naturaleza muerta del zapato viejo (1937).

Exiliado en París, por encargo del gobierno republicano, Miró, realiza el cartel Aidez l"Espagne y pinta El segador(1937) para el Pabellón Español de la República de la Expo de París. Su respuesta a la Segunda Guerra Mundial genera obras más íntimas como la serie Constelaciones (1940 y 1941).

La muestra examina los últimos años de la dictadura, cuando las pinturas monumentales se contraponen a su consciencia del poder rompedor del arte. Miró optó por el exilio interior en Mallorca, negándose, al contrario que Dalí, a aceptar honores del régimen mientras fuera crece exponencialmente el reconocimiento de su obra.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE