Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

La nuclear de Garoña estará activa al menos hasta 2019

  • El ministro reconoce que estudia hacer partícipes a las empresas eléctricas para reducir el déficit

Imagen de la noticia

Un grupo de personas pesca en las proximidades de la central nuclear de Garoña. ARCHIVO

0
Actualizada 03/01/2012 a las 01:02
  • MARÍA DURO . COLPISA. MADRID

La vida de la central nuclear de Santa María de Garoña se alargará hasta 2019. Esa es, al menos, la intención del nuevo ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Ayer, el nuevo titular del departamento hizo pública la «voluntad de revocar» la orden ministerial del anterior Gobierno socialista que fijaba un cierre anticipado del reactor burgalés para 2013.

Soria explicó que el Gobierno de Rajoy «no va a cerrar ningún reactor» porque es partidario de prolongar la vida de las nucleares, ya que España debe aprovechar mejor el conjunto de los recursos energéticos de los que dispone. En este sentido, el ministro de Industria remarcó que no se autorizará la construcción de nuevos reactores atómicos.

Continuar con la clausura del reactor de Garoña supondría «infravalorar» más de cinco años de una energía que es barata, cuando de lo que se trata es de «bajar el precio de la luz», según explicó el nuevo titular de la cartera de Industria. Una medida que trataría de paliar, por el momento, el déficit de tarifa que ya está situado por encima de los 24.000 millones de euros y que cada año que pasa supone un aumento de unos 3.000 millones.

Uno de los menos activos

Sin embargo, de los ocho reactores nucleares que hay activos en España el de Burgos es uno de los de menor actividad, pues solo produce unos 400 megavatios de los 100.000 que se crean en total. En cualquier caso, para detener el cierre de Garoña, el Ministerio de Industria deberá contar con la aprobación del Consejo de Seguridad Nuclenor (CNS) y de la empresa energética responsable de la explotación del reactor, Nuclenor, cuyos propietarios son a partes iguales Endesa e Iberdrola.

Nuclenor no se opondrá a revocar el cierre. Al contrario, la noticia fue acogida con «ilusión y expectación», según declaró el portavoz de la empresa explotadora, Elías Fernández. Los responsable de Garoña tienen la intención de que pueda seguir operando, al menos, hasta 2019. Fernández explicó que la planta genera cerca de un millar de empleos directos e indirectos y aporta entre un 5 y un 6% de la energía producida por la fuente nuclear.

Orden vigente

El CNS, por su parte, tendrá que estudiar si el reactor cumple o no con las condiciones de seguridad para que el reactor continúe con su actividad. Un informe de 2009 ya determinó que Garoña podría seguir produciendo hasta 2019, aunque finalmente el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero determinó acortar la vida de la central burgalesa en 2013.

A pesar de la voluntad de Soria, Nuclenor continúa cumpliendo la orden de cierre vigente del Gobierno socialista y trabaja con la vista puesta en 2013. Para ajustarse a esta normativa la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) entregó al Ministerio de Industria a finales de diciembre pasado el plan preliminar de desmantelamiento de la planta, señalaron fuentes del departamento y de la empresa pública.

La nueva orden que sustituya a la actual habrá de incorporar una prórroga de la autorización para seguir operando aunque, en primer lugar, el Gobierno popular debe solicitar al CSN que le informe de cuál es la actual situación o estado de Garoña.

Repartir el sobrecoste de las renovables entre consumidores y eléctricas

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reconoció que su departamento estudia hacer partícipes a las empresas eléctricas del sobrecoste que implica el uso de las energías renovables en la generación de electricidad. En la actualidad, buena parte de esta carga recae en los consumidores. La fórmula que se aplica a la tarifa que pagan veinte millones de usuarios domésticos incorpora una parte regulada, cuya evolución decide la administración, que además de las primas a las renovables, computa los pagos por el déficit acumulado y los costes de la distribución y el transporte mayorista.

Soria aseguró, en declaraciones a la cadena Cope, que las renovables seguirán teniendo un importante peso en el conjunto de la generación, pese a ser las energías más caras. Pero también añadió que su extracoste lo tiene que pagar alguien.

Según sus declaraciones, el Ejecutivo no quiere actuar de manera unilateral a la hora de cambiar el modelo que, en su opinión, debe acabar con la «hemorragia financiera» del déficit de tarifa.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra