Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

RAMÓN IRIGOYEN

¿Hijos contra padres?

  • + WWW.RAMONIRIGOYEN.COM
Actualizada 07/11/2011 a las 01:05

A PROXIMADAMENTE, 20 padres denuncian diariamente a sus hijos en los juzgados. La cifra la obtenemos al dividir por los 365 días del año las ocho mil denuncias anuales que por malos tratos filiales - de hijos y también de hijas - presentan los progenitores en los tribunales. Las estadísticas dicen que aumentan cada año las agresiones de los hijos contra sus padres y también contra sus abuelos, que, en no pocas ocasiones, son sus cuidadores. ¿Por qué aumentan las agresiones de los hijos contra los hijos? En primer lugar, porque la fortuna es mudable. Y del mismo modo que, digamos hasta hace 30 años, miles se padres se ensañaban con sus hijos y los molían a golpes y los vejaban con todo tipo de insultos sin ser denunciados jamás en los tribunales; actualmente, la fortuna ha dado un giro, y ahora, además de los padres que, en no pocos casos, siguen todavía siendo violentos con sus hijos, ya son también los hijos , que, han hecho deporte desde niños y por eso están muy fuertes, quienes agreden e insultan gravemente a sus padres y abuelos. Además del giro de la fortuna, que ahora eleva a no pocos hijos al triste e infamante pedestal de las agresiones, la causa principal de estos desastres familiares reside en el propio hogar. Cuando los hijos no han sido educados correctamente en un ambiente de mucho amor y, a la vez, de no pocos límites que son imprescindibles para que el niño adquiera la imprescindible resistencia a la frustración, es lógico que se terminen comportando como feroces alimañas.

Escribo estas líneas tras leer en Diario de Navarra el excelente artículo "Aumenta el número de agresiones de adolescentes a padres y abuelos" firmado por Rubén Elizari. Y este primer párrafo del artículo, inspirado en Rubén Elizari, me lo dicta a su vez literalmente el Ángel Exterminador, a quien he conocido recientemente en la librería Venyaprende Libros de Úbeda (Jaén) que dirige Viky Almuni Ferrer. La asistencia del Ángel Exterminador a la presentación, en esta librería, de mi libro Poesía reunida (1979-2011), que corrió a cargo de las profesoras de institutos de enseñanza secundaria Soledad de la Blanca, María Mesa Remiro y María José Leiva, fue fruto de una gestión del secretario de la Escuela de Arte, José Antonio Fuentes. Cuando pienso que todavía ni siquiera le he telefoneado a Fuentes para agradecerle que el Ángel Exterminador nos honrara con su presencia a los asistentes al acto, siento los más vivos deseos de maldecirme con esos tacos tan dinamiteros que gastan los labradores de Tudela cuando el tractor sufre una avería al subir una cuesta.

Anticipándome unos días a los políticos que andan lanzados a pronunciar sus mítines, yo también he visitado tres institutos de enseñanza secundaria (IES) de la provincia de Jaén -el IES Andrés de Vandelvira de Baeza, el IES Iulia Salaria de Saviote y el IES Los Cerros de Úbeda-, donde, como un santo, he predicado cuáles son las claves para leer bien un poema en el primer instituto aquí mencionado. Y en los otros dos institutos les he contado como descubrí en mi adolescencia la poesía, cómo llegué después a escribir versos y también les recité algunos poemas míos procurando evitar toda afectación en la entonación de la voz, como aconseja el gran maestro de la métrica Tomás Navarro Tomás.

Si al Ángel Exterminador, que, por sentir una especial devoción por las mujeres, se situó en la librería Venyaprende Libros al lado del ginecólogo Miguel Cidraque con la intención de que este genio del parto le hablara de la psicología de las mujeres de Úbeda, llegué a estrecharle la mano y pude preguntarle por sus relaciones familiares -que, por cierto, me dijo que son fantásticas- a los alumnos y alumnas de los tres institutos mencionados los vi, por desgracia, con la velocidad que gastan las golondrinas de Bécquer cuando van aceleradas a coger un avión. ¿Cómo son las relaciones familiares de estos chicos y chicas que dentro de poco estarán en la universidad? Ese no era el tema de mis charlas y nada sé sobre este asunto. Pero volví feliz de estos institutos, en cuyas profesoras de lengua y literatura he visto el más loable entusiasmo por educar a sus alumnos. Y mi felicidad se multiplicó porque estos alumnos y alumnas transmiten esa frescura y amabilidad, inexistentes, por ejemplo, en los institutos y colegios de hace, por ejemplo, 30 años. De paso hay que recordar que las soberbias ciudades de Úbeda y Baeza han sido declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. ¡Cuánta belleza hay en la provincia de Jaén!



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE