Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

"Me hago amigo de mis clientes porque trato de entenderles"

Imagen de la noticia
Marcelo Villfañe, ayer en el patio del Condestable. J.A. GOÑI
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA
Actualizada 25/06/2011 a las 00:04

Ayer fue la segunda ocasión en que el arquitecto argentino Marcelo Villafañe (Rosario, 1951) recalaba en Pamplona, después de 35 años, justo el tiempo en el que ha transcurrido toda su carrera. Desde 1976 no ha dejado de visitar España, ya que admira especialmente a los arquitectos de nuestro país. Villafañe no se mueve en el ámbito de la arquitectura espectacular, sino que se siente más cómodo en la pequeña escala. Gran parte de su obra son casas que se abren a la Pampa argentina.

¿Es difícil definir la arquitectura del siglo XXI?

Ahora se habla mucho de crisis, pero siempre ha habido momentos mejores y peores. Yo, como argentino, soy un experto en crisis. Y cuando uno está preparado, porque le ha tocado vivir una situación, no porque ha querido, ya no le asusta nada. Soy un pragmático, me he hecho solo.

¿Y cómo se refleja ese pragmatismo en su manera de entender la arquitectura?

A mí al principio me daba vergüenza que un edificio mío se notara demasiado o que alguien me comentase algo. En realidad, no me gusta hablar de mi arquitectura.

Entonces, ¿le gusta pasar desapercibido? No es algo muy común en su gremio.

Me parece bien que mis edificios sean valorados y resulten reconocibles, pero eso yo no lo promuevo. Y ahora mismo tampoco soy un estudioso, no leo sobre arquitectura ni lo que dicen otros arquitectos.

Pero a Pamplona viene a eso, a debatir con otros arquitectos.

Yo hablo de mi obra, y mi obra habla por mí.

Usted es artista plástico. ¿De qué manera le ha marcado en su creatividad como arquitecto?

A diferencia de la pintura, en la arquitectura hago lo que debo hacer. En general, yo me hago amigo de los clientes, porque trato de entenderlos. Yo no soy un arquitecto caprichoso. No voy a pensar que el edificio va a quedar mal si no le ponemos una ventana que yo diseñé.Lo que sí le pido a mi cliente o a mi interlocutor es que me dé un tiempo, porque lo más importante para mí es el anteproyecto. Y toda mi obra está pensada a pequeña escala, salvo un parque que estoy haciendo ahora en la costa central de Rosario.

¿Por eso se siente cómodo construyendo casas en medio del campo?

Sí, eso es lo que tenemos en Argentina: horizonte, pampa, planicie. He construido cien casas o más, treinta o cuarenta de ellas en Argentina, pero ninguna es lujosa. Son modestas, de presupuesto bajo.

¿Y qué retos plantea esa arquitectura doméstica, tan ligada a lo personal?

Yo me muevo como se movería la gente dentro de la casa y trato de provocar que la vista salga afuera. Es decir, la casa tiene que estar abierta al paisaje. Es todo lo contrario a un museo, que está cerrado. Tampoco me gustan los techos planos. Luego hay que estar pendiente de un montón de detalles pequeños que pueden ser muy interesantes, como las puertas o la escalera. Pero yo no hago las cosas por estética, sino por necesidad de algo concreto. Por ejemplo, a un amigo mío que era director de un club le solían escribir en el portón. Y entonces tuve que diseñar una chapa para que no le escribieran.

Entonces, ¿para usted la estética no es una prioridad?

No, porque además tendríamos que discutir qué es la belleza. A mí me han llegado a decir, delante de mí: "¡Qué porquería que es esta casa!". Pero no hay problema, porque es cuestión de gustos y para mí la estética no es una finalidad.

Y aquí en España, ¿qué arquitectos admira?

España es increíble, me encanta venir y la he visto crecer desde un año después de la muerte de Franco. Coderch para mí es increíble, y la casa Ugalde es de culto. Elías Torres, Martínez Lapeña... El más increíble es Miralles, hace maravillas.

MARCELO VILLAFAÑE ARQUITECTO



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE