Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LITERATURA

Elvira Lindo comparte un recorrido "aventurero y peregrino" por Nueva York

  • La escritora presenta su último libro, 'Lugares que no quiero compartir con nadie', en el que traza precisamente un recorrido "aventurero y peregrino" por la Gran Manzana

Elvira Lindo
Elvira Lindo
ARCHIVO
  • EFE.NUEVA YORK
Actualizada 26/01/2012 a las 18:17
La escritora española Elvira Lindo presenta este jueves en Nueva York su último libro, "Lugares que no quiero compartir con nadie", en el que traza precisamente un recorrido "aventurero y peregrino" por la Gran Manzana, una ciudad que le hizo "aprender a no dar la vida por supuesta".

Lindo explicó en una entrevista con Efe que el paradójico título del libro "encierra una verdad y una pequeña broma", ya que nunca pensó escribir sobre lugares "que no son reseñables" y con los que mantiene "una relación de índole más sentimental, de barrio", y que, por tanto, quería "guardar" para ella.

Sin embargo, la autora afincada desde hace años en Nueva York se animó finalmente a introducir al lector en los restaurantes, bares y otros rincones secretos que forman parte de su paisaje cotidiano en la Gran Manzana, al hilo de experiencias personales, en vez de hacer una guía turística al uso.

"Es cierto que los lectores que venían a Nueva York me pedían que les recomendara sitios y diciéndoles dos restaurantes quedaba bien, pero un día decidí romper ese silencio, no con una guía, sino con una especie de paseo aventurero, azaroso, peregrino", dijo sobre el libro, publicado en noviembre en España por Seix Barral.

Autora de otras novelas como "Una palabra tuya" (2005) o "Lo que me queda por vivir" (2010), Lindo reconoce que presentar su última obra en Nueva York le produce "mucha emoción" porque le permitirá "congregar a amigos que aparecen en el libro, a otros que no" y a gente que le ayudó a integrarse cuando llegó la ciudad.

Antes de la presentación en el Instituto Cervantes, la escritora confesó a Efe que le costó adaptarse a vivir en la ciudad, aunque siempre que vino como turista le pareció una urbe "muy abierta", lo cual ayuda a que los visitantes "se lo pasen tan bien y sientan que todo está a la vista, que no esconde ningún misterio".

Sin embargo, advirtió que se trata de una visión "muy de superficie" de la Gran Manzana ya que "ahondar en el alma de esta ciudad, conocerla, no es fácil, porque tiene reglas y formas de actuar que se diferencian de las de la cultura española".

Cuando le preguntan si se siente ya una neoyorquina más, la autora del popular personaje infantil Manolito Gafotas responde que una ciudad tan abierta le permite al mismo tiempo compaginar ser española, "que es algo que no se decide", con el apego que siente ahora "por lo neoyorquino".

Para hacerse una idea de cómo es en realidad Nueva York, Lindo dice que "hay que ver muchas películas" porque en ellas aparece reflejada de maneras "muy diferentes", desde la frívola de "Sexo en Nueva York" hasta la que aparece en "Ley y orden".

"Lo que no hay que hacer es quedarse con las películas que la embellecen continuamente, ya que aquí vive gente sufrida, a la que le cuesta mucho salir adelante", enfatizó la escritora.

"Hay tantos Nueva York como habitantes tiene", añadió Lindo (Cádiz, 1962), que recuerda que los literatos también han dado muchas visiones de la ciudad, una prueba de que "algo tiene".

En su caso, afirmó que ha sido "generosa" a la hora de poner su vida en el libro, y que se ha apartado de las guías, por lo que la obra no va destinada a la gente que va a pasar una semana.

"Pero sí es cierto que, a veces, esos lectores agradecen que cuente cosas el que vive todos los días, ya que es como que te dejen penetrar en una casa", reflexionó.

Lindo cuenta que trasladarse a Nueva York fue "una oportunidad" que no esperaba y que demuestra que "cuando ya tienes una vida instalada en tu ciudad, que piensas que va a ser así para siempre, las cosas pueden dar un vuelco inesperado, y la vida te coloca en un punto en el que de pronto tienes que aprender muchas cosas".

"Se produce entonces un movimiento neuronal, y tienes que someterte a cosas que desconoces como un niño, con una vulnerabilidad que te hace no dar tu vida por supuesta y mirar con más intensidad. Estar fuera me ha enseñado a ver las cosas desde otra perspectiva", concluyó.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE