Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LITERATURA

El Ártico, de la épica de los exploradores a centro de interés científico

Un glaciar del Polo Norte
Un glaciar del Polo Norte
ARCHIVO
  • EFE.BARCELONA
Actualizada 01/11/2011 a las 19:44
La "conquista" del Polo Norte fue mucho más difícil que la del Polo Sur, y los dos primeros exploradores que alegaron haber llegado a este punto, Robert Peary y Frederick Cook, en realidad nunca lo alcanzaron, según explica el periodista científico Toni Pou en un libro en donde relata un viaje al Ártico.

En el libro "On el dia dorm amb els ulls oberts" (Donde duerme el día con los ojos abiertos) (Empúries), premio Godó de Periodismo de Investigación y Reporterismo, Pou intercala sus experiencias a bordo del buque científico canadiense Amundsen durante el verano de 2008 con los épicos relatos de las primeras expediciones que se adentraron en el Círculo Polar Ártico.

Para quien no sea especialista en expediciones polares sorprende descubrir que las últimas investigaciones sobre Cook y Peary descartan que hubieran llegado al punto más septentrional de la Tierra, y que este último se habría quedado a unos 90 kilómetros de su objetivo.

En una entrevista, Pou explicó que el primero que vio el Polo Norte fue el noruego Roald Amundsen, aunque lo hizo desde un dirigible en 1926, 15 años después de haber conquistado el Polo Sur, y que los primeros que caminaron por él fueron los miembros de una expedición rusa que en 1948 llegaron al Polo Norte en avión.

Pou señaló que al ser el Polo Norte un mar helado, las expediciones son más complicadas, pues "se producen cambios, hay más grietas que se abren y todo es más dinámico".

De las expediciones organizadas en el siglo XIX , sobrecoge la tragedia de la encabezada por el británico John Franklin, que en 1845 partió desde Londres con dos buques y 128 hombres para hallar una ruta entre el Atlántico y el Pacífico por el Noroeste.

De los exploradores no se supo nada más hasta que en 1854 se hallaron en el norte del Canadá restos de cuerpos de expedicionarios con signos de canibalismo, y en 1859 se localizaron más cadáveres junto a un bote salvavidas cargado con 600 kilos de objetos inútiles para la supervivencia, como escritorios, alfombras o cubiertos de plata, lo que abrió un nuevo misterio sobre su comportamiento.

El enigma se mantuvo más de un siglo hasta que, en 1984, unos científicos canadienses analizaron los cuerpos, bien conservados por las bajas temperaturas, y descubrieron que tenían alta intoxicación de plomo, debido a que este metal se usaba para sellar las primeras latas de conserva, por lo que la expedición sucumbió ante una patología que debilita, irrita y desorienta del todo a los enfermos.

Pou ha sentido siempre fascinación por las historias de estas expediciones del siglo XIX, caracterizadas por "mucha épica y un cierto romanticismo, porque era gente que prácticamente sin medios iban a enfrentarse a unos elementos terribles, con temperaturas de más de 50 grados bajo cero, tormentas de nieve y unos vientos brutales".

A Pou no le preocupa que las aventuras de los exploradores relatadas en el libro pueda "ensombrecer" sus propias peripecias a bordo del Amundsen, al que accedió seleccionado por la Federación Mundial de Periodistas Científicos.

"Intento que los dos ámbitos generen interés; lo que pasa en el barco tiene relación con la investigación científica, y espero que esta parte de divulgación de la ciencia también se encuentre interesante", indicó el autor.

Así, Pou resaltó que el interés en estudiar el Ártico radica en que fenómenos como el cambio climático "se producen de forma más rápida y puede ser un indicador de tendencias que después se pueden observar a nivel mundial".


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE