Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Dudas existenciales y femeninas

  • Michelle Williams se debate entre dos hombres en "Take This Waltz" y Glenn Close busca su identidad perdida en "Albert Nobbs". Las historias de mujeres marcaron la tercera jornada en el festival donostiarra.

Imagen de la noticia
La actriz y directora Sarah Polley, ayer, en San Sebastián. REUTERS
  • DANIEL ROLDÁN . COLPISA. SAN SEBASTIÁN.
Actualizada 19/09/2011 a las 01:05

Las historias de dos mujeres, con sus dudas, anhelos y preocupaciones y su búsqueda de un futuro, mejor o peor, pero diferente al presente, marcaron la tercera jornada del Festival de San Sebastián. Dos películas, Take This Waltz de Sarah Polley y Albert Nobbs de Rodrigo García, recibidas con aplausos por el público y con escepticismo por la crítica.

La actriz y directora canadiense presenta a una mujer cuya vida transcurre de forma placentera. Tiene un marido que la quiere; pero en su vida aparece un vecino que empieza a plantearle dudas.

Polley juega con Margot, ya que no tiene motivos para romper con su marido e irse con el nuevo amante. "Plantea preguntas que son difíciles de hacer y cómo influyen al sexo y al afecto. La gente contesta de diferente manera a esta película", comentó la realizadora, que le puso ese nombre a la película porque escuchaba la famosa canción de Leonard Cohen cuando estaba escribiendo el guion. La directora considera que todo gira alrededor del vacío interior de cada persona, que hay que "rellenarlo con otra situación" cuando lo detectamos.

A la hora de plantear la película, la canadiense no tuvo ninguna duda para elegir a los actores. Polley también reconoce cierta influencia de Isabel Coixet.

Rodrigo García presentó junto a Glenn Close Albert Nobbs la tercera colaboración entre ambos tras Cosas que diría con solo mirarla y Nueve vidas. Con este proyecto, tanto el director como la actriz han dado un paso adelante. Close ha conseguido repetir el mismo papel que representó en los teatros de Nueva York hace dos décadas, el de la mujer que durante la época victoriana busca su propia identidad después de vivir treinta años como un hombre para poder trabajar.

Convencer al realizador colombiano tampoco fue tarea difícil. "Quería hacer este proyecto porque era un sueño de ella y además es una gran colaboradora. No haría una película en que mi actor es mi guionista, pero con Glenn sí", apuntó García.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE