Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

CRÍTICA DE CINE MIGUEL URABAYEN

Circo, amor y un elefante

  • HML Admin
Publicado el 11/05/2011 a las 01:04
L A primera película con un elefante como protagonista la realizó Walt Disney en 1941. Fue uno de los mejores largometrajes de dibujos animados, iniciados cuatro años antes. Si lo recuerdo ahora es porque el ambiente resulta muy parecido al de Agua para elefantes. En los dos casos hay un circo que ocupa un tren entero para sus continuos traslados. Por supuesto, existe una gran diferencia entre las dos obras porque la estrenada ahora es un drama sentimental con personajes humanos. Pero en ambas películas el elefante salva al circo.
Ante las escenas iniciales de la actual, la memoria del aficionado también puede recordar El mayor espectáculo del mundo realizada por Cecil B. DeMille en 1952, su penúltima obra. A ese título parece aludir la frase con la que en Agua para elefantes, el dueño del circo inicia cada una de sus sesiones. Y no puede ser casualidad que en ese comienzo veamos un plano de la serie de martillazos dados por el equipo de montaje de la gran carpa destinada a cubrir la pista y los espectadores. Aquel plano, tomado por DeMille desde arriba, mostraba los rápidos golpes que sujetaban al suelo los amarres. Aquí ha sido copiado en homenaje, según la frase habitual, a su ilustre precedente.
El protagonista, Jacob, es un joven norteamericano, de descendencia polaca, a punto de terminar sus estudios de veterinaria. Desorientado tras la muerte accidental de sus padres, por un azar entra a formar parte de un gran circo y cuando el dueño compra el elefante de un arruinado rival, Jacob será encargado de su cuidado. La época del argumento es 1931, en plena depresión económica. Y el argumento lo forma el relato de Jacob sobre su relación con el circo.
El drama surgirá del triángulo amoroso que se va formando entre Jacob, Marlena la estrella que monta al elefante y su marido August, dueño del circo. Este último tiene un carácter muy violento y cruel, disimulado por una aparente cordialidad. Que Jacob consiga hacer actuar en la pista a Rosie -así se llama el elefante- con Marlena como jinete, une a la pareja y les enfrenta a August.
Novela original
La película se basa en la novela del mismo título de Sara Gruen publicada en 2006, gran éxito en Estados Unidos y otros países. Gruen nació en Canada pero ha desarrollado su carrera de escritora en USA. Su amor por los animales se manifiesta en sus obras - las dos anteriores sobre caballos - y en su forma de vida. Ella y su familia (marido y tres hijos pequeños) tienen perros, gatos, un caballo y otros ejemplares diversos.
Quienes han leído Agua para elefantes hablan muy bien de ella por la diversidad de tipos y situaciones. También por la extensión del argumento que acompaña al protagonista hasta más allá de los noventa años. Esto explica que el guionista Richard LaGravenese (autor de los de Erin Brockovich y Los puentes de Madison, entre otros) presente al protagonista ya anciano, contando su vida. También que, después del drama, el final se prolongue con fotos fijas o breves escenas en blanco y negro. Está claro, no cabía toda la novela en una sola película.
Los productores no se han apoyado sólo en el éxito de la novela de Sara Gruen. Para más seguridad taquillera ofrecieron el papel de Jacob a Richard Pattinson, la estrella de la serie Crepúsculo, y el joven actor - según ha declarado -aceptó en el acto por la oportunidad de salir de su personaje de vampiro romántico. Así que todos contentos, Pattinson por escapar de su cárcel interpretativa y los productores muy satisfechos al asegurarse una buena parte del público adolescente femenino.
El trío y un secundario
Pero la ambición de estos últimos, lógicamente, era más amplia por lo que reforzaron el reparto con Reese Witherspoon, Oscar en 2006 a mejor actriz, y el austriaco Christoph Waltz, Oscar en 2010 a mejor actor secundario. Así consiguieron un trío principal con peso artístico y comercial.. La novedad para el aficionado es Waltz a quien vimos en su notable debut norteamericano de "Malditos bastardos". Su habilidad para sugerir una amenaza con palabras amistosas -que dió tanta fuerza al comienzo de aquella película- es aprovechada de nuevo en varias ocasiones y, en conjunto, sobresale sobre sus compañeros de reparto.
Otro actor interesante es Hal Holbroock que interviene al comienzo y al final como el protagonista Jacob ya anciano. Su rostro será familiar para numerosos aficionados no jóvenes por haberle visto en muchos papeles secundarios de los últimos años. Ha cumplido los 86 y desde que comenzó su carrera en 1954 ha intervenido en 123 obras de cine y televisión. Son famosas sus personificaciones en ambas pantallas como Mark Twain y el presidente Lincoln pero la única vez que ha sido seleccionado a un Oscar fue en 2008 por su trabajo de En tierras salvajes.
Como contraste a ese monumento cinematográfico se puede recordar que el director Francis Lawrence tiene 40 años y solo ha realizado hasta ahora dos películas, Constantine (2005) y Soy leyenda (2007, segunda versión). Ha llegado al cine después de ser un famoso realizador de videoclips musicales y su carrera actual parece asegurada al realizar un largometraje cada dos o tres años. Su trabajo en Agua para elefantes destaca por la recreación ambiental y buena fotografía de Rodrigo Prieto.
Un detalle que disuena del conjunto es la escena en la que el joven Jacob descubre que el elefante entiende sus instrucciones cuando se las da en polaco. Debemos suponer que su anterior cuidador era de esa nacionalidad porque la película no lo explica con la debida claridad.
EN RESUMEN: Un drama amoroso en un circo norteamericano de 1931, durante la gran crisis económica de aquel tiempo. Cuidada ambientación y un interesante trío interpretativo dominado por el actor austriaco Christoph Waltz.
AGUA PARA ELEFANTESTítulo original: Water for Elephants, USA, 2011. Duración: 2 horas. Director: Francis Lawrence. Guión: Richard LaGravenese. Fotografía: Rodrigo Prieto. Montaje: Alan Edward Bell. Música: James Newton Howard. Intérpretes principales: Robert Pattinson (Jacob), Hal Holbroock (Jacob anciano), Reese Witherspoon (Marlena), Christoph Waltz (August), Paul Schneider (Charlie).
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE