Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cerrojazo en el Chillida-Leku

Las autoridades vascas acusan de "deslealtad" a la familia Chillida, que da por fracasadas las negociaciones con las instituciones vascas para salvar al museo y anuncia el cierre definitivo.

  • COLPISA. MADRID
Publicado el 19/03/2011 a las 02:00
EL Chillida-Leku deja de ser un museo abierto al público. La familia Chillida da por fracasadas las negociaciones con las instituciones vascas para salvarlo. Los herederos del genial escultor donostiarra han anunciado el "cierre definitivo al público" del mítico espacio cultural en Hernani. Una decisión que causó sorpresa e indignación en las autoridades vascas implicadas en la gestión del museo, que acusaron de "deslealtad" a los herederos del escultor y de desbaratar año y medio de negociaciones "discretas y responsables".
El centenario caserío guipuzcoano que durante una década ha exhibido lo mejor del impagable legado de Eduardo Chillida (1924-2002 ) será a partir de ahora un centro para estudiosos de su obra, ya que recupera su carácter de colección privada. Se da así el cerrojazo definitivo al público de a pie, aunque la familia reitera que asumirá su responsabilidad en el mantenimiento del legado del universal artista vasco.
Mientras que familia asegura lamentar "más que nadie" no haber logrado un acuerdo "que permita la continuidad de este museo que tanto esfuerzo le ha supuesto y en el que ha invertido tanto trabajo e ilusión", tanto la consejería vasca de cultura como la diputación de Guipúzcoa les acusan de "deslealtad con las instituciones que trataban de mantener abierto el museo". La familia Chillida comunicó a los trabajadores del museo la extinción de sus contratos mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a la totalidad de la plantilla, una veintena de trabajadores con sus empleos en suspenso desde el 31 diciembre, cuando se cerró provisionalmente el museo. La familia lamenta que la administración vasca le hiciera saber que "no asumirían ningún compromiso con el actual personal del museo". Precisó la familia que las obras del escultor se mantendrán en la campa de Zabalaga, "donde podrán ser analizadas por estudiosos", pero quedará vedado el acceso del público. Asegura que "el mantenimiento de la colección privada como espacio abierto al público es inviable pro su déficit recurrente". Un déficit que solo en 2010 superó los 600.000 euros, cantidad que los Chillida "tuvieron que aportar individualmente". El comunicado de la familia asegura que las instituciones hasta ahora implicadas en la gestión del Chilkida-Leku no están en condiciones de garantizar las condiciones que en su día exigió el escultor donostiarra, y que se reflejaban en el acuerdo suscrito en 2009 por el Gobierno Vasco, la Diputación de Guipúzcoa y la familia. El compromiso se basaba en tres condiciones "muy claras" de acuerdo con la voluntad del propio artista: "la unidad permanente de la colección en los actuales terrenos y con su configuración"; el "carácter monográfico del museo" y el derecho de veto a la familia del escultor "en lo que afecte a la salvaguarda de la obra y la imagen de Chillida". Los herederos del escultor a afirman que "las instituciones han cuestionado el carácter monográfico" del museo, lo que a su juicio supone traicionar "una de las bases fundamentales del mismo".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE